DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

La agencia de Naciones Unidas para la protección de la infancia alerta sobre la escasez de trabajadores sanitarios
06 de Abril de 2009
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Hoy, Día Mundial de la Salud, Unicef denuncia la muerte anual de medio millón de mujeres como consecuencia de complicaciones derivadas del embarazo y el parto. En su informe ‘Estado Mundial de la Infancia’ precisa que tres cuartas partes de estas defunciones tienen lugar durante el alumbramiento o el periodo posparto inmediato. Según la agencia de Naciones Unidas, la existencia de personal cualificado, tanto matronas como especialistas médicos, evitaría un buen número de estos fallecimientos. La entidad también indica que en los países subdesarrollados una de cada tres mujeres encintas no recibe ninguna atención prenatal cuando las autoridades médicas recomiendan un mínimo de cuatro visitas durante la gestación.

El lema de la celebración de este año es la importancia fundamental de la atención de la salud en situaciones de emergencia, coyunturas que afectan sobremanera a las condiciones de vida de mujeres, niños y ancianos. Aunque enfermedades como el sarampión, el paludismo, las diarreas o las infecciones agudas  también se hallan presentes en condiciones normales, la falta de alimento y la reducción del acceso a sistemas sanitarios ya de por sí precarios genera catástrofes a corto plazo si no media la ayuda humanitaria internacional.

África subsahariana, la peor

La migración a gran escala, el SIDA y los conflictos armados son algunos de los factores que influyen en los elevados porcentajes de mortalidad y morbilidad materna y neonatal. La situación resulta especialmente grave en África subsahariana. En la región sudanesa de Darfur, las organizaciones humanitarias calculan que la mortandad general supera el 2,9% por cada 10.000 habitantes, una tasa seis veces superior a la media africana, ya de por sí la más elevada del mundo.

La misma institución asegura que para cumplir el Objetivo de Desarrollo del Milenio que reclama una atención del 73% de los nacimientos se requerirían 334.000 trabajadores cualificados. La demanda de profesionales desde países del Norte como Gran Bretaña, Canadá o Australia también impide que algunos países puedan autoabastecer sus estructuras sanitarias.

En varios países la situación es dramática, con especial incidencia en Congo, Somalia o Zimbabue. Antes de la última epidemia de cólera sufrida por el país austral, y saldada con la muerte de 4.000 personas, tan sólo permanecía activa una tercera parte de su contingente sanitario. La ruina del Estado y la hiperinflación ya había provocado la salida masiva de sus profesionales y el desabastecimiento incluso de los grandes hospitales.
Más noticias sobre…

Día Mundial de la Salud, Infancia, SIDA



Vocento

Creacion paginas web