Entrevista con Olga Fotinopoulou, profesora de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social en la UPV-EHU

Olga Fotinopoulou ha publicado diversos monográficos sobre igualdad y discriminación, y trabaja para impulsar el protocolo de actuación elaborado por Emakunde contra el acoso sexual y sexista en el trabajo. La solución, una vez más, pasa por la educación
07 de Mayo de 2013
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los casos de acoso sexual o sexista en el trabajo, más difíciles de denunciar con la crisis
Momento del seminario sobre el protocolo de Emakunde.
L. RENTERIA | Cuántas veces hemos asistido a una reunión de trabajo en la que 'ha tocado' reírse con un chiste de contenido sexual en el que la mujer no queda muy bien parada. Son comportamientos que percibimos como algo habitual en nuestra cultura, y que no ayudan a la erradicación de los comportamientos machistas.

Así lo explica en esta entrevista Olga Fotinopoulou, profesora de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social en la UPV-EHU, que hace escasas fechas participó en el seminario 'El acoso sexual y sexista en el trabajo' organizado por Emakunde, el Instituto Vasco de la Mujer. Este encuentro sirvió para analizar las herramientas que permitirán avanzar en la prevención del acoso sexual y sexista en el ámbito laboral, y al mismo asistieron las entidades colaboradoras que han suscrito el protocolo impulsado por Emakunde para acabar con esta lacra.

Fotinopoulou fue la encargada de explicar cuáles son los aspectos clave en el acaso sexual y sexista en el trabajo, además de solventar las dudas que las entidades le plantearon. Ella, que ha publicado diversos monográficos sobre género, igualdad y discriminación, afirma que "la gente tiene la percepción de que hay menos casos de los que realmente existen", y aporta un dato revelador: "En más del 90% de los casos en los que se da este tipo de acoso, las víctimas son mujeres".  

¿En qué consisten el acoso sexual y el acoso sexista en el trabajo?

Ambos son supuestos de violencia de género en el trabajo, que pueden derivar en casos de discriminación. Sin embargo, existen diferencias. En el caso del acoso sexual en el trabajo, la motivación es de naturaleza sexual y, generalmente, está relacionada con obtener algún tipo de beneficio sexual. Por el contrario, en el caso del acoso sexista en el trabajo no hay un propósito de origen sexual; se discrimina simplemente por razones de género. De todos modos, hay que matizar que la ley no hace distinciones en cuanto al concepto de 'género', por lo que éste se aplica por igual a hombres y mujeres.

¿Cuáles son las prácticas más habituales en estos casos?
Pueden ser muy variadas. El acoso sexual puede incluir tocamientos de superiores o compañeros; gestos obscenos o denigrantes; comentarios y lenguaje ofensivos; y otro tipo de actitudes ofensivas como chistes y bromas sexuales. En los casos de acoso sexista, por su parte, puede haber una descalificación pública para intimidar a la víctima, comentarios sobre su ropa o aspecto físico, etc.

¿Cuáles son los perfiles típicos de víctima y acosador?

Es un tema poco estudiado, por lo que sólo puedo remitirme a lo que recoge un estudio publicado en 2004 por el ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, que afirma que las víctimas suelen ser mujeres jóvenes de entre 25 y 40 años. Lo que está claro es que existe una diferencia abismal entre los dos sexos, ya que el 90-95% de víctimas de acoso sexual o sexista en el trabajo son mujeres. En cualquier caso, no es un problema de victimología. Por diversas circunstancias, cualquiera puede llegar a ser víctima o acosador.

Chistes y comentarios sexuales
¿Este tipo de acoso está muy extendido en Euskadi?
La percepción que se tiene es inferior a las conductas que existen, es decir, pensamos que hay menos casos de los que realmente hay. Por ejemplo, algunos supuestos de acoso no los percibimos como tales. Las observaciones sugerentes, los chistes o comentarios libidinosos o sexuales, el uso de imágenes sexuales en entornos laborales... son cosas que percibimos como algo habitual de nuestra cultura. Además, la conceptualización del acoso sexista en el trabajo es bastante reciente, y este tipo de agresiones no suelen denunciarse hasta que alcanzan sus máximos extremos.

¿Se da por igual en todos los ámbitos y empresas?
Sí, se da por igual en los ámbitos público y privado, y también existen casos en la Administración. En cuanto a las empresas, evidentemente en las más grandes hay más posibilidades de que ocurra, pero la gestión suele ser más difícil en las más pequeñas porque, al haber pocos empleados, todo el mundo se conoce y el acosador puede ser el mismo empresario, circunstancias que suelen provocar que la víctima salga de la empresa.

En caso de sufrirlo, ¿a quién suelen acudir las víctimas?
Es algo que se suele llevar en privado; las víctimas no suelen reclamar ninguna tutela hasta que la situación es extrema. Lo más habitual es que pidan ayuda a su entorno familiar, aunque en ocasiones acuden a los representantes sindicales o a la dirección de recursos humanos de sus empresas. Por desgracia, muchas veces las víctimas están y se sienten desamparadas.

¿Y a quién deben acudir?
Es recomendable contactar con la Defensoría para la Igualdad de Mujeres y Hombres de Emakunde para buscar asesoramiento. No obstante, en los casos más extremos lo mejor es hablar con un abogado e iniciar los procedimientos que sean pertinentes.

"Jurídicamente, podemos hacer poco"
¿Cuál suele ser el desenlace?

Depende de cada caso. Cuando, efectivamente, se prueba la condición del acosador, los índices de despido son relativamente altos (superiores al 50%). También puede haber sanciones de diversos tipos y en otras ocasiones es la propia víctima quien solicita la extinción de su contrato.

¿Qué factores favorecen la existencia de este tipo de acoso?
Los factores culturales y el machismo imperante en nuestra sociedad son las principales causas. Es eso lo que provoca la debilidad de la mujer respecto al hombre. Y desde el punto de vista jurídico, podemos hacer poco. Lo importante es incidir en la educación si queremos erradicar este problema.

¿Qué se recoge en la normativa legal vigente respecto al acoso sexual y sexista en el trabajo?
El alcance es muy amplio. La normativa laboral establece que los empresarios adopten medidas de prevención para evitar el acoso y, cuando estas medidas fallan, deben existir mecanismos de tutela para la víctima, que incluyen posibles decisiones como despidos o sanciones. Además, los casos de acoso sexual o sexista en el trabajo pueden dar lugar a responsabilidades de carácter civil, laboral, administrativo y penal.

Un riesgo psicosocial
¿Cuáles son esos mecanismos o medidas de prevención?
Dependen de cada empresa porque no existe ninguna herramienta ad hoc impulsada desde la Administración. En realidad, podemos considerar que existe un riesgo psicosocial, por lo que lo importante es prevenir y evaluar la situación concreta de cada lugar de trabajo. Además de esta labor de diagnóstico, es esencial formar e informar a los trabajadores sobre todos los aspectos relacionados con la materia.

¿La sociedad está concienciada respecto a este problema?
La realidad de todos los días nos dice que la concienciación no es tan amplia como desearíamos. Muchas empresas llevan a cabo prácticas discriminatorias, lo que constituye un campo abonado para que existan casos de acoso en el ámbito laboral. Por otra parte, la crisis económica no beneficia que se adopten nuevas medidas en este campo y provoca que las víctimas se lo piensen dos veces antes de denunciar los abusos.

¿Qué hay que hacer para avanzar hacia la solución?
La receta es simple: educación, educación y más educación. Se trata de cambiar mentalidades y para eso no sirve el Derecho. Educar en igualdad es la clave para acabar con este tipo de acoso y con todos los relacionados con el género.
Más noticias sobre…

Emakunde, Igualdad de género



BUSCADOR AVANZADO

Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

'Eva saca la roja'
Blog sobre igualdad y violencia de género

Blog sobre igualdad y violencia de género

Trabajamos desde hace años en el ámbito de la violencia sexista, con mucho por decir.
'Yo ligo, yo decido'
Guía 'Yo ligo, yo decido'

Guía 'Yo ligo, yo decido'

Ayuda a poner en valor las decisiones de las chicas cuando salen de fiesta
Vocento

Creacion paginas web