Día Internacional del Juego

El juego es diversión y alegría, pero también es educación y aprendizaje. Por eso, del 7 de mayo al 1 de junio, Trukeme organiza una campaña para que todo el mundo salga a las calles y disfrute con la pasión de jugar
22 de Mayo de 2013
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
L. RENTERIA | El escondite, un patinete, los videojuegos, la peonza, el parchís... Desde que nacemos, los juegos forman parte de nuestra vida. Los seres humanos aprenden y se divierten jugando y, más aún, desarrollan habilidades que les permitirán hacer frente a los retos del futuro. Sin embargo, a medida que crecemos la costumbre de jugar se va perdiendo. Para hacer frente a esta situación, la campaña 'Kalean olgetan/Juega la calle' toma "el juego por bandera" y trata de involucrar a pequeños y mayores por igual.

"Con esta iniciativa buscamos reivindicar la calle como espacio público y fomentar el juego entre personas que normalmente no juegan, adultos incluidos", explica la educadora social y psicopedagoga Marta Ortega, especialista en juegos cooperativos. "El juego es una forma de vida, y no tiene edad. Como se suele decir, «no dejamos de jugar porque nos hacemos mayores; nos hacemos mayores porque dejamos de jugar»".

Así, aprovechando la celebración del Día Internacional del Juego el próximo 28 de mayo, Trukeme -el Centro de Recursos en Juegos Cooperativos de Bakeola- puso en marcha 'Juega la calle' el pasado día 7, y desarrollará diversas actividades hasta el 1 de junio. "La idea se nos ocurrió a raíz de una iniciativa surgida en Barcelona ('diadeljuego.org'), y en 2012 ya hicimos algunas cositas relacionadas con el tema. Pero este año es el del lanzamiento definitivo".

Cita el día 28 de mayo en la Plaza Nueva
Con ese propósito, se han ideado numerosos actos en Bilbao y otros puntos de Bizkaia. Desde una ludoteca hasta una jornada de juegos en la calle con Médicos del Mundo, pasando por un Campeonato de 'Colonos de Catán', "personas de 1 a 99 años" podrán pasárselo en grande con juegos de ayer y de hoy. Y el 28 de mayo la Plaza Nueva de Bilbao acogerá una jornada muy especial que incluirá juegos de mesa gigantes y un espacio sobre el juego y el arte, entre otros.

"Lo que pretendemos es abrir la iniciativa al mayor número posible de entidades y colectivos (Euskalerriko Eskautak, Kiribil Sarea, el Teléfono de la Esperanza...), y que éstos se impliquen y organicen sus propias actividades". Para ayudarles, tienen a su disposición 'el kit jolaktibista básico', un curioso y colorido set móvil que se compone de "globos, conos y señales" y, haciendo uso de un anuncio similar a los de las obras ('¡Atención! Zona de juegos'), "pica la curiosidad de los viandantes y les anima a unirse a nosotros".

Además, los chicos y chicas de Trukeme han aprovechado la página web oficial de la campaña (http://www.otrojuegoesposible.org) para lanzar unos simpáticos 'vídeo-retos' en los que se proponen diversas pruebas y desafíos que "invitan a jugar a quienes han dejado de hacerlo". A su vez, todo aquel que lo desee puede emularlos y grabar sus peripecias en vídeo para compartirlas con los demás usuarios.

"Cualquier espacio público puede ser un espacio lúdico"
"Los juguetes y los juegos son un fiel reflejo de la sociedad en la que vivimos", asegura Marta Ortega. "Hoy en día, muchos juguetes del mercado comercial se centran en lo visual, lo inmediato, lo espectacular. Y los niños tienen más juguetes que tiempo para jugar, lo que les hace ser poseedores en lugar de jugadores".

En este sentido, "es importante saber a qué juegos jugamos para conocer los valores que transmiten. Por ejemplo, los juegos cooperativos, que nosotros consideramos muy útiles y divertidos, permiten relacionarse con los demás y trabajar aspectos como el autoconcepto y la comunicación".

Lamentablemente, con el tiempo la calle ha ido perdiendo su estatus como lugar para el solaz y el esparcimiento. "Ya no percibimos la calle como algo seguro, y llenamos los parques y las áreas de recreo con vallas y protecciones. Pero lo que realmente necesitamos son espacios integrados en pueblos y ciudades para que niños, jóvenes y adultos jueguen y se entretengan de manera activa, no como meros espectadores".

Algo a lo que no ayudan en absoluto la eliminación de recintos como las canastas del Parque de Doña Casilda o la existencia de carteles como 'Prohibido jugar a la pelota'. A este respecto, "hay que recordar que el artículo 31 de los Derechos del Niño garantiza a los menores el derecho al juego y a las actividades recreativas".

Sonrisas y recuerdos
Tal y como sostiene el reputado pensador y psicopedagogo Francesco Tonucci, "las calles serían más seguras si hubiese más niños y niñas en ellas, y hacia eso debemos encaminarnos: a que los más pequeños sean los protagonistas de las ciudades del futuro".

Un camino en el que pueden ayudar iniciativas lúdicas como el 'laboratorio de juegos' impulsado por Trukeme: "Una vez al mes, más de 30 personas de entre 3 y 60 años nos juntamos y lo pasamos genial con todo tipo de juegos. Aquí, las relaciones que se establecen son horizontales, y muchas veces son los 'txikis' quienes marcan los ritmos. La clave reside en que todas las opiniones son igualmente importantes".

Al final, se trata de "ser conscientes de que el juego es algo muy divertido y serio a la vez. Sirve como herramienta y como fin, y gracias a él es posible saber qué podemos esperar de los demás. Jugar conecta a todo el mundo, y lo relacionamos con algo positivo. Por eso, nos trae buenos recuerdos y siempre nos provoca una sonrisa".
Más noticias sobre…

Juegos cooperativos, Trukeme



BUSCADOR AVANZADO

Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

Juegos cooperativos
Juegos cooperativos

Juegos cooperativos

Qué son, para qué sirven y qué diferencias hay entre juegos cooperativos y competitivos
Vocento

Creacion paginas web