Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

Cooperación al Desarrollo

Casi 500 estudiantes han participado en los programas que gestiona la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la UPV/EHU. Chicosy chicas que han orientados sus prácticas o sus proyectos de fin de carrera a conocer mejor las desigualdades que nos rodean
07 de Noviembre de 2011
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Nerea Sánchez/ Este verano ha sido diferente para Jairo, estudiante de 4º de Periodismo en la UPV de Leioa. Ha viajado a Brasil, hasta las favelas de Portoalegre, para enseñar a los niños y jóvenes que viven allí las herramientas de comunicación que conoce como aspirante a periodista que es. Jario  uno de los alumnos de la Universidad del País Vasco/ /Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU) que ha decidido dedicar parte de su formación a la cooperación al desarrollo. Uno más en la lista de los 481 estudiantes universitarios que hasta ahora, en las siete ediciones de este programa de cooperación, han realizado sus prácticas en países en vías de desarrollo.

La posibilidad de acercarse a conocer la realidad de los llamados países del Tercer Mundo está directamente relacionada con  la puesta en marcha en el campus de Leioa de la Oficina de Cooperación al Desarrollo.

Creada en 2003, la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la UPV/EHU surge a raíz de detectar la necesidad de institucionalizar y asesorar  tanto al alumnado, como al profesorado y al personal de administración y servicios (PAS).  Asimismo se trataba de ofrecer una cobertura a los proyectos e investigaciones que se estaban llevando a cabo por parte del profesorado.

Con sede central en el campus de Leioa, en Bizkaia, en la oficina se  puede obtener actualmente información sobre ayudas concretas a proyectos y a  acciones de cooperación universitaria al desarrollo, que este año ascienden a 50.000 euros. Pero además también se encarga de gestionar la tramitación de solicitudes y becas,  o de realizar cursos y actividades para sensibilizar en materia de cooperación.

Programa de prácticas y proyectos fin de carrera
Poco a poco, este último reto divulgativo fue derivando en el actual programa de prácticas y proyectos fin de carrera, activo desde 2005. Dos modalidades que aspiraban entonces y ahora a formar profesionales conscientes de las desigualdades que existen en el mundo, con inquietudes por colaborar en sociedades carentes de recursos que sufren grandes dificultades, motivándoles a evaluar esa realidad para después planificar estrategias que permitan el cambio social.

Complemento humano a la formación académica
Viajes como el de Jairo aportan un complemento humano en su formación académica. Inicialmente las licenciaturas que comenzaron a ofertar estos programas fueron  Magisterio, Trabajo Social, Psicología y Ciencias de la Educación, pero  en los últimos dos cursos se han sumado  Odontología, Medicina, Enfermería y determinadas Ingenierías o grados en Ciencias.

¿Qué tengo que hacer si me interesa?
Si eres estudiante y te interesa la iniciativa, lo primero que tienes que hacer es consultar  si la titulación que cursas cuenta con el área de cooperación al desarrollo entre las opciones de prácticas o proyecto fin de carrera. Si es así, la Oficina de Cooperación puede informarte sobre el resto de requisitos:

- Deberás ser estudiante de segundo curso o superior.
- Tendrás que realizar cursos monográficos de cooperación al desarrollo, de 30 horas de duración cada uno.
- Antes de poner rumbo al país elegido , deberás pasar distintas fases de toma de contacto y colaborar durante tres meses con la ONGD con la que viajarás.

Una vez cumplido con todo ello, podrás embarcarte en la aventura de ayudar y sensibilizarte con la pobreza, así como de conocer y aprender de otras culturas. Países como Ecuador, Honduras, Nicaragua o Guatemala son los principales destinos. Aunque también han colaborado en proyectos en Mozambique, India e incluso en los campamentos saharauis.
El viaje se realiza durante un período aproximado de tres meses, acompañado en todo momento de un tutor o tutora.

A día de hoy, el proyecto que más alumnos ha movilizado es el que lidera Juanjo Celorio en Ecuador, en la región de Pastaza. Este profesor de la Escuela de Magisterio de Vitoria comenzó hace siete años a realizar prácticas en escuelas indígenas adscritas a la Educación Intercultural Bilingüe. El objetivo es la formación de formadores. Fortalecer los conocimientos del profesorado, enseñándoles herramientas didácticas y metodológicas. Actualmente, es un proyecto que tiene continuidad y en el que han participado un centenar de alumnos.


Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web