Menores

La medida está dirigida a menores que reúnen unas circunstancias específicas, necesidades especiales y grupos de hermanos principalmente
11 de Junio de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Bizkaia activa el acogimiento familiar profesionalizado como experiencia piloto

La diputada foral vizcaína de Acción Social, Pilar Ardanza, ha anunciado en el pleno de Juntas Generales de Bizkaia que la institución foral pondrá en marcha, como experiencia piloto, el acogimiento familiar profesionalizado.

Esta modalidad se implantará en los acogimientos definidos, fundamentalmente, por la exigencia de una formación específica, capacitación y experiencia profesional en la persona acogedora, y una remuneración o salario por ese ejercicio profesionalizado del acogimiento.

Según ha explicado Ardanza, se trata de menores con necesidades especiales, es decir, menores con discapacidad o dependencia física, sensorial o intelectual, con psicopatología grave de inicio infantil, preadolescentes y adolescentes con trastornos de comportamiento e inadaptación o que no encuentran familias en el programa de acogimiento voluntario, en este caso grupos de hermanos y niños y niñas mayores de 10 años.

El programa requerirá de una asistencia técnica, que será quien seleccione y proponga a las personas acogedoras profesionales. Se realizará bien mediante un contrato laboral o bien mediante la contratación de servicios de autónomos. Es decir, la relación contractual, laboral o de otro tipo será entre la persona acogedora y entidad adjudicataria del contrato público.

El sueldo que pagará la entidad adjudicataria del contrato será el equiparable a lo establecido para un educador o educadora social. La persona acogedora profesional, también, tendrá derecho a percibir las ayudas económicas (ordinaria y extraordinarias).

A cambio, la persona acogedora deberá realizar su función en régimen de dedicación exclusiva y deberá estar en posesión de una titulación específica relacionada con el área de educación infantil, trabajo social, educación social, psicología, entre otras.

En cuanto a las condiciones personales y familiares, la diputada ha indicado que la persona acogedora profesional deberá cumplir las mismas que los acogimientos familiares voluntarios y, por tanto, disponer de una vivienda familiar, una situación familiar estable para la convivencia de las personas acogidas, obtener previamente la valoración de adecuación para el acogimiento profesional realizada por el equipo técnico del Departamento de Acción Social, y realizar la formación o curso específico.

Acogimiento familiar

El acogimiento familiar es una medida legal que otorga a una pareja o a una persona la guarda de un menor que ha sido separado de sus padres y cuya tutela, en el caso de Bizkaia , asume la Diputación Foral.

Ardanza ha manifestado que la experiencia demuestra que el cuidado de un menor en el seno de una familia, sobre todo cuando se trata de menores de poca edad, les proporciona un mejor desarrollo personal que la atención en el medio residencial.

En Bizkaia la única modalidad de acogimiento hasta la actualidad ha sido es el acogimiento voluntario, ya sea en familia extensa (con abuelos, hermanos y hermanas, tíos u otros miembros de la familia del o la menor), o en familia ajena (en el seno de una familia que nada tiene que ver con el menor, pero que, con ánimo solidario, se ofrece para cuidarle).

Los acogedores familiares voluntarios no reciben remuneración por su labor de acogimiento y únicamente perciben unas ayudas económicas con la finalidad de cubrir los gastos ordinarios de manutención, educación o asistencia sanitaria, que ocasiona el acogimiento de los menores, en función del tipo de acogimiento y del número de menores.

Más noticias sobre…

Acogida, Niños



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web