X Jornadas de Sim Romi " Feminismo e Interculturalidad"

Las mujeres gitanas comparten la reivindicación por la igualdad con otras mujeres de otras culturas a través de las X Jornadas Sim Romi
03 de Noviembre de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Rosa Jiménez, presidenta de la Asociación Sim Romi: "Soy consciente de lo que supone ser mujer en una sociedad patriarcal"
Un momento de la jornada organizada por Sim Romi.
L. FERNÁNDEZ | El desconocimiento es, en muchos casos, el inicio de de los prejuicios. Para evitarlos la Asociación de Mujeres Gitanas Sim Romi organizó el pasado mes de octubre las X Jornadas Sim Romi bajo el lema "Feminismo e Interculturalidad". El objetivo principal es reflexionar sobre cómo integrar la interculturalidad dentro del movimiento feminista y conocer a diferentes mujeres que viven diferentes realidades culturales y comparten el mismo sentir: acabar con las múltiples actitudes machistas que discriminan a la mujer.

"Nuestro objetivo es compartir diferentes procesos de empoderamiento que tienen en cuenta las características culturales y el momento socio-político en el que se encuentra. Con ello pretendemos acercar y conocer otros procesos y aprender de ellos para refortalecer los vínculos creados y caminar juntas como mujeres feministas en la lucha por la igualdad y la diversidad cultural", destaca Rosa Jiménez, presidenta de la Asociación Sim Romi.

La Asociación de Mujeres Gitanas Sim Romi realiza entre sus actividades procesos de empoderamiento personales y grupales en donde las mujeres son proactivas de su propio cambio "Es difícil que nosotras les digamos a las mujeres qué necesitan si ellas no son conscientes de lo que les está pasando", explica Rosa.
Por ello, la Asociación realiza talleres de empoderamiento para mujeres en el que se trabaja la autoestima, el autocuidado, la influencia del patriarcado, qué hacer si se sufre violencia de género, bienestar corporal, relaciones de buen trato, los mitos del amor romántico, trabajo corporal... a demanda de las necesidades del grupo y teniendo en cuenta la perspectiva de género de forma transversal. 

Avanzar en el respeto


"Para mejorar el proceso de convivencia se tiene que trabajar sobre el conocimiento". Rosa tiene claro que los estereotipos surgen del desconocimiento. "Si no conoces algo te crees lo que te cuentan, sin poder valorar si es cierto o falso. Hay que tener en cuenta que para avanzar en el respeto la base es conocer", reclama.

"Y por otro lado como pueblo van adquiriendo nuevas herramientas que les hace visibilizar mejor nuestra cultura". Por ejemplo, hace menos de una década el hecho de que una mujer gitana acabase una carrera universitaria era impensable, hoy ya no. "Nosotras entendemos que actualmente la educación es la base principal para conseguir una calidad de vida digna. Es verdad que en el pueblo gitano la educación no se había considerado como un valor, porque la familia era para nosotros la transmisora del conocimiento. Sin embargo la visión sobre la educación se ha ampliado y ahora tiene mucho más importancia. Por ejemplo, anteriormente a las mujeres se les había educado para ser las que críen a los menores y a la familia, por roles aprendidos de madres a hijas y eso también está cambiando, siendo cada vez más las mujeres que estudian".

De gitanos y vascos

Rosa se define claramente como mujer gitana y feminista, pero ¿qué supone esto en su entorno? "Al conocer las visiones que aporta el feminismo, te das cuenta cuándo se te esta cuestionando como mujer y cuándo como gitana". Eso sí, como mujer y como gitana su sentimiento es de orgullo. "Me siento  mujer, y soy consciente de lo que supone ser mujer en una sociedad patriarcal. Y por otro lado, soy gitana y sé que nuestra cultura tiene unos valores muy desconocidos para la sociedad, como: el sentimiento de pertenencia, nuestra bandera, nuestra lengua, nuestros días señalados, la unión familiar, el respeto a los mayores... que me enriquecen como persona y como mujer".

Además, la presidenta de Sim Romi añade que aparte de ser gitana y mujer también es vasca "Yo también me siento vasca, con una bandera, con un idioma,... creo que ese sentimiento dice mucho a la hora de decir quién eres y creo que el sentimiento de sentirte gitano tiene que ver con esos valores que te unen a tu cultura, pero seguimos formando parte de la sociedad vasca".

"También hay que tener en cuenta ante todo que las identidades cambian y confluyen unas con otras a medida que tu experiencia y tu conciencia aumenta. Por lo tanto las definiciones nunca dejan de variar y enriquecerse unas con otras", concluye Rosa.
Más noticias sobre…

Discriminación , Emakunde, Mujeres , Sim Romi



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web