Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

BBK

La organización de ferias, en las que BBK aporta un apoyo fundamental, supone un apoyo esencial para la pervivencia del campo vizcaíno, un sector que no escapa a la crisis actual
30 de Julio de 2010
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
G.E./ Dieciocho baserritarras elaboran queso con denominación de origen Idiazabal en Bizkaia y el 80% de su producción se comercializa en la red de ferias que organiza y o colabora  BBK. Según fuentes de la entidad, la distribución por otras vías, como grandes superficies o empresas comerciales, puede reducir su margen  de beneficio hasta el 50% y, en consecuencia, dificultar o hacer inviable su existencia. Es un ejemplo, entre otros, de la íntima relación de estos eventos con el desarrollo de un modelo sostenible de explotación de los recursos en el sector primario, respetuoso con el medio ambiente, la calidad  de la oferta y la mercantilización con criterios de equidad y justicia.

BBK siempre ha tenido presencia en el sector primario, porque este sector es de vital importancia  para el desarrollo sostenible de nuestro entorno. Esta actividad también contribuye directamente al desarrollo de los mercados locales, espacios en los que es posible comercializar productos de calidad garantizada y siempre superior a la de otros más globales. Nos referimos así a la primera línea de apoyo de la entidad: las ferias y mercados tradicionales de Bizkaia.

Es necesario destacar la gran relevancia de estas ferias para las explotaciones de pequeño tamaño, que no pueden competir con las grandes superficies. A menudo, esta vía se convierte en muchos casos en la vía única y exclusiva de venta y comercialización de sus productos. La desaparición de las ferias agrícolas podría implicar el cierre de estas explotaciones. Las consecuencias tanto a nivel económico y social, como medioambiental, resultan evidentes.

 Además de su relación con el folclore, la fiesta y la cultura gastronómica, las ferias ponen de manifiesto una realidad social prácticamente desconocida. Según fuentes de la entidad, este programa agrupa a más de doscientos productores de muy diversa ocupación, pero que coinciden en su dependencia mayoritaria de esta fuente de ingresos y la fragilidad de la empresa, generalmente de orden familiar.

Reducción de ventas

La crisis, que ya se hizo notar el pasado año, redujo las ventas aproximadamente en un 20% en el pasado ejercicio y la esperanza estriba en que la nueva campaña implique un cambio de tendencia, aunque también se teme que, en el mejor de los escenarios posibles, no se alcance la situación de pasada bonanza. La reducción en el consumo afecta a esta oferta, a menudo prescindible o susceptible de reducción en periodos de recesión.

En el 2009 BBK participó en la organización de 203 ferias,  con Santo Tomás en Bilbao y el Último Lunes de Gernika como grandes hitos, aunque la variedad prevalece. Existen citas agrícolas, ganaderas, mixtas, ecológicas o monográficas, aquellas dedicadas a productos como el txakoli, el queso y la sidra. El impacto de la coyuntura negativa se aprecia en la existencia de remanentes de la pasada temporada.

Las pequeñas explotaciones no tienen un perfil determinado. La edad de los trabajadores varía, entre individuos prejubilados a jóvenes con formación especializada que han recurrido al apoyo de Gazte Lanbidean, tanto en la financiación como en el asesoramiento técnico, para fomentar el autoempleo y la puesta en marcha de nuevas explotaciones, gracias a un protocolo de colaboración con la Diputación.




Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web