Convivir con el alzheimer
La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Bizkaia ofrece ayuda personalizada
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
“Yo pensaba que para ser solidaria tenía que irme de Bilbao, pero hay mucho que hacer en casa”
Teresa Maura/ Foto: MItxel Atrio

Me llamo Teresa Maura, soy médico de atención primaria, y tengo que reconocer que durante mucho tiempo siempre pensé que para ser solidaria debía de irme de Bilbao, mi ciudad, y colaborar en un país lejano. Pero unos colegas me convencieron que también había mucho que hacer en casa. Así que hace doce años pusimos en marcha la consulta para inmigrantes de la ONG Médicos del Mundo. Entonces, muchos extranjeros recién llegados carecían de acceso a la salud pública porque para obtener la tarjeta sanitaria se precisaba el permiso de residencia.

Yo trabajaba por la mañana y por las tardes, de lunes a viernes, formaba parte de un equipo en el que realizábamos turnos para atender. Contactamos con enfermeras, trabajadores sociales y especialistas de todo tipo, incluso, psiquiatras, porque detectamos muchos problemas de desarraigo y adaptación, lo que se traducía en crisis de ansiedad e insomnio. También se adhirió la Escuela de Odontología de la Universidad del País Vasco, por ejemplo.

Aunque había tenido algún contacto profesional, la verdad es que esta experiencia me sirvió para conocer otra realidad. Además de los problemas sanitarios, nos dimos cuenta de que también tenían mucha necesidad de reunirse. Poco después, los domingos, creamos talleres sobre derechos humanos, para conocer el entorno o realizar trámites burocráticos, y establecimos contactos y redes con otras organizaciones.

El derecho a la sanidad es para todos, como la educación.
Empleamos mucho tiempo y todos éramos, y seguimos siendo, voluntarios. Yo volvía encantada a casa por la satisfacción del contacto directo con la gente, de haber echado una mano a quien lo necesitaba. Creo que tenemos mucha suerte por haber nacido aquí y que nos debemos los unos a los otros. El derecho a la sanidad es para todos, como la educación.

Además,  ellos, los beneficiarios, te lo agradecen y participan, quieren contar su experiencia y ayudar a otros. Nos daban información sobre sus problemas y así detectábamos los cuellos de botella en la atención sanitaria. La solidaridad se contagia y engancha porque lo que recibes es mucho más de lo que das. Tú ofreces experiencia y tiempo y recibes un cariño incondicional. Entre otros, nos han echado una mano una doctora colombiana y otro chino, y un árabe que estudia Medicina y nos presta sus servicios como traductor.

Por cierto, aunque nos llamamos Médicos del Mundo, los sanitarios no somos mayoría en la asociación. Aquí hay de todo, incluso periodistas, y profesionales de la salud que no quieren ejercer como tales. También muchas áreas de intervención y la más reciente es un grupo que aborda el problema de la prostitución y la trata de personas con fines de explotación sexual. Y siempre trabajamos con otros grupos afines en sus propósitos porque, como todos sabemos, la unión hace la fuerza.


Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

Envíanos tu experiencia
¿Has vivido alguna experiencia que te haya cambiado la vida o la forma de pensar y te gustaría compartirla?
Comprar
WOP - Walk On Project
WOP-Walk On Project

WOP-Walk On Project

Descubre cómo surge este proyecto solidario y sus logros.
¿Quieres abrir un blog?
Si quieres abrir un blog y sumarte a nuestra comunidad...
Entrar
Diarios Personales
Premios Alma Soldiaria 2010

Premios Alma Soldiaria 2010

Reconocimientos para las iniciativas presentadas por el Hospital San Juan de Dios, la empresa Goilurra y las fundaciones Argia, Gizakia y Peñascal.
Vocento

Creacion paginas web