Por un consumo responsable

¿Dónde consumo? ¿A quién le compro lo que consumo? ¿De dónde procede? ¿Lo necesito realmente? ¿Cuál es el impacto que genero con ello? Plantearse estos interrogantes puede ser un buen principio
02 de Mayo de 2013
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
L. R. | En palabras de Janire Sáenz de Buruaga, responsable de las áreas de Formación y Sensibilización de Setem Hego Haizea, en lo que a consumo ético se refiere "el objetivo es aspirar a ser consumidores 100% responsables, aunque eso es algo casi imposible hoy en día". En el camino, "cada persona debe escoger sus preferencias y actuar en función de sus posibilidades y de la vida que lleve".

Por lo tanto, contribuir al consumo responsable "es una opción muy personal y personalizada" que puede realizarse de muchas maneras distintas. Sin embargo, en todos los casos existe la necesidad de "plantearse qué hay detrás de cada uno de los bienes y servicios que consumimos".

En este sentido, resulta clarificador formular "algunas preguntas que pueden ayudarnos: ¿Dónde consumo? ¿A quién le compro lo que consumo? ¿De dónde procede? ¿Lo necesito realmente? ¿Cuál es el impacto que genero con ello? ¿Qué valores subyacen tras mi decisión? Estos tan solo son algunos ejemplos que se pueden aplicar absolutamente a todos los ámbitos".

Finanzas éticas y productos ecológicos
Las respuestas a esos interrogantes pueden ofrecer pistas acerca de determinado producto, pero también existen multitud de alternativas ya consolidadas que suponen una apuesta segura por el consumo responsable frente al sistema económico actual. Un sistema "dominado por las grandes empresas y multinacionales que genera un círculo vicioso de infelicidad y consumismo, sumiendo a las personas en una dinámica destructiva".

Y entre las diversas opciones se puede mencionar, por ejemplo, "a 'Fiare', una cooperativa y una red de personas y organizaciones que apuesta por un sistema bancario más justo y ético y donde podemos depositar nuestro dinero en lugar de acudir a los grandes bancos habituales".

Además, "hay muchas otras alternativas como consumir productos locales y ecológicos, conocer a los productores y comerciar directamente con ellos, o hacer nuestras compras en tiendas de comercio justo" como Kidenda, Ekorropa o Intermon Oxfam.

En cualquier caso, "es posible colaborar con asociaciones y entidades sociales" que trabajan por un mundo cuyo consumo sea responsable, consciente y transformador. La Red de Economía Solidaria 'Reas Euskadi', el colectivo Desazkundea (Decrecimiento), la Red de Pueblos por la Soberanía Alimentaria, el Movimiento del Comercio Justo y, por supuesto, Setem Hego Haizea (con interesantes iniciativas como 'http://estonoesloqueparece.org/es/') son una buena muestra de ello.
Más noticias sobre…

Consumo responsable



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web