23 de abril. Día del Libro

Lectura Fácil Euskadi comenzó su andadura hace año y medio para cubrir el vacío existente y actualmente ya cuenta con 25 clubes de lectura, más de 300 personas formadas e incluso los primeros títulos en euskera
22 de Abril de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Lectura fácil, una nueva forma de acercarse a la literatura
Blanca Mata, en uno de los clubes de lectura con personas con síndrome de Down.

L. FERNÁNDEZ | El 23 de abril se celebra el Día del Libro, una fecha que a muchas personas no les dice nada, dado que consideran que la lectura no va con ellos, bien porque tienen dificultades de comprensión lectora o bien porque directamente no les gusta leer. Para todas ellas existe un formato, el de la lectura fácil, que ha ido integrándose en la sociedad vasca desde que, en octubre de 2012, Blanca Mata creara Lectura Fácil Euskadi.

"La lectura fácil no enseña a leer, sino que acerca la lectura a unos colectivos determinados que sin este formato tendrían vetado el acceso a la cultura y a la información. Está basada en el principio de la democracia lectora porque todas las personas tienen derecho al acceso a la cultura", explica Blanca. La lectura fácil es, por lo tanto, una herramienta "muy útil", para el 30% de las personas que se calcula que tienen problemas para leer.
Este problema con la lectura "puede ser transitorio o permanente, como el colectivo emigrante, personas mayores, discapacitados intelectuales, personas con trastornos del aprendizaje, o analfabetismo funcional, gente que a pesar de saber leer y escribir no puede desarrollarse autónomamente en sociedad a la hora de descifrar determinados mensajes", enumera la responsable de la entidad.

No se trata de lectura para tontos
Otro de los objetivos es evitar estigmatizar este tipo de lectura, que no por contar con el adjetivo fácil significa "que sea para tontos". De hecho, uno de los colectivos que recurren a este tipo de literatura es el de los inmigrantes. Es el caso de Ahmed, un joven marroquí que participó en un club de lectura de la asociación Etorkinekin Bat para "conocer gente y mejorar el idioma". Durante 6 semanas, y dinamizados por Blanca Mata, su club de lectura leyó 'El hombre invisible'. "Yo nunca había leido un libro entero hasta que participé en el grupo. Gracias a esto he mejorado mucho mi español y animo a otras personas a que también lo prueben", alienta Ahmed.

La Mediateka BBK de la Alhóndiga, gran aliada

Asimismo, y como explica Blanca, "este formato tiene un campo de actuación muy grande. Puede haber personas que no tienen dificultades lectoras, pero que les da pereza, les cuesta más, o que han tenido experiencias frustantes,  como les puede pasar a niños y adolescentes". Precisamente, en la Mediateka BBK de la Alhóndiga, "que se han volcado con esta iniciativa desde sus inicios", están sorprendidos por el volumen de préstamo de estos libros, ya que no sólo los piden personas con dificultad lectora, también aquellos "que desean algo sencillo para el metro" o quienes encuentran un libro de 500 páginas "demasiado pesado". Además, los libros de este tipo "están muy bien escritos ya que es muy difícil escribir en lectura fácil".

Características de la lectura fácil

Pero ¿qué es exactamente la lectura fácil? ¿Qué características reúne para diferenciarse de un texto normal? "Básicamente está relacionado con el contenido, el lenguaje y la forma. Se evitan metáforas, conceptos abstractos, el cuerpo de letra es más grande, el espaciado también, hay explicaciones al margen con las palabras más difíciles, las frases se cortan donde hacemos el descanso para respirar...", detalla Blanca.

En definitiva, una serie de criterios, establecidos a nivel mundial, que convierten un buen clásico en un libro al alcance de cualquiera. Y aunque lo más habitual son las adaptaciones de los clásicos, al no tener derechos de autor la edición es más fácil, existen autores, "sobre todo mujeres", que escriben específicamente para lectura fácil e incluso hay dos escritores que permiten que se adapten sus obras a este formato como son Jordi Sierra i Fabra e Inma Chacón.

25 clubes de lectura fácil
Desde que nació Lectura Fácil Euskadi en octubre de 2012 la actividad principal de la entidad ha sido la de la difusión, ya que en el País Vasco se desconocía este tipo de formato. " Sólo el colectivo de la discapacidad había oído hablar algo de lectura fácil y no demasiado", reconoce Blanca Mata. Su foco de actuación han sido sobre todo entidades y asociaciones relacionadas con su ámbito de trabajo y actualmente ya se han creado 25 clubes de lectura fácil y más de 300 personas se han formado para poder aplicar la herramienta, bien dinamizando los clubes, bien adaptando materiales.

Experiencia en la Fundación Síndrome de Down

Es el caso de Nagore Nieto, responsable del servicio de atención diurna de la Fundación Síndrome de Down y dinamizadora del club de lectura de esta asociación. "Participamos en un club que organizó Blanca y le vimos la utilidad que podía tener dentro del servicio de atención diurna de la Fundación", explica. Ahora cuentan con 10 usuarios y están leyendo 'Romeo y Julieta'. "Ellos mostraban interés por la lectura, pero sólo podían acceder a libros de niños y no era eso lo que querían", alega Nagore. En cuanto al funcionamiento es como el de cualquier otro club de lectura. "Cada 15 días nos reunimos, leemos, paramos cuando hay una acontecimiento importante y lo comentamos. Algunos incluso piden llevarse el libro para avanzar un poco". Y no sólo les ha servido para acercar la lectura a estos chavales, también lo usan para "aprender a buscar información por internet o para hablar sobre las relaciones personales, por ejemplo", comenta Nagore.

También se ha hecho difusión en bibliotecas uno de los puntos estratégicos. "Hay muchas que ya tienen catálogo en lectura fácil, bibliotecarios formados en ello e incluso hay algunas que han salido a la calle a buscar a los posibles usuarios de este método ya que estos colectivos no son precisamente usuarios habituales de bibliotecas", afirma Blanca.


También en euskera

El último reto ha sido llevar la lectura fácil al euskera, algo que venían requiriendo diversos colectivos. "El próximo 30 de abril presentaremos en la Mediateka de la Alhóndiga los cuatro títulos con los que contamos ahora mismo. Dos son novelas originales de dos autores vascos y dos son adaptaciones de otros títulos de lectura fácil escritos en catalán", detalla la responsable.

Pero no se quedan ahí. "Lectura Fácil Euskadi lo que quiere es crear una red para lo que ya hemos firmado con 25 entidades,  pero se trata de que esa red se vaya ampliando", reconoce Blanca. "En este tema hay muchos agentes implicados que deben poner de su parte: el mundo bibliotecario, el editorial, las librerías, los propios autores, educación...", concluye.

Más noticias sobre…

Blanca Mata, Lectura Fácil



BUSCADOR AVANZADO

Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

Lectura fácil
Consejos para favorecer la 'lectura fácil'

Consejos para favorecer la 'lectura fácil'

Todos podemos intentar seguir los consejos de lectura fácil que ayudarán a las personas con dificultades lectoras
Vocento

Creacion paginas web