Un pedazo de India en Bilbao

Celia García y Manu Orozco han comenzado un nuevo proyecto en colaboración con la Fundación Vicente Ferrer para lograr la construcción de un embalse en India
08 de Julio de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Agua solidaria
El rincón solidario del café Lepanto.
L. FERNÁNDEZ | Celia García y Manu Orozco dedicaron un año sus vacaciones a visitar los proyectos de la Fundación Vicente Ferrer en la India y a partir de ahí cambiaron sus vidas. "La fundación ofrece un viaje combinado por un lado turístico y por otro, los últimos días te llevan a Anantapur a conocer su trabajo en la zona", explica Celia. "A partir de ahí quisimos tener una colaboración más comprometida sobre todo yo. Hasta el momento habíamos tenido un apadrinamiento a una asociación de mujeres, pero quería hacer más", reconoce. Desde entonces, allá por el 2006, han organizado 10 proyectos para tratar de mejorar la calidad de vida de la gente de India.

El proyecto

El último consiste en recaudar fondos para la construcción de un embalse. "Quienes quieran colaborar pueden pasar por el rincón solidario en el café Lepanto en Bilbao y adquirir un aireador por 10 euros", comenta Celia. Y ¿en qué cosiste este aireador? "Es un aparato que reduce el consumo de agua, así que además de colaborar con el dinero de la aportación tambien reducimos nuestro consumo en casa. De manera simbólica recortamos agua nosotros para que ellos puedan tenerla". Además, para facilitar a quienes no pueden acudir al café Lepanto la compra del aireador han facilitado la compra 'on-line' a través de su blog.

Desde que se puso en marcha el pasado 5 de junio se han recaudado ya 6.000 euros, una cifra considerable pero aún insuficiente. "Para llevar el proyecto adelante necesitamos vender 2.600 aireadores, más de 20.000 euros, que es la parte con la que nosotros nos hemos comprometido", dice Celia. Eso sí, no hay límite de tiempo. "En el octavo proyecto que hicimos lo empezamos en junio y acabamos en mayo del año siguiente, pero es que era muy ambicioso, lo normal es que lo acabemos por diciembre", reconoce Celia.

Más aportaciones pequeñas

En cuanto a la crisis, Celia afirma que ha supuesto un cambio de tendencias. "Antes recibiamos aportaciones muy grandes de empresas e incluso de fundaciones, y ahora hay más aportaciones pero más pequeñas. Está bien porque supone que la participación es mayor", explica.

"Entiendo que habrá gente que ha tenido que dejar de pagar la cuida del apadrinamiento pero otros se habrán animado más a colaborar sabiendo que hay quien lo está pasando peor que ellos".

Más noticias sobre…

Iniciativas solidarias, Vicente Ferrer



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web