Jasone Astola, directora de Igualdad de la UPV/EHU

Comenzamos hoy, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la serie 'Mujeres al cuadrado', en la que diferentes profesionales de Euskadi nos contarán cuales han sido sus modelos y referentes femeninos
08 de Marzo de 2011
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Marta R. Román/  Las diosas griegas Artemisa y Atenea fueron referentes para la directora de Igualdad de la Universidad del País Vasco/Euskalherriko Unibertsitatea, Jasone Astola. Mujeres autónomas, fuertes, libres e inteligentes que le ayudaron a decidir qué lugar quería ocupar en el mundo como mujer. Espejos femeninos de la Historia en los que mirarse y aprender.

Tradicionalmente la historia  ha hecho invisibles a muchas de sus mujeres y Jasone Astola considera fundamental que la educación rompa con esa tendencia. "Nadie habla de la riqueza de mujeres que ha habido en la Historia , pero sí se proyecta la riqueza de los varones", argumenta.

-La UPV decidió por primera vez el año pasado celebrar el 8 de marzo, día internacional de la mujer con un acto institucional. ¿Es una manera demostrar la implicación del mundo universitario en las conquista de la igualdad?¿Participa el alumnado activamente?

"El año pasado fue el pistoletazo de salida y lo cierto es que no se pidió participación. Este año, sin embargo, diferentes grupos de alumnos han presentado pósteres sobre temas muy diversos incluidos en el programa. Para ser el primer 8 de marzo en el que pedimos participación me doy por satisfecha. Que se animen 18 grupos a participar y presentar un trabajo es muy buena señal. Además, en un 60% de esos grupos hay sólo mujeres pero en el otro 40% son grupos mixtos por lo que va a haber una implicación masculina".

-La UPV/EHU también aprobó el año pasado el primer plan de igualdad entre mujeres y hombres. Entre otras medidas, se quiere impulsar los estudios, tesis e investigaciones con perspectiva de género o de corte feminista. Si tenemos en cuenta que en las facultades hay más mujeres que hombres cabe preguntarse si es que hay poco interés por profundizar en estos temas hasta en las propias mujeres...

"Mire a ver cómo la han educado a usted. ¿Le han hablado de la situación de mujeres y hombres a lo largo de su etapa educativa o ha ido funcionando con genéricos masculinos que podían incluir o no figuras femeninas? La invisibilidad de las mujeres es tan terrible porque las propias invisibles no se dan cuenta de que lo son. No ponemos en marcha el motor para descubrir que nos hablan en masculino, ni nos damos cuenta de que si hay ingenieras no las conocemos porque sólo se nombra a ingenieros, ni descubrimos que cuando buscamos modelos femeninos no los tenemos porque nadie habla de la riqueza de mujeres que ha habido en la Historia pero sí proyectamos la riqueza de los varones. Por eso es tan importante la educación en igualdad. Mujeres y hombres deben tener referentes de todo tipo y color para ir diseñando e ir pensando quienes quieren ser. Cuando desapareció la educación segregada por sexo, se nos empezó a educar como a los niños. Esa fue nuestra llegada a la igualdad. Por eso es tan importante cambiar la educación e implicar en un cambio de valores".

-¿Cómo se pueden articular esos cambios desde la Universidad?

"Curiosamente, 2011 es el año de la igualdad entre mujeres y hombres para la UPV. Su calendario institucional gira en torno a este tema y cada mes hay una frase alusiva y precisamente la de este mes es que todos y todas tenemos los mismos derechos. Además, este año hemos recibido un premio Emakunde que reconoce la labor de la profesora Teresa del Valle Murga. También por segunda vez en la historia de los Premios Euskadi de Investigación se da un premio a una mujer de la UPV, Isabel Arriortua. El año pasado fue nombrada magistrada del Tribunal Constitucional otra profesora de la UPV, Adela Asua Batarrita. Todas ellas serán referentes para el alumnado, mujeres y hombres. Ese es el tipo de modelos que tenemos que construir y visibilizar. Tenemos que hacer que cada niña pueda construirse como le dé la gana: astronauta, ingeniera o fontanera".

-La realidad actual es que los ámbitos de influencia y decisión son territorio masculino. A pesar de los ejemplos que me ofrece, sigue habiendo pocas mujeres en puestos de responsabilidad. ¿Le parece que la igualdad en nuestra sociedad es más formal que real?

"Está claro. Con mirar todos los días las fotografías en los periódicos te das cuenta. Eso nos entra por los ojos a todos y todas y si no hay una explicación del fenómeno las mujeres acaban interiorizando que ellas no son las que dirigen aquella multinacional. No estás, no ves, no tienes referentes. A las mujeres nos toca ahora trabajar la igualdad real. No obstante, no sólamente consiste en estar ahí, en los puestos de influencia y decisión, sino en cambiar las cosas. Al menos la mitad de los expedientes más brillantes que salen de nuestras universidades son de mujeres. Nuestra inteligencia está clara. No es casualidad que manden los hombres, todo está pensado para que manden ellos y un modelo determinado de persona. Eso es lo que hay que cambiar". 

-¿La crisis puede frenar de alguna manera ese lento ascenso de la mujer, nos puede de nuevo hacer perder posiciones ya ganadas?

"Depende. En políticas asistenciales desde luego vamos a notarlo. Pero, por otra parte, muchas mujeres se han tenido que reincorporar al trabajo. porque sus cónyuges se han quedado en paro. Depende de lo que hagamos nosotras que estamos implicadas en nuestra historia y somos responsables de nuestra situación".

-¿Las nuevas generaciones son conscientes de que queda mucho por hacer o pecan de ingenuas y creen que está casi todo conquistado?

"Es lo que les hemos venido, ¿no?. Les hemos dicho que somos iguales, pero no les hemos contado lo que hay. ¿Cómo van a saber las nuevas generaciones de mujeres que no son iguales a los hombres si no se lo hemos contado?"

-LLama la atención que las preocupaciones sobre igualdad de género entre la ciudadanía siguen siendo las mismas que hace unos años: la conciliación y la transmisión de valores que poco tienen que ver con la igualdad por parte de los medios de comunicación. Parece lógico pensar que si le seguimos dando vuelta a estos conceptos es que no hemos encontrado una vía de solución...

"Hemos avanzado poco, es verdad. Lo gracioso es que tenemos las mejores leyes del mundo en cuanto a Igualdad, pero se incumplen sistemáticamente. Existe la norma para por ejemplo conciliar vida familiar, laboral y personal pero no existe una realidad. Hay algo que estamos haciendo mal. Hay que remirarse y revisarse"

-Desde el ámbito educativo, ¿cual sería su aportación para remirarse y revisarse como usted dice?

"Contar la historia de hombres y mujeres como ha sido para sacar consecuencias. En investigación hay que fijarse en perspectiva de género. Por poner solo un ejemplo, fijese que hasta el siglo XXI los medicamentos sólo se probaban en hombres y no en mujeres y, lógicamente, fallaban porque no estamos hechos igual. La existencia de unos y otros debe ser parte de la educación de todo el mundo".

-Ha hablado en esta entrevista de tener referentes femeninos para de alguna manera saber que las mujeres tienen su papel en la Historia. Dígame algún referente suyo.

"La verdad es que mis primeros referentes arquetípicos fueron las diosas griegas Artemisa y Atenea. Eran mujeres autónomas, con posibilidades de decisión, libres e inteligentes. También nuestra Mari en el Amboto por su fuerza. O las mujeres tenemos este tipo de referentes o, ¿a quién queremos parecernos? Por eso es tan importante la enseñanza".



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web