Asociaciones y apoyo familiar

AFA Bizkaia proporciona ayuda psicológica y tiempo libre a los cuidadores de enfermos de alzheimer. Un respiro para poder seguir
11 de Junio de 2009
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cuando se diagnostica la enfermedad de Alzheimer, todos los familiares del afectado han de pasar por una difícil etapa de duelo, proceso que resulta aún más duro para su cuidador principal. “A menudo, se trata del cónyuge, quien debe asumir, de repente, todos los roles distribuidos en la pareja y sin que haya ocurrido un accidente, algo que explique este cambio radical”, explica Tania Gutiérrez, pedagoga de la Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer de Bizkaia (AFA-Bizkaia).

Citas personalizadas
La entidad organiza citas personalizadas para los allegados que solicitan ayuda. Los encuentros se llevan a cabo sin la presencia del afectado. “Porque no se le revela en las fases iniciales”, indica y apunta que en esta primera cita se explican las características del mal y su evolución, las ayudas institucionales y las que prestan en la organización. Aquellos que quieran sumarse han de abonar tan sólo una cuota anual de 23 euros anuales, lo que permite una comunicación regular que incluye el anuncio de todas sus prestaciones.

Entre los servicios de AFA-Bizkaia destaca la ayuda psicológica. Además de la atención profesional, se forman grupos de apoyo con reuniones quincenales que tienen lugar en Ermua y Bilbao. “Es difícil hacer frente a la carga emocional que supone esta enfermedad, sobre todo en la segunda fase”, advierte y menciona cuestiones como los trastornos de conducta que pueden acabar con la paciencia de la persona responsable del cuidado. “A veces, se responde a gritos lo que provoca remordimientos”.

Talleres de psico-estimulación
Para hacer frente a esta tensión, el respiro es esencial y, con ese fin, resulta importante la ayuda de talleres de psico-estimulación para los enfermos, el recurso de los centros de día, el servicio de ayuda domiciliaria o la colaboración de los hijos, por ejemplo. “No es extraño que los familiares tomen antidepresivos para afrontar la situación”, alega.

La asociación organiza convivencias vacacionales, subvencionadas por la Diputación, para favorecer el descanso de los familiares. A lo largo del presente mes de junio, hay previstos tres estancias en un hotel familiar de Somo, en Cantabria, en el que se realizan talleres para los pacientes y, a cambio, se proporciona tiempo libre a sus cuidadores. En invierno también se ofertan salidas de fin de semana y de siete días, en balnearios urbanos o casas rurales.

Más noticias sobre…

AFA Bizkaia, Alzhéimer



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web