Comienzo del nuevo curso

Un éxito del modelo inclusivo impulsado por la ONCE que, además, logra al final de ESO un nivel de abandono escolar de estos alumnos tres veces inferior a la media
09 de Septiembre de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los 180 alumnos con ceguera o discapacidad visual de Euskadi estudian en centros ordinarios
Al terminar la ESO la tasa de abandono escolar de estos alumnos es 3 veces inferior a la media española.
Más de 7.500 alumnos con ceguera o discapacidad visual grave de todo el territorio estatal afrontan en estos días la vuelta a la actividad escolar y académica como el resto de sus compañeros y con el apoyo de la ONCE. El 99% de los estudiantes lo harán escolarizados en centros de enseñanza ordinarios, es decir, siguiendo el principio de la inclusión educativa. En Euskadi son cerca de 180 los estudiantes afiliados a la ONCE que se incorporan a las aulas.

La inclusión de los niños y niñas con discapacidad visual en un ámbito educativo normalizado responde a la tendencia generalizada presente en la legislación vigente de crear un único sistema donde se integren todos, prevaleciendo siempre el derecho del  alumnado a recibir una atención educativa equitativa y de calidad, y respetando las necesidades específicas de cada uno de ellos.

Este modelo inclusivo ha logrado que, al finalizar la ESO, la tasa de abandono escolar de estos alumnos sea tres veces inferior a la media española, un 9,6% frente al 23,5% de España, y dos puntos por debajo de la media europea, que se sitúa en el 11,9%, según el último informe de la agencia comunitaria de estadística Eurostat.

Los profesionales que componen los Equipos Específicos de Atención educativa a personas con discapacidad visual de la ONCE -fruto de convenios de colaboración entre la ONCE y las Administraciones educativas-, trabajan intensamente para planificar el conjunto de intervenciones que van a llevar a cabo durante todo el curso escolar con el fin de facilitar a este alumnado, su profesorado, centros y familias los recursos y la intervención que necesitan para su aprendizaje. Este trabajo se desarrolla en consonancia con las Administraciones públicas responsables de Educación.

Formación de calidad para el acceso al empleo

Un total de 7.526 alumnos con discapacidad visual grave recibirán esta atención educativa en el nuevo curso, de los cuales el 99 % están escolarizados en educación integrada en centros ordinarios.

De entre todos estos alumnos, 829 (el 11%) se preparan en la Universidad para obtener los conocimientos y aptitudes que les cualifiquen para su posterior incorporación al mercado laboral.

En el caso de Euskadi, la ONCE trabaja en colaboración con la Consejería de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco, en virtud del Convenio firmado entre ambas entidades, trabajando directamente con los Centros de Recursos para la Inclusión Educativa CRI, gracias a lo cual en el pasado curso 2013-2014 prestó cobertura a un total de 391 alumnos ciegos o deficientes visuales desde su más temprana edad hasta la Universidad, además de Formación Profesional y otro tipo de estudios reglados (Bizkaia: 203 alumnos; Araba; 71; Gipuzkoa: 117).


Más noticias sobre…

Niños, ONCE



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web