30 de Abril de 2013
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
L. R. | Gracias a la enorme variedad de los integrantes que lo componen, el Consorcio de Inteligencia Emocional de Innobasque desarrolla multitud de proyectos. No obstante, todos ellos se enmarcan dentro de cinco líneas principales de actuación:

1) Gestión de la comunidad. Guarda relación con la coordinación y las tareas internas del CIE. Esto incluye, entre muchas otras labores, organizar el 'networking' y dar la bienvenida a los nuevos miembros y organizaciones que se incorporan a la comunidad.

2) Aprendizaje. Relacionada con la formación de los miembros del CIE, el área de aprendizaje ofrece un gran abanico de talleres mensuales sobre diversos temas como el mosaico emocional, el autoconocimiento o la autonomía personal.

Asimismo, dispone de programas más avanzados: entrenadores emocionales, participación genuina, facilitación de equipos de innovación, un 'barnetegi emocional' que cuenta ya con dos ediciones y se ha desarrollado en Zamudio con la colaboración de Innobasque, etc.

3) Unidad de investigación. Se encarga de evaluar los proyectos que desarrolla el Consorcio y medir su impacto en diferentes esferas. Además, es un soporte para los grupos de trabajo.

4) Área de comunicación.
Organiza el 'World Emoción', un evento anual de sensibilización que está abierto al público y ya va por su tercera edición tras su comienzo en 2010. En él se han tratado temáticas como la transformación de entornos, los circuitos emocionales o los modos de vida saludable.

Esta área también es la responsable de las publicaciones periódicas de la comunidad (la emoción de la transformación, dinámicas de gestión basadas en las personas, formación de equipos de innovación en las organizaciones...) y coordina la web (http://www.consorciointeligenciaemocional.com/) y los perfiles del CIE en las redes sociales.

5) Los equipos de innovación. Constituyen "el núcleo duro" de la labor que desarrola el CIE. "Ante un reto o una necesidad que surge en algún ámbito o que nos plantea alguna empresa u organización, hay personas del Consorcio que se apuntan para participar y crean un grupo o equipo de trabajo. En ese momento, da comienzo un proceso complejo para determinar qué hay que hacer, cómo se va a hacer, cómo hay que organizarse, etc. Se trata, en definitiva, de gestionar un equipo y empezar a crear, construir e innovar aportando ideas y soluciones".

Así, los equipos de innovación actúan en una gran variedad de ámbitos y líneas de trabajo. Estos son algunos ejemplos:

-Nuevas metodologías para la cooperación. Tratan temas como la participación genuina, la cocreación, cómo trabajar en equipo en organizaciones y/o en redes y comunidades, etc.
-Empleo. Por ejemplo, se ha puesto en marcha un proyecto piloto llamado 'Actívate', orientado a personas mayores de 45 años para desarrollar dinámicas de automotivación y autonomía; y también hay programas formativos y proyectos dirigidos al empleo juvenil y a los artistas y creativos.
-Educación. Entre otros, el CIE desarrolla un proyecto de alfabetización emocional en colaboración con el Colegio Aldatze de Eibar (Gipuzkoa). Tiene una vocación integral y consta de talleres de formación para el profesorado, los padres y los alumnos.
-Empresas y organizaciones. El Consorcio de Inteligencia Emocional ha colaborado con entidades como la policía municipal de Vitoria-Gasteiz, Osakidetza, Goiztiri, Decathlon o la asociación Elkano "aportando ideas innovadoras para que afronten sus problemas con una visión diferente".
-Salud. Incluye iniciativas como "circuitos de hábitos saludables o la salud en 3D dentro de las empresas, relacionada con la actividad física y la educación emocional".

Más noticias sobre…

Inteligencia emocional



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web