Libro blanco sobre la discapacidad en Euskadi

23 de Abril de 2013
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
L. R. | El 'Libro Blanco sobre la Discapacidad en Euskadi', publicado por Edeka, es rico y variado en contenidos. Desde la sanidad al empleo, pasando por la educación, el ocio, la prevención o las nuevas técnicas y metodologías, sus más de 360 páginas abarcan multitud de ámbitos y sectores, "analizando los retos a los que deberá enfrentarse el colectivo de personas con discapacidad del País Vasco y marcando las líneas de actuación" en las que será necesario trabajar en el futuro:

- Mejorar la accesibilidad. "Es absolutamente imprescindible mejorar los accesos, las maquinarias, las señalizaciones... y desarrollar programas específicos con ciertos colectivos para garantizar la accesibilidad y el diseño universales. Sólo así serán posibles la inclusión y el acceso a los servicios".

- Generar empleo. "Actualmente, el 59% de las personas discapacitadas en Euskadi está desempleada. Además, sólo una mínima parte (el 18%) de quienes están ocupados trabajan en un empleo ordinario. Ante esta situación, hay que impulsar la creación de itinerarios que faciliten la igualdad de oportunidades para todos y el acceso al empleo ordinario de las personas con discapacidad".

- Fortalecer el movimiento asociativo. Hay que compartir "objetivos y estrategias" entre las organizaciones sociales para trasladarlos de manera más satisfactoria al resto de la sociedad y sus representantes.

- Adaptar la educación. "Es necesario visibilizar a los niños y niñas discapacitados en todas las fases del itinerario educativo y adaptar los contenidos al aprendizaje de valores como la diversidad o la accesibilidad. Todo ello, haciendo las adaptaciones curriculares necesarias y sin imponer limitaciones a nadie. Esto permitirá generar espacios de encuentro en el futuro". Por otra parte, "es incomprensible que las ayudas presentes en la escolarización reglamentaria desaparezcan cuando se accede a la Universidad".

- Promocionar la gestión y el diálogo. Uno de los retos principales es "promover la gestión de las personas destinatarias" en la gestión de los recursos y los servicios a los que hace referencia el libro. Además, "es necesario impulsar mesas de diálogo civil con las administraciones públicas para avanzar hacia un modelo de gobernanza compartida" para que las personas con discapacidad sean "protagonistas de su propia vida".

- Dar respuesta a las personas con discapacidad y los problemas y situaciones con los que se encuentran.

- Desarrollar una labor de sensibilización. "Si no se implica a la sociedad, será imposible evolucionar y superar las situaciones de vulnerabilidad. Además, tenemos que trasladar de manera nítida que la diversidad es un valor".

- Atajar la discriminación múltiple. "El hándicap de la discapacidad multiplica por cien cualquier problema surgido a causa de una discriminación previa (inmigración, pobreza, paro, género...). Por eso, debemos dar respuesta urgente a los casos de discriminación múltiple".

- Prevenir las situaciones de riesgo de exclusión. "Para evitar situaciones de exclusión, lo más indicado es intervenir antes de que estas sucedan".

- Introducir técnicas y metodologías para medir el impacto de las medidas adoptadas. "Con la introducción de estas metodologías, se podrá constatar el impacto positivo (cohesión social, creación de empleo...) y el retorno que tienen para la sociedad las inversiones en intervención social.

- Aumentar la coordinación en la sanidad. "Es necesario abordar de manera específica a los enfermos crónicos y sus afecciones. Para ello, habrá que fomentar la intervención y apostar por una rehabilitación permanente, además de mejorar la coordinación entre los centros de salud y los profesionales implicados".

- Gestionar los espacios de ocio, cultura y deporte. "Hay que promocionar estos espacios porque sirven para empoderar a las personas y aumentar su autoestima. La 'usabilidad' del entorno ha de ser real, algo que se desmiente con datos como que el 42% de las personas discapacitadas tienen problemas a la hora de desplazarse por su pueblo o ciudad y subir o bajar escaleras, por ejemplo".

- Mejorar los servicios sociales. "Las carteras y catálogos de ofertas y servicios deben responder a las necesidades reales de la comunidad de personas discapacitadas. Para ello, hace falta hacer un seguimiento específico de cada situación y desarrollar planificaciones centradas en las personas y no tanto en los coletivos". Asimismo, "es necesario superar los modelos asistenciales obsoletos e introducir apoyos para que las personas evolucionen de forma activa".
Más noticias sobre…

Discapacidad



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web