Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

Entrevista con Carlos Andreu

El conocido 'coach' y conferenciante Carlos Andreu recuerda que "el secreto de la felicidad está en disfrutar de los pequeños placeres de la vida", 'destellos' que hay que ir acumulando día a día
28 de Febrero de 2013
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
"Hoy se llega a considerar arrogante a quien es feliz y lo dice abiertamente"
El 'coach' y conferenciante Carlos Andreu.
L. RENTERIA | Carlos Andreu (Pamplona, 1972) es un conocido 'coach', consultor, escritor y profesor que imparte conferencias sobre diversas temáticas en congresos, convenciones y todo tipo de reuniones formales e informales. A pesar de estudiar y ejercer la carrera de derecho, a partir de 2002 comenzó su actividad como formador de directivos en temas relacionados con la actitud y los estados de ánimo, ofreciendo cursos y charlas sobre la motivación, el autoconocimiento o la felicidad, entre otros.

Hace escasas fechas, Andreu fue una de las figuras principales de 'Volando Cometas', un evento que la ONG Acción Familiar Euskadi (AFAE) organizó en Bilbao para inaugurar su programa de 2013. Allí, aseguró que las personas "deben enfrentarse a la vida con una actitud positiva" y que "se puede vivir y ser feliz en este mundo, el mejor que nos podría haber tocado".

- Sueles referirte en numerosas ocasiones a la felicidad. ¿En qué consiste este concepto tan amplio y subjetivo?
La felicidad está en gozar de los pequeños placeres y de las cosas positivas de la vida, dejando a un lado las historias tristes. Supone disfrutar del camino mientras luchamos y avanzamos, aunque a veces puede resultar complicado porque ese camino está lleno de piedras.

- También dices que "las personas felices no nacen, se hacen". ¿Qué hay que hacer entonces para ser feliz?
Como con todo, hay que esforzarse, trabajar y perseverar. La vida es un equilibrio entre la familia, el trabajo, la salud y los amigos, las cuatro patas robustas sobre las que nos debemos asentar. Y las claves para vivir con alegría no son complicadas. Pasear, ver el mar, tomarse una cerveza con los colegas... son pequeñas cosas, pequeños 'caramelitos' que echamos de menos cuando no los tenemos. Además, hemos de abandonar las quejas y los lamentos porque no sirven de nada.

- ¿Y qué sucede con las cosas materiales?
En Occidente damos demasiada importancia a lo material. Siempre buscamos tener más: un coche, una casa, un barco... Y nos olvidamos de lo verdaderamente importante. Curiosamente, los más felices son los habitantes de países en vías de desarrollo como Bután o Tailandia. Los que menos tienen son los más satisfechos porque se han acostumbrado a vivir con poco y lo valoran realmente.

- ¿La felicidad es un fenómeno universal o cada persona la vive a su manera?
Es algo universal y atemporal, y ya en tiempos de Aristóteles y Platón se hablaba sobre ella. Sin embargo, pese a ser un lugar común, su adaptación varía porque cada persona tiene sus propósitos, sus porqués. En Asia, por ejemplo, existe una mentalidad más servicial, de ayudar al prójimo de corazón. Para que alguien sea feliz, tiene que cultivar la virtud de la generosidad, tiene que devolver algo a la felicidad. Por eso los asiáticos están más a gusto con su modo de vida. Es algo que no sucede tan a menudo en Europa.

- ¿Y es algo pasajero o se puede ser feliz todo el tiempo?
Es un estado, pero sí que es posible ser feliz constantemente. Al final, lo que importa es la suma de esos 'flashes' o destellos de felicidad que vamos acumulando a lo largo del día.

Afrontar la tristeza
- La eterna pregunta: ¿el dinero da la felicidad?
No tiene por qué. Sin dinero se puede ser feliz, y hay estudios que aseguran que, a partir de cierto nivel de vida, una mayor cantidad de dinero genera más infelicidad. Así, irónicamente, muchas personas a las que les toca la lotería suelen sufrir fracasos o desgracias personales. Como he mencionado antes, cuando das ilusión, recibes algo y, de algún modo, te regeneras y ayudas a los demás. Ya lo decía Teresa de Calcuta, que daba amor porque recibía más a cambio.
 

- ¿Crees que la tristeza también es necesaria para ser feliz?
Creo que hay que ser feliz a pesar de la tristeza. Lo importante es nuestra actitud, es decir, cómo afrontamos los fenómenos tristes para poder superarlos.

- ¿Qué pueden hacer para mejorar las personas que son felices y positivas de por sí?
Deben ser un ejemplo, una referencia para los demás. En el mundo actual, se han caído los mitos, modelos e ideales. Por eso, los optimistas deben ser 'transistores' de esa alegría. En efecto, hoy en día la felicidad está desubicada, e incluso se llega a considerar arrogante a quien es feliz y lo dice abiertamente. Llevamos tiempo pensando que la felicidad es algo lejano, pero debemos saber que, a pesar de las circunstancias, todos podemos y debemos ser felices. Esto es ahora más necesario que nunca, y sólo hace falta asumir esa responsabilidad y dar el primer paso para conseguirlo.
Más noticias sobre…

Emociones, Felicidad



BUSCADOR AVANZADO

Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

agenda solidaria
agenda solidaria
Del 02/04/2014 al 19/10/2014 | Programa de acogida a personas inmigrantes
Del 28/04/2014 al 14/10/2014 | Charla sobre derechos de las personas extranjeras
Del 31/05/2014 al 19/06/2014 | Día Internacional del Juego
Del 08/06/2014 al 29/06/2014 | Taller para mujeres migradas
Vocento

Creacion paginas web