La ciudad de las niñas y los niños

Cedemos está desarrollando un proyecto que busca hacer las ciudades más accesibles para todos
14 de Mayo de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
L. FERNÁNDEZ | El Centro de Desarrollo de Movilidad Sostenible 'Cedemos',  promovido por Emaús Bilbao SCIS, con la colaboración del Ayuntamiento de Getxo y de la Obra Social  BBK, está desarrollando un proyecto basado en la autonomía de los más pequeños a la hora de desplazarse por la ciudad en la que viven.  Bajo el nombre Camino Escolar Seguro busca que los menores recuperen la autonomía perdida al acudir al colegio o al parque.
"Yo recuerdo que cuando era pequeña íbamos al cole con los amigos, no tenías a un padre o a una madre que te llevaba de la mano. Ahora parece que los niños se han vuelto más tontos y no pueden hacerlo", comenta Irene González, de Cedemos. Recordando esos viejos tiempos, que no fue hace tanto, surgió la idea de transformar los hábitos y devolver a los niños cierta autonomía perdida que sí tienen en otros países. "En los países nórdicos, tienen mucha autonomía y hay menos accidentes de tráfico, respetan mucho las señales... El proyecto empezó por ahí, por la transformación de los más pequeños, generar esa autonomía y esos valores para que se pudieran replicar cuando fueran adultos", explica Irene.

Un videojuego gratuito

Intentar concienciar a los menores de que deben seguir una serie de pautas de seguridad vial no es tarea fácil, por lo que en Cedemos buscaron la mejor manera de llegar a ellos. "Nos dimos cuenta de que una herramienta importante que tienen los niños a la hora de trabajar es el ordenador y pensamos cómo hacer una cosa que sea atractiva para ellos y que a la vez puedan interactuar con su familia, amigos, profesores... Por eso pensamos en un juego on-line gratuito con diferentes niveles para que en un momento dado los niños pudieran jugar solos y también pedir ayuda a los aitas", detalla Irene. El videojuego ha sido denominado 'La ciudad de las niñas y los niños' y está en proceso de creación. "Estamos trabajando con DeustoTech Learning para que el videojuego se haga realidad. Tienen un departamento de movilidad sostenible y hemos llevado en conjunto algún otro proyecto, y cuando compartes la visión ayuda a trabajar", cuenta Irene.

El apoyo de los comercios locales
El nombre del videojuego no está elegido al azar. Para que su proyecto comenzara a tomar forma pusieron el punto de mira en Francesco Tonucci, un psicopedagogo italiano, que ya hace unos años escribió el libro 'La ciudad de los niños' basado en una experiencia de este tipo. Precisamente en una charla suya que tuvo lugar en Leioa y a la que pudieron asistir varios miembros de Cedemos, llegaron a una conclusión fundamental para su proyecto: los niños no tienen nada que hacer si los adultos no quieren. Por lo que aunque la idea es empezar por un juego debe ir calando en el resto de la sociedad.

"Ahora mismo hay mucha psicosis y ahora no hay más violencia que hace 20 años sólo que se conoce más. Sí creo que hay que tener conciencia como padres y no dejarles al libre albedrío, pero sí un poco más sueltos de lo que les dejamos porque aprenderán mucho más de cara al futuro. Evidentemente un niño de 4 años va a tener una autonomia relativa, pero sí es importante ir dándosela", matiza la responsable. De hecho, pone como ejemplo el caso de una ciudad de Islandia en la que los menores tienen una autonomía muy grande y que les ha dado una idea para incluir en el proyecto. "Es impresionante porque van al colegio solos desde los 4 o 5 años. Los padres les enseñan el trayecto que tienen que seguir los primeros días y les señalan unos puntos de ayuda que son, sobre todo, comercios. Tienen un cartel en la entrada que les señala como Help-points y ellos saben que ahí pueden encontrar ayuda si la necesitan. Incluir estos puntos de ayuda nos pareció una buena idea para que también el resto de la sociedad colabore".

Hay que pensar  en una ciudad para todos

Además de incorporar la ayuda de los comercios locales, desde Cedemos quieren lograr que los propios ayuntamientos sean conscientes de las dificultades que a veces invaden nuestras ciudades. "Nosotros hablamos de establecer perímetros aptos para peatones porque, aunque los peatones tengamos la acera, somos agentes de movilidad y usamos mucho más que la acera y tenemos que ser muy conscientes de que no vale sólo con ir por la acera y ya con eso voy seguro. Por ejemplo hay pasos de peatones en los que el conductor no sabe si va a pasar alguien, porque hay unos contenedores que le tapan la visibilidad. Eso lo tienen que arreglar", reclama Irene.

"Hace años que ya no se piensa en una ciudad para todos, se piensa en una ciudad para algo, sobre todo para el coche. Se tienen que hacer ciudades más agradables para los elementos que son menos peligrosos como bicis, patinetes, ir en bus... se está fomentando el ir en coche, que también tiene que haber, pero nos podemos mover de otra manera. Creemos que si se hace una ciudad tolerable para los menores se hace una ciudad tolerable para todos, no sólo para los niños, sino también para adultos, personas con discapacidades, etc.", remarca.

De hecho, pone un ejemplo concreto de que se pueden hacer las cosas de otra manera. "En Nueva York se ha hecho peatonal Times Square que hace sólo unos años era un caos de tráfico y lo han hecho con cuatro cosas, pintando el suelo y poniendo unos bancos y fuentes", explica Irene.

La nueva idea del 'camino escolar'

Entre los objetivos del proyecto se encuentra también organizar un pedibus o un bicibus que recoja a los niños en un punto y les lleve al colegio. Se puede establecer un lugar o ir recogiéndoles en diferentes sitios. "En algunos municipios ya se está haciendo y lo pueden realizar los propios aitas y amatxus o contratar a alguien para llevarles. Es una gran idea porque aunque hay una supervisión -que deja más tranquilos a los padres- no es ir de la mano de tu padre que te lleva y te deja en la puerta, sino que vas con los amigos en un espacio controlado.

La idea del Camino Escolar seguro parece que va calando "Hemos ido con la idea a varias organizaciones, AMPAS, colegios y a todos les ha parecido muy interesante, y una buena forma de ayudar para que la seguridad vial se instaurase en las aulas de una forma más divertida", dice Irene. Sin embargo, aún falta para que pueda ser una realidad en nuestras calles. "Estamos intentando hacerlo realidad con mucho esfuerzo. Desde el Centro de Movilidad Sostenible intentamos llevar a cabo proyectos como éste para que el mundo sea un poco más limpio y un poco mejor".

Más noticias sobre…

Cedemos, Sostenibilidad



BUSCADOR AVANZADO

Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

Movilidad Sostenible
En bici a la Universidad

En bici a la Universidad

En bici a la Uni sin miedo a que se moje o nos la toben
Vocento

Creacion paginas web