Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

Segunda convocatoria 'País Vasco. Un alma solidaria'

Atención a los más vulnerables y voluntad de transformación dos puntos clave de los proyectos ganadores
06 de Julio de 2009
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
GERARDO ELORRIAGA/. El jurado de la iniciativa 'País Vasco. Un alma solidaria' ha fijado su atención en proyectos que se detienen en el asistencialismo a los colectivos más vulnerables, pero, también, en los que conllevan una voluntad transformadora o trabajan la interculturalidad. Los grupos seleccionados atienden a colectivos de edad que van desde los niños hasta los más ancianos, con especial interés en los jóvenes.

Algunas de las iniciativas son más innovadoras que otras, los hay que funcionan más en red, pero todas apoyan a los más desfavorecidos.

Las organizaciones cuentan con una amplia trayectoria a sus espaldas, curtida con grandes profesionales y excelentes voluntarios.

FUNDACIÓN ITAKA
Un futuro para los más jóvenes
Cuando alcanzan la mayoría de edad, los jóvenes extranjeros acogidos en los centros de menores de la Diputación vizcaína, se encuentran en una situación de desamparo, la misma que sufren los que llegan a nuestro país tras cumplir los dieciocho años. La Fundación Itaka Escolapios ha puesto en marcha Aukera, un proyecto de integración sociolaboral apoyado en dos pisos de emancipación en Bilbao que trabaja para dotar de futuro a una docena de muchachos llegados de Marruecos, Camerún y Ghana empujados por la pobreza y sin horizontes.
Mediante la participación de educadores, cada joven dispone de un acompañamiento personal en su itinerario hacia la inserción. El programa recurre a los cursos de formación de la Fundación Peñascal y aporta actividades y técnicas para su integración social. Entre sus próximos objetivos, la entidad anuncia la aportación de conocimientos informáticos y otros de cultura general.

CEAR
Nueva vida para los solicitantes de asilo
La delegación vasca de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) posee una red de pisos en el que acoge a los solicitantes de asilo en Euskadi, el único recurso al respecto para estos individuos. La organización ofrece un programa de inserción integral que parte de su recepción y la formalización de sus primeros documentos y concluye en la consecución de su autonomía personal gracias a la puesta en marcha de itinerarios personalizados.
Entre otros servicios, la entidad favorece el aprendizaje del idioma, el conocimiento del entorno y potencia las habilidades de los demandantes. Cuando la solicitud es admitida a trámite, generalmente dos meses después de ser establecida, se abre un periodo que puede extenderse durante unos diez meses y ampliarse tras la interposición del pertinente recurso ante la Audiencia Nacional. Durante ese periodo, CEAR ofrece apoyo psicológico, jurídico o laboral

ALDARTE
Gays y lesbianas visibles a los 50
Una iniciativa para fomentar la inserción social de los homosexuales maduros también ha sido seleccionada por 'País Vasco. Un alma solidaria'. El centro de atención a gays, lesbianas y transexuales Aldarte ha visto reconocido este proyecto, ya en una fase avanzada, y que facilita el acompañamiento de unos 200 individuos, de edades comprendidas entre los cincuenta y los ochenta años, que no han podido vivir y gozar de su sexualidad plenamente.
Su estrategia recurre a fórmulas como el apoyo psicológico y el fomento de la participación en grupos específicos de apoyo mutuo y otras estructuras de la organización, y también anuncia la elaboración de una guía para entender la problemática específica del colectivo. La intención de esta entidad es difundirla en centros, residencias y demás lugares de encuentro para las personas mayores y jubiladas.

EHNE
Un programa de respiro para los cuidadores en el campo
El programa de respiro para personas cuidadoras, presentado por el sindicato EHNE, surge con la voluntad de proporcionar tiempo libre a quienes han de asumir la carga de familiares dependientes en el medio rural. Según los responsables del proyecto, esta área suele carecer de la asistencia social que gozan las poblaciones urbanas, cuando, dado el envejecimiento de los pobladores del campo, se trata de un problema que afecta al 80% de sus hogares.
El calendario del proyecto incluye un periodo de formación a partir de enero para una veintena de voluntarios y se prevé su definitiva puesta en práctica para la primavera-verano del próximo año, cuando las tareas agrícolas se intensifican y su dedicación es más valiosa. EHNE quiere fomentar la relación entre sectores sensibles de la ciudad, caso de los jóvenes inmigrantes, y el campo. La prestación podría alcanzar a unas 70 familias a través de un par de intervenciones semanales.

BERAKAH
Cuatro realidades de marginación
Las cuatro parroquias del casco histórico vitoriano fueron el germen de Berakah, acción de gracias en hebreo, una red de servicios destinados a cuatro colectivos en situación de exclusión con alguna conexión con el corazón de la ciudad. Prostitutas, mayores solos, inmigrantes y familias gitanas son los receptores de diversas propuestas conducidas por una centena de voluntarios.
Desde hace tres año, la asociación actúa como intermediario en el acceso a la vivienda, ofrece formación o facilita microcréditos a quienes no pueden acceder al sistema financiero convencional. Dispone de un comedor en el que se sirven meriendas para personas con escasos recursos y un servicio denominado 'café calor', espacio de acogida para los recién llegados que tienen la oportunidad de intercambiar experiencias.
Más noticias sobre…

Alma Solidaria, Obra Social BBK



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web