Centro Egunon Etxea

Manuel Emilio y Rosa son dos de los usuarios que cada día acuden a Egunon Etxea
11 de Julio de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
"Ahora mi vida es mejor"
Algunos de los usuarios del centro en el gimnasio.
L. FERNÁNDEZ | Manuel Emilio lleva dos años y dos meses en Egunon Etxea, tiene contabilizados casi hasta los días. "Ingresé en Zamudio y me mandaron aquí, donde me ayudan en el tema de la medicación", comenta. Tiene 54 años y físicamente está muy bien, así que participa en las actividades, manualidades, "echo una mano a todo".

Él fue uno de los 12 afortunados que estuvo de vacaciones en Murgia, junto a cuatro monitores, y afirma que "desconectar se agradece". Desde que está en el centro "mi vida es más tranquila y ha mejorado". Ahora vive en uno de los pisos de Cáritas con otras tres personas de Egunon Etxea. "Sólo llevo unos meses en el piso, antes estaba en una pensión y aquí estoy mejor", confirma.

Rosa San Martín es de las veteranas, cumplirá 9 años en el centro el 4 de septiembre. Tiene 77 años y llegó por casualidad. "Iba a un centro de la pastoral de la salud y una de las voluntarias me acercó a Egunon Etxea. Fue un poco encerrona porque me trajo a la hora de comer y me convenció de que me quedara y así un día y otro, y otro y al final aquí estoy", recuerda.

Ella vivía sola porque tuvo que llevar a su madre a una residencia y tenía un problema añadido ya que había estado ingresada en un sanatorio de Castro. "Mi vida ha mejorado desde que estoy aquí porque como mejor, hablo y me relaciono con todos, participo en las actividades...". Rosa continúa viviendo en su casa, a la que no duda en marcharse después de comer para buscar un poco de tranquilidad. "Yo necesito mi rato de reposo y aquí a veces hay mucho jaleo para poderme relajar". Y es que Rosa no duda en expresar lo bueno, pero también lo malo porque como es de las que mejor están "a veces he pedido algo y no me han ayudado y eso me molesta. Un día me enfadé mucho", asegura. Eso sí, cuando alguien le dice que deje de ir ni se lo plantea. "Tiene muchas cosas buenas".



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web