Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

Iñaki Mentxaka, bronce en Boccia

El deportista de Fekoor Iñaki Mentxaka practica la Boccia, un deporte paralímpico que cada vez cuenta con más adeptos. A principios de julio, logró la medalla de bronce por parejas en el Campeonato de España disputado en Barakaldo
20 de Agosto de 2013
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
L. RENTERIA | Iñaki Mentxaka es miembro de la Agrupación Deportiva Fekoor y, desde hace cinco años, disputa competiciones de Boccia, un deporte similar a la petanca y que se ha convertido en una de las especialidades paralímpicas más populares del planeta. "Yo he hecho deporte toda la vida, antes y después de tener discapacidad. Así que poder seguir practicándolo me pareció extraordinario", explica.

Mentxaka compite en la categoría BC4, que engloba a los afectados de una discapacidad física grave, y ha obtenido numerosos títulos a lo largo de su carrera: fue campeón de España de Boccia por Selecciones Autonómicas en 2011, ha sido campeón de España de clubs y también se ha proclamado campeón de Euskadi en varias ocasiones. A principios de julio, logró la medalla de bronce por parejas en el Campeonato de España disputado en el polideportivo de Lasesarre (Barakaldo).

"Mi primer contacto con la Boccia fue de manera lúdica, en el Centro para la Integración y Capacitación de Personas con Discapacidad Física 'Arbolarte'. Después, comencé a entrenar más en serio en la escuela de Boccia de Fekoor (la Federación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física y/u Orgánica de Bizkaia) porque se me abrió la posibilidad de entrar en competición, adonde di el salto en 2008. A partir de aquí, me fichó el seleccionador de Euskadi y empecé a competir de manera más profesional. Desde entonces, soy miembro de la selección de una manera continuada".

Orígenes en la Antigua Grecia
La Boccia tiene sus orígenes remotos en la Grecia Clásica, pero no fue hasta 1984 cuando se incluyó por primera vez en unos Juegos Olímpicos. Se disputa por equipos, en pareja o de manera individual, y cada bando dispone de diversas bolas azules o rojas que deben lanzarse para que queden lo más cerca posible de una pelota blanca llamada 'diana'. La estrategia, la precisión y la inteligencia cobran, por tanto, una especial importancia.

"Es un juego que supone un reto por sus características, por la estrategia de las jugadas y la habilidad y la concentración que se requieren. A medida que juegas, vas descubriendo aspectos que te atrapan, y con el tiempo me he ido enganchando más y más. La Boccia es mucho más que tirar bolas. Se disfruta mucho; es una modalidad a descubrir".

Y, como cualquier otro deporte, tiene muchos aspectos positivos: "Me aporta espíritu de superación; ganas de superar barreras, de mejorar, de conseguir metas. Esto me ha llevado a desarrollar técnicas, cambiar la forma de tiro e incorporar accesorios para mejorar, aprendiendo a jugar mejor para competir a un nivel más alto".

"El deporte tiene una fase de sufrimiento y de lucha, con uno mismo y con todo el entorno, que no se ve. Los entrenamientos y los desplazamientos son muy duros. Y se complican más para las personas con discapacidad porque tienen que enfrentarse a problemas como la falta de accesibilidad en hoteles e instalaciones. Pero el deporte lo compensa todo. Sólo aporta beneficios".

Eliminando estereotipos y barreras mentales

Raúl Aguirre, responsable de comunicación de Fekoor, comparte el parecer de Mentxaka, y añade que "la Boccia es una disciplina que puede practicar todo el mundo porque se adapta a todas las capacidades".

En su opinión, "el deporte es una vía de inclusión, ya que permite que las personas se relacionen a nivel social en un espacio lúdico o de competición. Y esto es incluso más relevante en el caso de las personas discapacitadas, quienes habitualmente proceden de entornos muy protegidos".

En efecto, el deporte es muy positivo a todos los niveles: "Sirve para estar en forma físicamente, y mejora el estado de ánimo y la autoestima de la gente. Para cualquier persona, el deporte es una opción de bienestar, pero para una persona con discapacidad lo es todavía más. Y cuando vemos que estas personas pueden practicar parapente, buceo, tenis de mesa, boccia o cualquier otra especialidad, nos damos cuenta de que sus capacidades están ahí. En este sentido, el deporte es importante porque también ayuda a eliminar estereotipos y barreras mentales".
Más noticias sobre…

Boccia, Deporte adaptado, FEKOOR



BUSCADOR AVANZADO

Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

FEKOOR
Sigue el Blog de FEKOOR

Sigue el Blog de FEKOOR

"Trabajamos para avanzar en la promoción de los derechos y la consecución de la igualdad"
Vocento

Creacion paginas web