02 de Enero de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La violencia machista ha arrebatado este año la vida a 48 mujeres -dos de ellas en Baleares- y cinco niños, víctimas de esta forma de maltrato en el hogar que, además, ha dejado huérfanos a otros 42 menores hijos de las mujeres muertas a manos de sus parejas.

Es el frío balance anual de esta lacra, que no obstante ofrece en 2013 el número más bajo de mujeres muertas de los últimos diez años, cuando se comenzaron a contabilizar estos crímenes. El año pasado se saldó con la muerte de 52 mujeres a manos de sus parejas; en 2011 fueron 61; en 2010, 73; en 2009, 56; en 2008, 76; en 2007, 71; en 2006, 69; en 2005, 57; y en 2004, 72; y 71 en 2003.

De momento, la de este año es la cifra más baja, pero puede cambiar e igualarse a la del ejercicio pasado, si se confirma que las cuatro muertes que todavía están en investigación -en Verín (Ourense), Castrillón (Asturias), Vegalatrave (Zamora) y Zaragoza- son consecuencia de la violencia de género.

La última de las 48 víctimas contabilizadas este año ha sido María Isabel, una mujer de 45 años, asesinada en Marín (Pontevedra) el día después de Navidad. Su presunto asesino, su compañero sentimental, tenía antecedentes por violencia de género en una relación anterior, pero no constan denuncias por parte de la fallecida.

De las 48 víctimas mortales, una era menor de 16 años; otra tenía entre 18 y 20 años; once, entre 21 y 30 años; diecisiete, entre 31 y 40 años; nueve, entre 41 y 50 años; tres, entre 51 y 64 años, y seis eran mayores de 64.

Diez residían en Andalucía; nueve en Madrid; ocho en la Comunidad Valenciana; cuatro en Castilla-La Mancha; cuatro en Cataluña; dos en Castilla y León, las mismas que en Cantabria, Canarias y Baleares y Galicia. En Aragón, Extremadura y País Vasco se ha contabilizado una víctima en cada comunidad.

Según la estadística del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, solo diez del total de las asesinadas en este año (21,3 %) habían denunciado a sus agresores por malos tratos, y de ellas siete obtuvieron medidas de protección (14,9 %).

Veintiuna de las asesinadas (el 44,6 %) habían terminado la relación sentimental con su agresor o estaban en fase de ruptura, mientras que 27 (el 55,3 %) seguían manteniendo un vínculo con él. La mayoría de las 48 mujeres asesinadas por sus parejas este año (37, el 76,6 %) eran españolas y once (23,4 %) extranjeras.

Pero a esta estadística hay que sumar la de los cinco niños asesinados por sus padres con el único objetivo de infligir mayor daño a la madre. Todos ellos eran españoles y tres de ellos tenían entre 5 y 6 años, otro entre 9 y 10, y el más mayor entre 13 y 14 años. La mayoría de las madres había denunciado la situación que vivían, ese ambiente familiar pautado por la violencia , que además ha dejado a 42 menores huérfanos.

Más noticias sobre…

Violencia de genero



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web