Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

Centro de Acogida y Adopción para perros y gatos de Bizkaia

Capegabi, el Centro de Acogida y Adopción para Perros y Gatos de Bizkaia, da amparo y cuidados a los animales que son abandonados por sus dueños. Si te sobra cariño y quieres regalarlo, estarán encantados de que te acerques a conocer el centro
20 de Julio de 2012
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
30 mascotas buscan dueño
Los animales de Capegabi, "sociables y agradecidos", buscan a alguien que los cuide y les dé cariño.
L. RENTERIA | Lur, Tyson, Maya, Happy, Rex, Beltza, Zeus... Son los nombres de algunos de los animales a los que da amparo y cuidados Capegabi, el Centro de Acogida y Adopción para Perros y Gatos de Bizkaia. Una asociación sin ánimo de lucro que cuida de las mascotas que, víctimas de la crueldad, han sido abandonadas por quienes un día fueron sus dueños, sus padres y sus mejores amigos.

"En Capegabi hay cabida para todo tipo de perros y gatos", afirma Esteban Martínez, veterinario y coordinador de la asociación. "Grandes y pequeños, cachorros y mayores", todos tienen un hogar en el centro de acogida de esta protectora de animales, situado desde 2009 en el barrio El Villar de Santurtzi después de trasladarse desde su antigua sede de Artxanda.

"La ley estipula que todos los ayuntamientos deben tener un servicio de acogida, propio o concertado, preferentemente con sociedades protectoras de animales", explica Martínez. Aun así, muchos consistorios optan por adjudicar esta tarea a empresas privadas como hoteles caninos. Capegabi, por su parte, tiene suscritos convenios con una docena de municipios vizcaínos (Muskiz, Zierbena, Balmaseda...), y atiende a los canes y mininos que son encontrados en su territorio.

Estos animales perdidos o abandonados permanecen un mes a la espera de que sus dueños los reclamen, fecha límite a partir de la cual pueden ser adoptados. "Los animales se quedan con nosotros todo el tiempo que sea necesario -a veces, incluso 10 ó 12 años- hasta que alguien viene por aquí y decide quedárselos". La eutanasia, por lo tanto, sólo se practica "como último recurso" para evitar el sufrimiento de los que son demasiado viejos o están demasiado enfermos.

Condiciones de higiene óptimas
Junto con Martínez, en el centro de acogida trabajan dos profesionales, a los que hay que sumar los voluntarios de la asociación y las personas que realizan servicios para la comunidad. Todos ellos se encargan de que las condiciones de higiene y bienestar de los animales sean óptimas: "Limpiamos sus jaulas de arriba a abajo todas las mañanas y siempre tienen a su disposición comida y agua fresca. Además, algunos de ellos tienen sus propios juguetes y todos salen a corretear un par de veces al día por unas campitas que hay aquí al lado".

En Capegabi están bien cuidados, pero para estos perros y gatos lo ideal es encontrar a alguien que los acoja en su casa. Por eso, el proceso de adopción está abierto a todo el mundo: "Hay horario de visitas por la mañana y por la tarde para que la gente venga y conozca a los animales. Después, si hay alguno que les interesa, ofrecemos asesoramiento y les damos un plazo de prueba para que el animal y sus futuros dueños se conozcan. En la gran mayoría de casos no suele haber ningún problema, y sólo hay que firmar unos papeles y abonar una pequeña cuota por los servicios veterinarios, que incluyen la cartilla con todas las vacunas necesarias y el microchip obligatorio".

Apadrinar a una mascota
Existen, asimismo, otras opciones aparte de la adopción. Por ejemplo, es posible apadrinar a una de estas mascotas con una aportación mensual y pasearla entre semana o llevársela los fines de semana o en vacaciones. Además, pueden realizarse donativos o ser voluntario. En este último caso, se cuida a los animales, se les pasea y se les ayuda en colaboración con los trabajadores del centro. "Nuestras mascotas conocen a mucha gente y, por eso, son muy sociables y agradecidas".

Durante los últimos cuatro años, cerca de 450 animales han llegado a Capegabi, donde actualmente permanecen unos 30. Tradicionalmente, el verano y los períodos vacacionales suelen ser las épocas en las que un mayor número de ellos son abandonados, pero, ¿qué lleva a alguien a desentenderse de su mascota? "La ignorancia suele estar detrás en muchos casos", asegura Esteban Martínez. "Muchas personas no se dan cuenta de que un perro y un gato son para toda la vida, y luego no afrontan las consecuencias de sus actos y optan por la vía más fácil", por muy cruel e inhumana que sea esa solución. Además, los problemas económicos suelen ser otra de las razones, y más en época de crisis.

Campañas de sensibilización
Pese a todo, "la gente cada vez está más concienciada con este problema", y el número de animales que se dejan a su suerte en la calle ha descendido ligeramente. Las campañas de sensibilización ('No lo abandones, él nunca lo haría') tal vez hayan ayudado en ese sentido, "aunque nunca son suficientes; ojalá hubiese más para que llegaran a toda la gente". Una situación que sí se da en otros países europeos como Francia, "donde existe una cultura de respeto hacia los animales por parte de sus dueños, las instituciones y el resto de ciudadanos". Allí, al contrario que aquí, las leyes "son más severas y se aplican a rajatabla". El microchip de identificación, por ejemplo, es obligatorio en Euskadi desde 1997, pero muchas mascotas carecen de él. "Si las administraciones lo controlasen como es debido, no habría abandonos".

No parece ser el caso, ya que ni siquiera existen ayudas o subvenciones para entidades sin ánimo de lucro como Capegabi, Asaam (la Asociación Socorro Animal Amigos de Milord en Bizkaia) o Apa Sos Bilbao (la Asociación Protectora de Animales de Bilbao). "No tiene ningún sentido, pero es lo que hay: tenemos que arreglárnoslas como podamos para salir adelante, por muy incierto que sea el futuro".

Es evidente que la situación es delicada, mas el tiempo y el trabajo dedicados merecen la pena con creces: "Como en todos los sitios, tenemos alegrías y desgracias, aunque el balance es positivo. Cada vez que alguien adopta a una mascota, para nosotros es una satisfacción, es algo que nos llena por dentro". Y los que más lo agradecen, claro está, son los propios animales.
Más noticias sobre…

Adopción de animales, Capegabi



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

"Estos enfermos nos enseñan a vivir"
Cuidados Paliativos
L. FERNÁNDEZ | El doctor Jacinto Bátiz es el responsable de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi, un área en la que lleva trabajando más de 20 años, y en la...
<< >>
Vocento

Creacion paginas web