Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

Organizado por Fekoor

Gracias a Fekoor, 26 personas con diversas discapacidades y sus acompañantes han visitado las principales ciudades de la región de Flandes y sus atractivos turísticos. Un periplo que les ha servido para "superar dificultades y miedos propios"
29 de Noviembre de 2012
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un viaje por Bélgica cien por cien accesible
26 personas con diferentes discapacidades han disfrutado del viaje a Bélgica
L. RENTERIA | Bruselas, Gante, Brujas, Lieja, Amberes, Lovaina... Los afortunados participantes en el viaje que Fekoor organizó en octubre disfrutaron de lo lindo visitando estos y otros lugares de Bélgica. Fue, sin duda, una gran oportunidad para olvidar la rutina diaria y conocer nuevos horizontes. Todo ello sirvió, además, para reivindicar la autonomía personal de los viajeros y la completa accesibilidad de los destinos elegidos.

"El objetivo del viaje era proporcionar a nuestros asociados una oferta de ocio atractiva y económica que contribuyera a mejorar su calidad de vida", afirma Luis Álvarez, técnico de Ocio, Deporte y Turismo de Fekoor. Por eso, nada mejor que un recorrido de una semana por las principales ciudades de Flandes y sus interesantes reclamos turísticos: el Manneken Pis, la Grand-Place, el Atomium, la Plaza del Burg, la Catedral de San Bavon, el Teatro de la Ópera...

En total, fueron 26 las personas -13 hombres y 13 mujeres- con diversas discapacidades que se desplazaron hasta tierras belgas. "Algunos padecen espina bífida y otros tienen lesiones medulares u otras discapacidades orgánicas", explica Álvarez. Afecciones muy heterogéneas que no les impidieron "desconectar de su entorno habitual -tanto físico como emocional- y estimular su autonomía personal", ya que en muchos casos suelen ser "personas con un alto grado de dependencia".

Hoteles, restaurantes y 'tours' adaptados

El grupo estuvo muy bien atendido en todo momento por los 10 acompañantes y el guía con los que compartieron visitas panorámicas, excursiones, comidas y recorridos por museos y catedrales. "Uno de los principales aspectos que queríamos garantizar era la total accesibilidad de estos lugares y de otros que también formaban parte del viaje. Por eso, escogimos hoteles, restaurantes y 'tours' cien por cien adaptados y transportamos 13 sillas de ruedas -4 eléctricas, 8 manuales y una 'Scooter'- para que no hubiera ningún problema en este sentido".

"El viaje estuvo muy bien pensado y ejecutado", constata Javier Pérez, un bilbaíno que padece una lesión medular desde hace siete años. "En principio, algunos monumentos podían entrañar dificultades para acceder a ellos, pero estaban preparados con rampas u otros mecanismos para superarlas. En uno de los hoteles, por ejemplo, había un salvaescaleras que nos ayudadaba a sortear los escalones".

Pérez usa muletas y silla de ruedas debido a sus problemas de movilidad, pero eso no es obstáculo para que le encante "viajar y practicar deporte". Él ya había participado en otro viaje de Fekoor a Praga, y se muestra muy contento por la visita a Bélgica: "Hubo un gran ambiente en el grupo y tuvimos la suerte de que hiciera muy buen tiempo. Además, los acompañantes estaban bien formados y el guía era magnífico". Esto propició que pudieran admirar "unas ciudades impresionantes y toda su riqueza cultural y gastronómica; todo ello a nuestro ritmo".

Más solicitudes que plazas

Vistos los resultados, no es de extrañar que las solicitudes para estos viajes de Fekoor tripliquen el número de plazas disponibles: "Llevamos una larga trayectoria de más de diez años en los que hemos visitado Francia, el Reino Unido, Alemania, Marruecos... e incluso realizamos un crucero adaptado por Italia", afirma Luis Álvarez. Lo económico del precio hace el resto, ya que los viajeros abonan tan solo el 40 por ciento del importe y la Diputación de Bizkaia subvenciona lo demás.

Así pues, al igual que en ediciones anteriores, el balance de este año es "muy positivo": "Viajar al amparo de 36 personas te ofrece un 'colchón' y una seguridad importantes. Todo el mundo nos ha mostrado su satisfacción, y nuestra intención es repetir el año que viene". Y es que, tal y como asegura Javier Pérez, estas aventuras al extranjero "son muy recomendables porque te permiten relacionarte con todo tipo de personas y -por si fuera poco- suponen una vía inmejorable para superar las dificultades y los miedos propios".
Más noticias sobre…

Discapacidad, Discapacidad física, FEKOOR



BUSCADOR AVANZADO

Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

Fekoor
Desde un cielo sin barreras

Desde un cielo sin barreras

16 mujeres con discapacidad física descubrieron el placer de volar sobre los acantilados de Sopelana
Vocento

Creacion paginas web