III Congreso internacional sobre domótica, robótica y teleasistencia

El 20% de los europeos tiene algún tipo de discapacidad
21 de Mayo de 2009
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El diseño de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) y de las nuevas tecnologías debe incluir a las personas en situación de dependencia. Esta fue la principal idea de la inauguración del III Congreso Internacional sobre Domótica, Robótica y Teleasistencia que se celebra en Barcelona hasta el próximo viernes.

En este sentido el director general de la Fundación ONCE, Luis Crespo señaló que las nuevas tecnologías y las TIC “son un elemento de integración real en la sociedad española para las personas con discapacidad. Éstas no deben ser excluyentes ni discriminatorias”, añadió.

Crespo indicó que el 20% de la población en toda Europa tiene una discapacidad y por ello, hay que impulsar “la accesibilidad universal y el diseño para todos en productos y servicios como una ventaja competitiva innegable que permite acceder a una serie de clientes potenciales que no se deben discriminar”. “Sino hay estandarización en producción de bienes y servicios al alcance de todos hay exclusión”, puntualizó.

En la misma línea se expresó la presidenta delegada del Área de Bienestar Social de la Diputación de Barcelona, Montserrat Ballarín, quien dijo que las TIC pueden favorecer la participación social de las personas en situación de dependencia. “No deben generar desigualdades sino que tienen que conseguir mejoras para todos”, indicó.

Por ello comentó que este Congreso tiene un “valor universal” ya que el objetivo “es que las TIC lleguen a todos y especialmente a las personas dependientes”. “Las tecnologías de la información son una fuente de oportunidades pero también de determinados riesgos sociales”, indicó.

Ballarín explicó los distintos avances que la Diputación ha puesto en marcha dentro de la ciudad de Barcelona, como el servicio de teleasistencia que llega a 43.000 personas mayores y con discapacidad. También se refirió que la instalación de GPS para personas con demencia o los servicios de videoasistencia.

Por su parte el director general de Red.es, Sebastián Muriel dijo que el impulso de la sociedad en red “es una oportunidad para avanzar en la cohesión social y extender a todas las personas las nuevas tecnologías, al margen de ser o no dependiente”.

En este sentido dijo que España es la cuarta comunidad internauta de Europa, con más de 1.140.000 dominios .es, y se sitúa en posiciones de vanguardia en áreas como el DNI electrónico. “Hay más de nueve millones de personas con certificado digital en su DNI”, añadió.

Muriel explicó que dentro del Plan Avanza II se está trabajando “en la inclusión efectiva de las personas en situación de dependencia, diseñando productos y nuevas tecnologías que se dirigen a este segmento, sin excluir a nadie”.

En los mismos términos se expresó la delegada territorial de la ONCE en Cataluña, Teresa Palahí, señaló que a nadie se le escapa la importancia que las TIC tienen para las personas con discapacidad. Así, explicó que el objetivo del congreso es “conocer los avances tecnológicos que permiten aportar una mayor independencia a las personas con discapacidades funcionales, en definitiva, tecnología para todos”.
 
En este sentido dijo que cuando se diseñan los productos y servicios “se debe tener en cuenta a la diversidad humana”, porque las tecnologías “nos pueden catapultar hacia la normalización o pueden ser una herramienta de exclusión muy importante”. Por ello, apostó por el trabajo conjunto para “avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria”.

En su conferencia, el responsable de Tecnología Accesible e I+D de la Fundación ONCE, Enrique Varela también explicó que las personas con discapacidad son potenciales receptores y emisores de información, por lo que señaló que es preciso tratar de diseñar “pensando en todos, sin ser una barrera que disminuya el derecho de acceder a la sociedad de la información”.

Así, apostó por realizar desarrollos específicos en el diseño para todos, “fomentando  la inclusión y sin que falte la cobertura legal”. “Para las personas con discapacidad, la tecnología va a propiciar la diferencia entre ser o no ser independientes”, añadió.

Conferencia inaugural

Por su parte, el Profesor de la Universidad Paul Verlaine Metz de Francia, Alain Prouski, basó su conferencia en la idea de diseñar “para todos”. “Sólo el 10% de los pacientes que reciben una silla de ruedas encuentran imposible utilizarla en su vida cotidiana”. Asimismo, Prouski aseguró que “entre el 18 y el 20% de las personas que utilizan una silla de ruedas prefieren una silla manual y no eléctrica”.

“Hay que diseñar un sistema que pueda encajar, de la mejor manera posible, las características de la silla de ruedas con las necesidades de la persona” porque es importante que haya “cooperación entre el ser humano y la máquina que responda a la aceptabilidad del sistema de robótica”. Este sistema debe ayudar al usuario en estas demandas, “aunque no debe realizar la tarea”, apuntó.

En ese sentido, Prouski, experto en la aplicación de tecnologías para personas con discapacidad, aseguró que la parte robótica de la silla de ruedas es “una continuación de lo que desea hacer una persona”.

Más noticias sobre…

Discapacidad



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web