Serie de entrevistas 'Mujeres al cuadrado'

Nuestra serie de entrevistas 'Mujeres al cuadrado' se detiene en esta ocasión en el mundo de la empresa y conversa con Matilde Elexpuru, presidenta de la Asociación de Empresarias y Directivas de Bizkaia
08 de Abril de 2011
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Mujer y empresa: "La sociedad vasca es una de las menos machistas"
Matilde Elexpuru, presidenta de la Asociación de Empresarias y Directivas de Bizkaia
Marta R. Román/ Son tantas las mujeres que en silencio han hecho su propia revolución que a  Matilde Elexpuru  le cuesta decantarse por una. Prefiere recordar a todas aquellas luchadoras anónimas que fueron abriendo espacios comunes para todos,  hombres y mujeres. Mujeres a las que ella denomina "Pioneras discretas".

- Una empresaria que es la cara visible de todas las mujeres empresarias de Bizkaia, ¿cómo se lleva esa responsabilidad?
"No creo que todas, absolutamente todas las empresarias, se vean representadas en mi persona, pero sí que es, en cualquier caso, una enorme responsabilidad que yo asumo orgullosa,  ya que estoy convencida de que vamos en la dirección correcta. Además, estoy  encantada de trabajar por asuntos como la conciliación, la no discriminación de mujeres en puestos directivos y, sobre todo, por  sensibilizar al tejido empresarial y a la opinión pública  sobre la necesidad de alcanzar la  integración de las mujeres en las empresas como condición básica para un entorno económico y social sostenible".

- En todos estos años al frente de AED, ¿qué es lo que más se les resiste a las mujeres? ¿la brecha salarial entre hombres y mujeres? ¿el famoso techo de cristal? ¿la conciliación de la vida familiar y laboral?
"La conciliación es un tema que concierne a mujeres y hombres. Estos días se han puesto sobre la mesa en la Eurocámara un informe que sostiene que la renta media de las mujeres es un 15% inferior a la de los hombres y que alcanza el 25% en el sector privado. En los salarios la brecha oscila entre el 18 y el 25%. Y algo estrictamente relacionado con lo que hoy nos reúne: apenas el 12% de los miembros de los consejos de administración de las grandes empresas europeas son mujeres, y solo un 3% de esas compañías están dirigidas por una mujer. Como ves, nos queda tarea".

- Se dice que la empresa es un lugar para hombres. Incluso hay personas que creen que esta crisis tiene mucho que ver con un modo patriarcal de entender la economía, ¿cree que es así? ¿la crisis hubiese sido distinta si 'mandasen' las mujeres? ¿considera que mujeres y hombres imprimen diferente carácter a su empresa?
"La verdad es que no creo que sea excesivamente complicado para las mujeres enfrentar esta crisis porque llevamos mucho tiempo con nuestra propia crisis. No me animo a afirmar que la crisis actual tenga mucho que ver con el modo patriarcal de entender la economía, pero sí que parece que el modelo imperante se ha cuestionado y es en ese modelo donde persisten esquemas que no permiten la integración plena y en igualdad de las mujeres en el tejido socioeconómico. Lo que es incomprensible, y un derroche innecesario, es que no solo no se fomente sino que se desprecie  el incalculable potencial de las mujeres que, claro, imprimen su carácter, cada una el suyo; igual que los hombres".

- Se licenció en Turismo en la Universidad de Deusto, ¿tenía usted cuando era joven referentes o modelos femeninos de estudio? ¿en que mujer de la Historia se fijaba usted y por qué?
"Pertenezco a la primera promoción de la Escuela de Turismo de la Universidad de Deusto y, como te imaginarás, las cosas han cambiado mucho y para mejor. Eso sí: de momento, no hemos tenido una rectora. Sobre el referente femenino, te diré -y no es nada nuevo ni original, pero sí algo en lo que creo- que para mí han sido un ejemplo las mujeres que, quizá de forma anónima, han ido abriendo pequeños espacios. Siento una gran admiración por las pioneras discretas, por quienes lucharon por pequeñas victorias y siempre desde la esfera privada, y, por tanto, invisible. Por ejemplo, por la primera mujer que en un entorno machista decidió hacer cruz y raya y romper con eso de "las mujeres no pueden".

- ¿Son diferentes las nuevas generaciones de empresarias con respecto a la suya? ¿lo tienen más fácil o siguen teniendo los mismos problemas?
"Son diferentes esas generaciones porque, como decía, hemos avanzado y el tiempo es siempre un factor transformador. Para empezar, somos perfectamente conscientes de nuestra valía. Respecto a las dificultades,  a las que yo misma me enfrenté, puedo decirte que nos obligaron a agudizar el ingenio. Comenzamos a trabajar también en otros países (algo similar a lo que actualmente sucede con la necesidad de internacionalización). Mi trabajo me ha permitido conocer los cinco continentes y a un montón de personas. Ese bagaje me permite contemplar el mundo desde una perspectiva abierta y plural".

- ¿Como definiría la situación de la mujer en la empresa vasca? ¿nos llevan mucha ventaja en temas de igualdad en otros países?
"En cuanto al tema de la inserción de la mujer en la empresa, la sociedad vasca no es, ni mucho menos, la peor. De hecho, es una de las menos machistas, y en el ámbito de la igualdad formal la situación es buena, pero hay que superar muchos prejuicios y deshacernos del lastre cultural que hace se siga considerando que las mujeres no están preparadas para asumir ciertas responsabilidades".

- Dígame una situación concreta que sufran las mujeres por el único hecho de serlo y que le parezca intolerable en pleno siglo XXI...
"La violencia, de todo tipo, contra las mujeres".

- Hace tiempo leí una entrevista en la que le preguntaban a una mujer si no le daba pena dejar a sus hijos en Barcelona para trabajar de lunes a viernes en Madrid. ¿Cree que las mujeres siguen teniendo que elegir entre carrera profesional y vida familiar? ¿cree que algún día los hombres responderán a preguntas parecidas a la de la entrevista?
"¡Ojalá respondieran a preguntas parecidas! Yo siempre digo que los hombres deberían reivindicar el derecho a cuidar de sus hijos.  La conciliación es una cuestión que afecta a toda la sociedad y, por tanto, la solución debe venir de toda la sociedad, de un cambio de modelo que seguramente tanto mujeres como hombres estamos anhelando". .

Más noticias sobre…

Mujeres , Mujeres al cuadrado



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web