Una nueva beca refuerza la apuesta de BBK por la innovación y el talento
Una nueva beca BBK apoyará proyectos de atención y asistencia a personas enfermas o con discapacidad

Integración social

El 'Basket Integra' supuso una excelente oportunidad para fomentar la diversidad cultural. Gracias al deporte de la canasta, sus participantes se divirtieron y aprendieron a disfrutar del 'fair play'
12 de Septiembre de 2013
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un torneo solidario e inclusivo
L. RENTERIA | El deporte no entiende de razas, colores ni fronteras. Por eso, el 'lenguaje' del baloncesto -como el de cualquier otra modalidad deportiva- es universal, y puede ser comprendido por personas de todo el mundo. Haciendo gala de este espíritu, el torneo 'Basket Integra' supuso una excelente oportunidad para que jóvenes de diversos orígenes saltaran a la cancha y se lo pasaran en grande con el balón naranja.

"Nuestro objetivo era integrar y ayudar a relacionarse a los chicos de los barrios de Bilbao la Vieja y San Francisco, a la vez que les inculcamos los valores relacionados con el basket y el deporte", explica Ángel Gil de Celis, secretario general de la Fundación Bizkaia Basket y responsable de la iniciativa. "Además, contribuimos a dinamizar la zona y a crear un gran ambiente".

Respeto y deportividad
Los participantes, por su parte, eran "chicos de entre 16 y 22 años" repartidos en siete equipos con tres titulares y dos reservas cada uno. Curiosamente, los nombres de estos combinados hacían referencia a conocidas calles del 'Botxo': San Francisco, Arechaga, Miribilla, Gimnasio, Dos de Mayo, Bailén y Concepción.

"La mayoría son chavales de Bilbao, y también hay un equipo con gente de Balmaseda. Algunos de ellos son autóctonos, y otros tienen procedencias muy diversas (africanos, asiáticos, sudaméricanos...), pero todos comparten la ilusión por divertirse y hacer amigos. Aquí, pueden llenar su tiempo de ocio jugando con jóvenes como ellos. La única condición es que lo hagan desde el respeto y la deportividad".

Son precisamente esos valores los que ayudaron a crear una atmósfera sana y muy animada: "El público anima sin parar a todos los jugadores, y ellos lo agradecen con su esfuerzo. Al final, se trata de aprender a competir, fomentando la tolerancia entre las personas y el trabajo en equipo. Y, por supuesto, sin distinciones de ningún tipo".

Esta iniciativa de integración social, convivencia e interculturalidad ha sido un éxito de nivel y participación, pero lo más importante es que el deporte de la canasta siga siendo una referencia: "El baloncesto integra a todas las razas y colores. Es vivo, joven, dinámico... y le gusta a la gente. A nosotros nos encantaría que todas las canchas de los barrios estuvieran ocupadas, por lo que en el futuro trataremos de darles un impulso extendiendo nuestro torneo a otros lugares".


Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web