Día Mundial de la Visión

La baja visión es la condición visual que padece una persona con una reducción importante de su visión, que no mejora utilizando la corrección óptica adecuada ni con tratamiento farmacológico o cirugía
07 de Octubre de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Alrededor de 980.000 personas tienen discapacidad visual en España
Imagen de la campaña 'Tengo baja visión'.
El jueves 9 de octubre se celebra el Día Mundial de la Visión. Esta iniciativa de ámbito internacional tiene como finalidad centrar la atención en la discapacidad visual. En el Estado español 980.000 personas tienen una discapacidad visual, de las que 60.000 padecen ceguera total y el resto, 920.000 personas, el 2,1% de la población, sufren baja visión.

La baja visión es la condición visual que padece una persona con una reducción importante de su visión, que no mejora utilizando la corrección óptica adecuada ni con tratamiento farmacológico o cirugía, y que por ello sufre una incapacidad para realizar algunas tareas de la vida cotidiana. Algunas de las enfermedades que causan baja visión son la degeneración macular, retinosis pigmentaria, aniridia, cicatrices en la córnea, retinopatía diabética, glaucoma o problemas con el nervio óptico, cuyos síntomas se presentan en forma de visión borrosa generalizada, pérdida de la visión central, de la visión periférica o de una parte del campo visual.

"Muchas personas no familiarizadas con la baja visión piensan en la vista como algo que se tiene o no se tiene, y entienden los problemas de visión como algo que se corrige con gafas o con una operación", explican desde Begisare. "Generalmente, nos cuesta entender que una persona en algunas situaciones se desenvuelva con normalidad pero en otras necesite ayuda o un bastón blanco. Las personas con baja visión nos sentimos a menudo incomprendidas o malinterpretadas por los demás cuando, sin motivo aparente, nos movemos  excesivamente despacio o nos comportamos de forma extraña. Este hecho es especialmente frecuente entre los discapacitados visuales que no mostramos anormalidad visible en nuestros ojos, es decir, que podemos fijar correctamente la mirada", expresan.

Para facilitar el entendimiento y mejorar la interacción social desde esta asociación se propusieron idear algún sistema que "nos hiciera visibles a las personas con esta dificultad, que nos identificara como personas con baja visión". "En muchas ocasiones esta función se consigue con el bastón blanco, que además de servir para detectar y salvar obstáculos, sirve para indicar a quien nos ve que tenemos una discapacidad visual. Sin  embargo, habitualmente el bastón se identifica con persona ciega total, y la mayoría de las personas con visión normal desconocen la existencia de multitud de afecciones visuales que dificultan las actividades diarias sin implicar necesariamente ceguera absoluta", comentan.

Un distintivo característico
Por ello en diciembre de 2013 crearon un distintivo en forma de chapa y brazalete con la representación de un ojo verde y la frase autoexplicativa en primera persona 'Tengo Baja Visión'. "Se trata de un proyecto sin ánimo de lucro que pretende aglutinar a todos los colectivos relacionados con la baja visión a nivel estatal (pacientes y especialistas) para trabajar conjuntamente en su difusión y lograr así que se facilite la interacción social a las personas con baja visión".

Para más información, Begisare ha diseñado la web: www.tengobajavision.com en la que se se encuentra un vídeo explicativo de la campaña.


Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web