SEGUNDA EDICIÓN

Se pone en marcha la segunda edición de esta iniciativa puesta en marcha por El Correo, patrocinada por el Gobierno vasco y apoyada por Eudel y BBk
16 de Febrero de 2009
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
'Alma Solidaria' busca nuevos proyectos
Una monitora de la asociación trabaja en la promoción socioeducativa de un grupo de niños en el barrio donostiarra de Altza. / JOSE USOZ
La atención a la población extranjera en su proceso de integración social, la reincorporación de las personas en situación de exclusión o la prestación de servicios y recursos a individuos afectados por discapacidades físicas o psíquicas son algunas de las áreas susceptibles de resultar beneficiadas.

GERARDO ELORRIAGA/ El Correo  pone en marcha la segunda edición de 'País Vasco. Un alma solidaria', programa de ayudas económicas que pretende apoyar la realización de proyectos de carácter social por entidades locales sin ánimo de lucro. La atención a la población extranjera en su proceso de integración social, la reincorporación de las personas en situación de exclusión o la prestación de servicios y recursos a individuos afectados por discapacidades físicas o psíquicas son algunas de las áreas susceptibles de resultar beneficiadas. La iniciativa, que repartirá 100.000 euros entre un máximo de cinco propuestas, cuenta con el patrocinio de la consejería de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno vasco y la colaboración de la Bilbao Bizkaia Kutxa y la Asociación de Municipios Vascos-Eudel.
Cinco entidades se beneficiaron de esta iniciativa en 2008. La Comisión Antisida de Bizkaia, Cáritas Diocesana de Bilbao, Bidesari, Berpiztu Elkartea y la asociación ayalesa de familiares y personas con enfermedad mental Asasam.
Una de las tareas de la Comisión Antisida de Bizkaia, el apoyo sociosanitario a inmigrantes, fue la escogida el pasado año. «Trabajamos fundamentalmente en el área de la prevención, pero no puedes dirigirte a este colectivo simplemente mediante consejos y preservativos, antes hay que plantear otro tipo de necesidades», señala Marta Pastor, presidenta de esta entidad. En sus primeros contactos establecen las necesidades básicas del individuo, desde la comida al alojamiento, y asesoran sobre el sistema social y los servicios de Osakidetza. «Queremos que la acogida sea lo menos brusca posible para evitar procesos de exclusión mayor». Además de informar, llevan a cabo el acompañamiento. «Cuando una persona se encuentra en una situación de exclusión, su salud pasa a segundo plano y ni se cuida ni protege en sus relaciones sexuales».
El premio ha servido para reforzar el personal destinado a este quehacer, fundamento de su éxito. La Comisión Antisida forma agentes de salud entre los propios usuarios. «Es difícil que un subsahariano entienda, por ejemplo, a un médico joven vestido con una bata blanca en un idioma que desconoce», advierte. Estos nuevos colaboradores se convierten en referentes en su comunidad que acuden a locutorios, mezquitas e iglesias o abordan a los suyos en la calle. En cualquier caso, la intervención es mixta, y también cuentan con personal local.
En el caso de la Asociación Bidesari de Pastoral Penitenciaria de Bilbao, la aportación económica resultó decisiva. «El trabajo dentro de prisión suele carecer de subvenciones», confiesa Guillermo Ayuso, su director, aunque señala que la promoción obtenida resulta, aún, más atractiva. EL CORREO divulgó, además, la labor realizada por cada grupo en un suplemento especial. «Nos pone a todos en primera línea porque ha conseguido gran difusión», agradece. «La opinión pública visualiza tu trabajo y se da cuenta de que esta labor de inserción que llevamos a cabo nada tiene que ver con la visión del penal como un mundo oscuro sin esperanza».
La propuesta merecedora del galardón alude a ese trabajo para la reinserción de presos, vinculado a su abandono de toxicomanías. Se trata de un itinerario complejo que se inicia en la cárcel a partir de su inclusión en grupos de responsabilización, la participación en salidas puntuales y la concesión del permiso para seguir un tratamiento fuera del penal. A lo largo del 2008, 110 reclusos pasaron por sus encuentros semanales en las cárceles de Basauri y Nanclares de Oca, y quince consiguieron acceder a la última fase. «Lo consideramos un éxito porque las situaciones personales nunca son fáciles».
Nuevos contratos
La ampliación del equipo humano es uno de los objetivos de Bidesari para 2009. «Estamos buscando estabilidad económica para que se mantenga en el tiempo». Esas nuevas incorporaciones incluyen personal profesional y voluntario. «Pero no entendido como mano de obra barata, sino como agentes de cambio a los que dedicamos tiempo y esfuerzo ya que son unas figuras muy interesantes y valoradas por los beneficiarios».
La creatividad e innovación es uno de los criterios empleados para adjudicar los premios de 'País Vasco. Un alma solidaria'. A ese respecto, cabe destacar el programa '¿Te atreves?', impulsado por el centro de día Egunon Etxea , perteneciente a Cáritas Diocesana de Bilbao. Con el fin de acercar la integración de personas mayores en riesgo de exclusión, la institución ha creado un taller de ordenadores destinado a generar beneficios psicoestimulativos y acercar las nuevas tecnologías a la Tercera Edad.
Lorena Martínez es una de las educadoras que intenta vencer sus reticencias al ratón o el temor inicial antes el procesador de textos. Los ancianos que frecuentan el lugar provienen de ambientes de marginación y necesitan una referencia para todos los ámbitos de su vida, desde los imprescindibles como la alimentación, la higiene o el control de la medicación correspondiente, hasta los que pretenden arraigarlos con su entorno. «No son sin techo, sino sin hogar», precisa Y explica que, en los locales de la institución leen la prensa, escriben artículos sobre aquellos temas que les interesan, comparten sus reflexiones y elaboran un periódico.
Aunque algunos de los nuevos cibernautas han vivido en condiciones muy precarias, no se han desconectado de su realidad. «Tienen muchas antenas para captar lo que ocurre alrededor», afirma.
Las organizaciones que aspiren a las ayudas de 'País Vasco. Un alma solidaria' también han de garantizar la disponibilidad de medios para realizar su proyecto. La demanda de Asasam, la asociación ayalesa de familiares y enfermos psíquicos, estaba relacionada con el mantenimiento de un centro ocupacional para sus miembros destinado a fomentar tanto el desarrollo personal como social.
Según explica Aitor Arbaiza, su responsable, la ayuda económica ha permitido la contratación de dos psicólogas y un educador. Este tipo de apoyo resulta esencial tanto para aquellos que siguen el taller propio como a los quince que ejercen un oficio en empresas normalizadas. «Cada usuario es una historia, una apuesta en la lucha por un derecho, el del trabajo, y vivir dependientes de otros en la menor medida». En su balance del pasado año, destaca la incidencia en el sector de la crisis económica. «Una de nuestras amenazas es que caminos recorridos en estabilidad emocional, conductas de trabajo y sueños de una pequeña esperanza se vuelvan contra nosotros».
El área de actuación de la iniciativa de EL CORREO incluye toda la Comunidad Autónoma. En 2008, tres de las entidades seleccionadas fueron vizcaínas, una alavesa y otra guipuzcoana. La integración de los inmigrantes que viven en el barrio donostiarra de Altza es el propósito de Berpiztu Elkartea. A través de Elkar Bizi, esta asociación impulsa un espacio intercultural en el que fomentar la convivencia entre niños y jóvenes autóctonos y foráneos, además de prestar apoyo escolar y lingüístico en euskera y realizar actividades lúdicas. Para Leire Kalzada, gestora del proyecto, la concesión del premio ha infundido tranquilidad. «Sin ese dinero no podríamos haberlo llevado a cabo».
En el último año, la asociación ha diversificado sus prestaciones. Realiza tareas de orientación laboral dirigidas a muchachos que no han finalizado la ESO o han incurrido en el fracaso escolar, y ha comenzado labores de reparto de alimentos entre familias necesitadas. Albergan la intención de abrir un locutorio que sea un punto de encuentro para toda la población.



Vocento

Creacion paginas web