Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

EMIGRACIÓN - ETORKINEKIN BAT

Hady Diallo y Mamadou Moustapha Nbom aprendieron informática en los talleres formativos puestos en marcha por la asociación Etorkinekin bat. Hoy son ellos quienes enseñan a otros extranjeros sin recursos con el apoyo de BBK
16 de Marzo de 2009
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El acceso a las nuevas tecnologías es también una herramienta de inclusión social
Una de las clases en el taller de informática/ Foto: Mitxel Atrio

GERARDO ELORRIAGA/  Cuando Hady Diallo y Mamadou Moustapha Nbom comenzaron los cursos que ofrece Etorkinekin bat no podían imaginar que, en muy poco tiempo, pasarían de alumnos a profesores. Estos dos jóvenes senegaleses aprovecharon la oportunidad de participar en los talleres sociolaborales que ofrece esta asociación en Bilbao y acudieron al que se impartía en torno a la ofimática. Antes de acabarlo, ya asesoraban a sus compañeros más rezagados. Hoy, el primero imparte clases en el centro y el segundo está encargado de actualizar la web de la entidad, un proyecto que ha contado con el  apoyo de BBK, y colabora como monitor voluntario.

Para los inmigrantes, el acceso a las nuevas tecnologías es otra herramienta de inclusión social. La creación de un correo electrónico ocupa las primeras clases de este centro, radicado en Bilbao la Vieja. Posteriormente, se difunden nociones sobre tratamiento de textos, muy útil para presentar un currículum, además de nociones de los programas Excel y PowerPoint.

Cuando estaba aprendiendo los rudimentos de la ofimática, Hady alternaba la asistencia al aula con la dedicación al comercio ambulante, ocupación habitual de su comunidad. El abandonó Dakar tras finalizar sus estudios medios. Tras recalar en Francia, fue acogido por sus compatriotas en Bilbao. “Te tratan como a un hermano y no te engañan, te dicen lo que hay”, asegura y cuenta que, durante el primer mes, le explicaron cómo moverse por la ciudad y los trámites que debía cumplir. “Te acogen sin que, durante ese periodo, tengas que pagar el alquiler o la comida”.

El joven profesor reconoce que no resulta fácil enseñar el lenguaje informático, tan técnico, a extranjeros que, a menudo, dominan el castellano. “Necesitas mucha paciencia”, alega y confiesa que su dominio de tres idiomas de su tierra natal y el francés le ha permitido sortear obstáculos para hacerse entender a alumnos de muy diversa procedencia. El también ha aprendido de esta experiencia. “Que somos todos muy distintos por nuestra cultura y la manera de pensar”.

"Cuánto más sepas mejor"
Actualmente compatibiliza el magisterio con su trabajo en una fábrica. “Nuestro caso excepcional porque la gente viene a Europa tras dejar su familia y no piensa en aprender, pero yo creo que cuanto más sepas, es mejor”, recomienda Hady. Aunque integrado en la comunidad local, defiende con vehemencia que su futuro está en Senegal. “No sé a qué me dedicaré, pero lo que tengo claro es que no quiero que mis hijos pasen por lo que he pasado yo”.

El messenger, más barato
No ha roto con su familia y siempre que puede envía algún dinero. “Si aquí estamos en crisis, allí están muertos”, advierte y explica que suele quedar con su hermano a una hora determinada y hablar a través del Messenger. “Es más barato que una llamada telefónica”.

El caso de Mamadou es aún más duro. El llegó a España en patera y también sueña con volver a África, quizás para abrir un locutorio y dar clases. Antes de pasar por Etorkinekin bat contactó con Lan Ekintza y aún sigue formándose. “Quiero conseguir el título de técnico superior”, señala. Actualmente compatibiliza su trabajo con el estudio informática en academias. “A mí un día sin hacer nada me vuelve loco”.

Tampoco su políglota compañero ha perdido el tiempo. En su país natal estudió nuestro idioma. “Sabía leer, pero entender me costaba”, recuerda. Hoy se expresa con fluidez y cuenta su particular técnica. “Estuve en un centro para la educación de adultos y luego, cuando iba a la venta, apuntaba las palabras que desconocía y las miraba después en el diccionario, alquilaba películas, leía los periódicos. Así hasta que un día te despiertas y… ‘¡hablas castellano!”.

Etorkinekin bat
Los usuarios de Etorkinekin bat son individuos extracomunitarios, generalmente de origen latinoamericano y subsahariano. Además del programa de formación, entre otros servicios,  disponen de un servicio de orientación laboral, formativa y jurídica, y los sábados, un punto de encuentro con vídeo-fórum y salidas culturales.  Creada en 1996, la agrupación busca la integración de la población foránea proporcionando recursos laborales. Más información en www.etorkinekinbat.org


Más noticias sobre…

Emigración, Voluntariado



Vocento

Creacion paginas web