Apoyo BBK a las ferias agrícolas

Detrás del apoyo a una feria agrícola está una gran parte de la rentabilidad de los agricultores. Tres representantes del coletivo nos cuentan su experiencia
30 de Julio de 2010
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Adela Andikoetxe, explotación de hortalizas en Urduliz
“Yo, sin el recurso de las ferias, lo dejaría”.  Adela Andikoetxea es tajante. Esta propietaria de una pequeña explotación de hortalizas en Urduliz suma los altos precios de los materiales empleados, los horarios interminables y la falta de vacaciones, y las cuentas no salen. Además, la cosecha fluctúa y cualquier imprevisto puede afectarla o, incluso, arruinarla. Ella asegura que tan sólo la iniciativa de BBK le impide abandonar. “No es rentable si piensas el tiempo invertido, que en verano supone sembrar, recoger y preparar para ir al mercado”.

Eider Ordoñez, derivados lácteos
La situación de las pequeñas explotaciones es difícil en tiempos de crisis y esa precariedad afecta a un colectivo de familias que proporciona alimentos básicos de gran calidad. Los productos ecológicos de Eider Ordoñez tienen buena salida y afirma que este año se ha beneficiado de un incremento del 35% en las ventas sobre el anterior. Su especialidad son los derivados lácteos, yogures y helados, elaborados con procedimientos naturales.
En su haber aparece el uso de medios tecnológicos punteros y el respeto al medio ambiente, aunque también se queja de la caída del consumo, en general.
Pero los problemas también han llegado a este sector agropecuario. “Antes se vendía todo, incluso lo del día anterior, ahora la gente es más remisa a gastar”, confiesa y señala que la venta de quesos curados, por ejemplo, han notado más el impacto que los mercancías hortofrutícolas.
En cualquier caso, apunta también a las muchas horas invertidas y la falta de descanso en períodos como el estival, o los problemas para acceder a los canales de financiación. “La clave está en diversificar y poder acceder a diversos clientes y en ese aspecto, BBK es un apoyo importante”.

Aitor Aurrekoetxea, granja porcina
La actividad de Aitor Aurrekoetxea es diversa. Posee una granja porcina e invernaderos necesarios para la elaboración de chorizo, también cultiva maíz y dispone de un molino, además de un obrador. En su caso, las ferias impulsadas por BBK le permiten gozar de unas garantías de organización, llegar hasta el consumidor sin intermediarios y aumentar el margen de beneficios. “Es la única forma de que sea rentable”, aduce.

El colorido de los puestos, el espacio festivo en el que tienen lugar y la ambientación folclórica, a menudo, camuflan la realidad que exponen. “La gente tiene que darse cuenta de que detrás del mostrador está un productor que trabaja muy duro”, apunta y señala que la crisis golpea, pero que existen otras razones que explican la situación actual. “Si el campo está despoblado hay que buscar causas de mayor calado”. En su caso, cree que la salida exige un esfuerzo en precios y calidad. Pero también hay otras motivaciones. “Yo he convertido mi hobby en mi forma de vida, por eso lucho por ello, por salir adelante”.

 


Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web