Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

Efectos de la Crisis en Euskadi

Las solicitudes a Cáritas y a los Bancos de Alimentos de familias en aprietos suben un 40%
16 de Marzo de 2009
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Las peticiones de ayuda se disparan en Cáritas
Banco de alimentos de Vizcaya en Basauri
ISABEL URRUTIA/ El teléfono no deja de sonar. Es gente preocupada. Mucho. Tanto en Cáritas como en los Bancos de Alimentos del País Vasco, han notado un aumento espectacular de llamadas. «Nos piden asesoramiento para superar el bache. Como es lógico, las demandas más habituales son dinero y trabajo», reconoce Carmelo Corada, responsable de comunicación de Cáritas-Vizcaya. Dinero y trabajo, la fórmula mágica para salir adelante. Todo lo demás viene después, ya sea vivienda, ropa, cursos de formación o el apoyo moral de los trabajadores sociales.

En 2008, Cáritas atendió a más de 32.000 personas en toda Euskadi y calcula que el número de solicitudes de ayuda económica ha subido más del 40%. Los Bancos de Alimentos también se han aplicado a fondo: aprecian un incremento de la demanda cercano al 30% y, el año pasado, distribuyeron más de 3.630 toneladas de comida entre unos 36.300 necesitados.

No sólo los pobres de solemnidad acuden a estas instituciones. De modo que, antes que nada, ¿qué define a un indigente? En Euskadi, la tasa de pobreza ronda el 10,3%, según el VI Informe Foessa sobre Exclusión y Desarrollo Social en España 2008. Es decir, unas 222.000 personas malviven con menos de 6.895 euros al año. Es la segunda tasa más baja a nivel nacional; sólo Navarra se encuentra mejor, con un 9,8%. Las que ostentan los peores resultados son Extremadura (39%), Ceuta (37,6%) y Castilla-La Mancha (29,4%). Dicen los expertos que, en diez años de bonanza económica, apenas se ha avanzado en la lucha contra la desigualdad en España. Y en la actualidad, con más razón, el panorama no invita al optimismo. Tampoco en el País Vasco.

«Ahora llama mucha gente de aquí. Antes, sobre todo, eran extranjeros», revela Nicolás Palacios, presidente del Banco de Alimentos de Vizcaya. La función de esta entidad, como las otras dos que hay en Vitoria y San Sebastián, consiste en adjudicar los excedentes de las empresas alimentarias a organismos de carácter benéfico. El año pasado, asignó 2.240 toneladas, doscientas más que en 2007; sus beneficiarios son unas 22.000 personas. A este ritmo, ¿cuáles serán las cifras en 2010? De entrada, a nadie se le escapa que la crisis está zarandeando a las familias en situación de riesgo, tanto inmigrantes como vascos; gente que nunca llega a fin de mes, pero que solía remontar a costa de sacrificios y trabajos precarios. Ahora, la crisis les corta las alas. Ya no pueden ganarse la vida.
El futuro se avecina cargado de nubarrones: la prestación de desempleo no es eterna, las facturas se acumulan y el endeudamiento de los hogares se dispara. Un agobio que también afecta a quienes no solían tener demasiadas dificultades para cubrir sus necesidades básicas. A estas alturas, se habla incluso de 'excluidos con dinero', parados que disponían de ingresos medio-bajos y ahora no pueden afrontar los gastos de la hipoteca, el alquiler o la luz. Los economistas más animosos anuncian una remontada de la crisis en 2010 y los pesimistas no la vislumbran hasta 2012. ¿Cómo salir adelante hasta entonces? ¿Ya garantizarán las administraciones una vida digna a todos los ciudadanos?

Queda la pregunta en el aire. Sólo está claro que la función de Cáritas no es la asistencia pura y dura, sino la intervención social. «No se trata de dar peces sino de enseñar a pescar. Si cobran la renta básica (entre 640 ó 910 euros, según el número de miembros de la unidad familiar), nosotros no les podemos dar dinero. Le ayudamos de otra manera, bien sea remitiéndolo a un centro de formación, a un curso de economía doméstica...», explica Carmelo Corada, de Cáritas-Vizcaya. Estas últimas medidas son claves en la reincorporación al mercado laboral. En Álava, por ejemplo, han elevado la partida de apoyo económico a 525.000 euros, pero también han reforzado la oferta de formación que facilita el salto al empleo. «Ofrecemos talleres, colaboraciones en empresas, trabajos en la red de reutilización de ropa...», enumera Ramón Ibeas, secretario general de Cáritas en Vitoria.

Los esfuerzos se redoblan para sacar adelante nuevos proyectos y «hacer un llamamiento a la solidaridad y la esperanza». Y, como siempre, se abren las puertas de par en par a quienes no reciben regularmente ni la renta básica. En 2008, Cáritas-Vizcaya recibió más de 2.470 solicitudes de ayuda económica y se calcula que repartió 1.500.000 euros. Son cifras que irán en ascenso. No hay más que ver que, en enero, las peticiones superaron las 510 mientras que en 2008 se quedaron en 385. Un aumento que, pese a todo, no amilana a esta organización. De cara a este año, ha lanzado el Plan de Actuación 2009, que implica una inversión superior a los dos millones de euros. Entre sus objetivos, destacan la gestión de un pequeño parque de viviendas en alquiler, becas educativas, la creación de 50 puestos de trabajo temporales, fomento de obras en pisos...

Movilizan todos sus recursos para responder a las necesidades. Después de cribar rigurosamente las solicitudes, pues ahora más que nunca hay que prevenir abusos. Heraclio Palomino, presidente del Banco de Alimentos de Álava, advierte que «alguna gente pierde la cabeza porque le da miedo el futuro». Un ejemplo: no falta quien, con un sueldo de 2.100 euros, se siente incapaz de pagar el alquiler en el barrio vitoriano de Salburua -«una vivienda libre en una zona muy bonita»- y pretende ahorrarse la cena gracias al Banco de Alimentos.

«Aquello es un caso extremo, de acuerdo. Pero, ojo, sí que hay personas que se apuntan en las listas de las instituciones sociales y están cobrando prestaciones de desempleo. Ven llegar el toro y quieren curarse en salud. Entre nuestros beneficiarios, habrá un 10% sin necesidad acuciante». Palomino fue contable y no se le escapa nada. Por eso se desespera a la vista de lo que le viene encima. «En 2008, repartimos cerca de 800.000 kilos entre unas 5.000 personas. ¡Menos mal que los centros comerciales están respondiendo! Seguimos al pie del cañón pero, la verdad, estamos desbordados desde noviembre».

Voluntarios

La solidaridad de las empresas, con todo, a veces se resiente. «Normal. Si no les rinde el negocio, dan menos. Por otra parte, hay que decir que estamos recibiendo bastantes llamadas de particulares que nos quieren ayudar. Bien sea aportando comida o como voluntarios. Esto es algo que conviene subrayar», admite Nicolás Palacios, presidente del Banco de Alimentos de Vizcaya. Esa misma reflexión se hacen en Cáritas-Guipúzcoa, donde los donativos se han mantenido estables, destaca José Emilio Lafuente, secretario general de Cáritas en San Sebastián. Y hacen votos para que esa tendencia se mantenga.

El coste sólo en atención primaria de Cáritas-Guipúzcoa (primera acogida, servicio a los extranjeros y departamento de gitanos) aumentó en 2008 cerca de un 30%; por lo que ya intuyen, a la espera de los balances definitivos, que el gasto total de la entidad diocesana se ha incrementado notablemente. «En ámbitos como los comedores sociales o atención al inmigrante estamos al límite de nuestras posibilidades», confiesa José Emilio Lafuente.

Es la tónica general. Se trabaja a destajo para lidiar con la situación y tener todo bajo control. Aunque, como concluye Carmelo Corada, de Cáritas-Vizcaya: «A todos nos debería preocupar el futuro, cuando las prestaciones de desempleo se agoten y los afectados comiencen a cobrar la renta básica. Las familias lo tendrán difícil para pagar los recibos habituales de luz, gas, hipoteca, teléfono...».



Más noticias sobre…

Ayudas, Banco de Alimentos, Cáritas



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web