No es por la Vespa

La Asociación CRM y los miembros de SRB han organizado el sorteo de una Vespa restaurada para recaudar fondos y ayudar a una familia de Getxo que ha sido desahuciada
22 de Septiembre de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Una rifa solidaria sobre ruedas
Uno de los momentos de restauración de la Vespa.
L. FERNÁNDEZ | Hace unos meses varios componentes de S.R.B. (Scooteros Ruteros de Bizkaia) y de la asociación C.R.M. (Asociación por la Conservación, Restauración y Mantenimiento de Scooters Clásicas) tuvieron conocimiento de la difícil situación por la que estaban pasando los miembros de una familia de Getxo y decidieron ayudarles. Para ello han organizado una rifa solidaria en la que sortearán una Vespa Super de 1966 restaurada. "No es una Vespa nueva que se pueda comprar en cualquier tienda. Sino que es la primera Vespa clásica que se sortea en el País Vasco", explica Víctor de Castro, uno de los cerebros de la rifa solidaria. "Es un modelo cotizado ya que es del 66 y las Vespas se empezaron a producir en los 50. La estamos restaurando y vamos subiendo fotos para que la gente vea cómo va y pueda incluso participar en la restauración", detalla.

Para participar se pueden adquirir boletos en diferentes comercios de Bizkaia (tienen el listado colgado en la web Noesporlavespa.com) o por facebook. El ganador se decidirá con el sorteo del cupón de la ONCE del 15 de noviembre. "Nos reuniremos en un bar de Erandio para ver el sorteo en directo y si está allí el ganador celebrarlo con él". Eso sí la entrega de las llaves se realizará al día siguiente en el BEC. "No es casualidad que se haya elegido esa fecha para entregar la Vespa. Ese fin de semana se estará celebrando en el BEC la Retroclásica y tendremos un stand con la Vespa expuesta. Allí haremos la entrega de las llaves al ganador el domingo", especifica Víctor.

Una situación difícil

Pero ¿qué es lo que esperan conseguir con esta rifa? Pues algo tan simple como ayudar a una familia que lo necesita aunque ni siquiera les conocían antes. "No les conocíamos, pero decidimos que teníamos que hacer algo para ayudarles porque la situación en la que estaban era muy injusta", remarca Víctor de Castr.

Esta familia había sido desahuciada de su casa después de verse obligados a pedir un préstamo a una entidad financiera para costear la derrama de una de las fachadas del edificio. "De los cuatro miembros de la familia el padre está jubilado y sólo trabaja el hijo mayor, así que no podían hacer frente a los 12.000 euros de la derrama por lo que algunos vecinos les denunciaron", comenta Víctor. Ante la posibilidad de perder su casa, el padre de familia contactó con una empresa de préstamos que le dejó la publicidad en el buzón. "Estas empresas se dedican a esto. Van por los juzgados buscando viviendas que se vayan a subastar y les buzonean su propaganda presentándose como la solución", denuncia Víctor. Cuando el patriarca se puso en contacto con ellos le "engañaron para que en vez de los 12.000 euros que necesitaba, pidiera 30.000 y pusiera la casa como aval. Eso era lo que querían, el piso", asegura Víctor. Además, la situación de esta familia es especialmente complicada por ciertos aspectos poco claros. "El notario no les advirtió de que había cláusulas abusivas y cuando les quitaron el piso un juez dictaminó una sentencia estando ellos en estado de indefensión, es decir sin tener abogado, y eso está en contra de la Constitución, de los derechos humanos y de todo", ratifica Víctor. "Que una familia que tenía el piso pagado acabe en la calle por una deuda de 12.000 euros es chocante cuanto menos".

Segunda oportunidad

Con la rifa, los organizadores esperan ayudarles a que, por lo menos, puedan costear las tasas judiciales. "Que recuperen su casa es muy difícil, pero no hay que olvidar que esa familia está en la calle. Ahora viven en un piso de alquiler gracias a que todos los vecinos se metieron en el pleno para arrancarle la promesa al alcalde de que por lo menos tendrían un techo, pero en enero tendrán que dejar ese piso. Así que esto es intentar darles una segunda oportunidad", concluye.

Más noticias sobre…

Solidaridad



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web