Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

Diferentes ONGDS vascas opinan sobre el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el uso de la crisis económica para justificar los retrasos
13 de Septiembre de 2010
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Marta R. Román/Bilbao. Imaginemos una década en la vida de una persona. Muchos cambios, ¿verdad? Pensemos ahora que esa vida es la de una persona joven. Las transformaciones entonces se antojan fundamentales y capaces de condicionar el resto de su existencia. Diez años es el tiempo que ha pasado desde que se firmó la Declaración de los Objetivos del Milenio (ODM), una cumbre que pretendía impulsar mejoras sustanciales y definitivas para el futuro de los países en vías de desarrollo. ¿Y qué son los países sino un conjunto de personas?

A la Organización de Naciones Unidas (ONU) le toca este mes hacer repaso, inventario de qué se ha hecho y dónde y, sobre todo, reflexionar sobre si finalmente se llegará a 2015 con la tarea hecha, con los deberes, que 189 países se impusieron en el año 2000, cumplidos. En definitiva, será hora de saber si más personas tienen una vida mejor. El informe de la ONU del mes de junio de 2010, algo así como un aperitivo de lo que se presentará en la cumbre que se celebrára entre los dias 20 y 22 de septiembre en Nueva York, considera que “muchos países están progresando, incluídos algunos de los más pobres”, pero también pone de manifiesto que existen “déficits en muchas áreas, promesas incumplidas, recursos inadecuados, irresponsabilidad e insuficiente dedicación”.  

Las organizaciones no gubernamentales  para el desarrollo que llevan años trabajando sobre el terreno coinciden en que se han hecho progresos, pero se podrían haber hecho muchos más y, sobre todo, no confían en que realmente se vaya a hacer todo lo necesario de aquí a 2015. Algunos, como la Coordinadora de ONGD de Euskadi, entienden la consecución de los ODM como un contrato firmado en el año 2000 entre los países del Norte y del Sur y exigen que “los estados y gobiernos cumplan los acuerdos firmados y asuman sus responsabilidades porque detrás de ellos, no hay sólo estadísticas ni porcentajes, sino también pueblos, comunidades, personas”.

Difícil llegar a 2015

La desesperanza, pero también la indignación, es unánime, entre los colectivos sociales. “Nuestro balance es francamente desalentador. Si continuamos con la tendencia actual, la mayoría de estos objetivos no se lograrán para el año 2015”, afirma Nerea Basterra, directora de Intermón Oxfam en Euskadi. Desde el comité de Unicef en el País Vasco se subraya que cada vez “es más patente que en muchos ámbitos fundamentales el avance ha sido desigual. De hecho, una serie de datos inequívocos sugieren que estamos dejando atrás a millones de niños y niñas que se cuentan entre los más desfavorecidos”.  De desigualdad también habla la delegación de Manos Unidas en Euskadi que incide en las “desalentadoras” estadísticas negativas actuales de reducción de la pobreza y de lucha contra el hambre. “Entre 2005 y 2009, el número de personas que padecieron hambre crónica aumentó dramáticamente de 850 millones a 1.020 millones y hoy, existen más de 1.000 millones de personas que padecen hambre diariamente”.

Para la organización vasca Alboan, los avances son “lentos, insuficientes y desiguales” e incluso pone en duda que los ODM sean la mejor vía para medir adecuadamente el desarrollo humano. “Tienen grandes limitaciones desde su origen”, alegan, “si bien representan el consenso global que ha aglutinado a  gobiernos y a sociedad civil, no podemos olvidar que estos objetivos son mínimos”.



La crisis económica lastra al Sur

Mínimos o no, lo cierto es que ninguno de los objetivos se ha salvado de la crisis  económica que comenzó en Norteámerica y Europa en 2008. La ONU parece convencida de que la recesión económica del Norte lastrará irremediablemente el crecimiento del Sur y hará imposible el cumplimiento de algunas metas fijadas para 2015. Valga como ejemplo el más popular y básico de los objetivos: erradicar la pobreza extrema y el hambre. 64 millones de personas más caerán en la pobreza extrema en el África subsahariana, Asia oriental y sudeste asiático a finales de 2010 si la crisis persiste en los países ricos. Además, entre 2005 y 2007 -aún sin estallar la burbuja financiera- aumentó la cifra de personas que padecen hambre en el mundo. Conclusión: los progresos -certifica la ONU en su informe-  “no son lo suficientemente rápidos como para conseguir el objetivo”.

Intermón Oxfam se muestra preocupada por el uso  que se hace de la crisis para justificar retrasos. Está dando cierta cobertura moral a este incumplimiento y corremos el riesgo de que nuestros políticos arrastren a la ciudadanía del Norte a primar nuestro egoísmo en detrimento del apoyo a los que viven en los países más pobres afectados por esta crisis de una manera más dramática que nosotros, una crisis que ellos no han creado”. 

Unicef lamenta también el abuso del argumento de la crisis -“no puede ser una excusa”, dicen- y llama la atención sobre el hecho de que “a menudo las acciones que logran un mayor impacto consisten en intervenciones de bajo coste como el suministro de micronutrientes, la práctica de la lactancia materna exclusiva o el reparto de mosquiteras impregnadas con insecticida para luchar contra la malaria”. En términos muy similares se expresa la Coordinadora que considera inadmisible que "la crisis se convierta en coartada para frenar derechos y limitar obligaciones como disminuir las cuantías destinadas para el desarrollo de los países o personas empobrecidas”.


Una cadena indisoluble

En cualquier caso, la fuerte interrelación de los ocho ODM hace que no avanzar en uno de ellos significa dejar ‘tocado’ al resto. María Teresa Guzmán, de Alboan, explica que la forma de abordar un objetivo puede tener efectos decisivos en otros. “El ODM siete habla de garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, pero el cambio climático influye fuertemente en la consecución de las metas de reducción de la pobreza, el hambre o la desnutrición. Las personas más pobres que viven en zonas de climas extremos están viendo afectados sus medios de subsistencia y sus condiciones de vida. Se necesita una fuerte inversión en el desarrollo rural para garantizar el sustento de los pequeños productores, proteger sus cosechas y aumentar sus ingresos”.

Entonces, ¿cúal es la receta? ¿qué debe hacerse que no se haya hecho? ¿qué lecciones deben sacarse de esta cumbre especial? ¿habrá que esperar a que pase la crisis? Para Unicef, de la cumbre debe salir “un firme compromiso político”. Manos Unidas habla de “voluntad de reacción” más que de “voluntad política”. A su juicio, hasta ahora los ODM han generado “niveles desiguales en el desarrollo y un impacto limitado o nulo sobre las causas estructurales de la pobreza”.

Unas causas que pasan por otro tipo de acciones que no están contenidas en los ocho objetivos como fijar el 0,7% para ayuda al desarrollo, cancelar la deuda externa o articular unas reglas de comercio internacional más justas. En esa misma línea, la Coordinadora estima que no sólo de medidas económicas vive el hombre: “Hay que dar pasos hacia otras reglas comerciales más respetuosas con los países del Sur que, por ejemplo, no supongan un desembolso de dinero”. 


Sí se puede

De lo que sí están convencidos es que se puede. Los ocho ODM son “claramente realizables y viables, contamos con los componentes y recursos necesarios y deber ser un imperativo ético, social, económico y político prioritario y urgente”, insisten desde la Coordinadora. “Somos la primera generación que puede erradicar la pobreza del mundo: tenemos el conocimiento, los recursos y los medios para ello”, se subraya desde Intermón Oxfam. ¿Estarán tan convecidos los líderes mundiales en Nueva York?


Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web