20 de noviembre, 25 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño

"Los Estados deberían considerar dibujar 'líneas rojas' de pobreza infantil". Carlos Epalza, presidente de UNICEF País Vasco, analiza los pasos dados desde la firma de la Convención sobre los Derechos del Niño (1989), así como los restos pendientes
19 de Noviembre de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Tengo derecho a... ser un niño
Carlos Epalza, presidente de UNICEF Comité País Vasco
L. FERNÁNDEZ | El 20 de noviembre se celebra el aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño que en 2014 cumple 25 años. Más de dos décadas en las que 194 países han ratificado un tratado internacional que busca proteger mejor a la infancia y que reconoce, por primera vez, a los menores como agentes sociales y titulares activos de sus propios derechos.

"Desde que se adoptó la Convención se ha conseguido un progreso enorme para los derechos de la infancia: el niño/a ha pasado de ser objeto de protección a sujeto activo y pleno de sus derechos.  Además, los derechos recogidos en la mismo  tienen carácter obligatorio por los Estados que lo han ratificado frente a la Declaración de los Derechos del Niño, que incluía 10 principios sin obligatoriedad de cumplimiento", detalla Carlos Epalza, presidente de UNICEF Comité País Vasco.

En este tiempo, gracias a la Convención, se ha logrado que "mueran muchos menos niños y niñas antes de su quinto cumpleaños,  en comparación con los que morían hace 25 años, más niños están alcanzando su derecho a la educación,  y la proporción de personas que viven en pobreza extrema ha disminuido", explica Epalza. Eso no significa que no quede camino por recorrer ya que aún están pendientes "muchos de los compromisos que se hicieron" y, pero, lo más importante, que la infancia y adolescencia estén en las agendas políticas de los Estados".

Los derechos de las niñas
Si la situación de la infancia es complicada en muchos países, las niñas, por el mero hecho de serlo, tienen un hándicap añadido. "Uno de los compromisos que están pendientes de conseguir es la situación de las niñas, cuyos derechos siguen siendo violados en algunos países. El 11% de las menores se casan antes de cumplir 15 años, poniendo en peligro su derecho a la salud, la educación y la protección", ratifica el presidente de UNICEF Comité País Vasco.

Un "pacto" por la infancia
Los niños siguen siendo los más afectados por la pobreza, incluso en países desarrollados como España. En opinión de Carlos Epalza, esto se debe a que "hay sectores como el de la tercera edad cuyos derechos se garantizan, por ejemplo, en el Pacto de Toledo. Solicitamos por ello un pacto por la Infancia que blinde también los derechos de los niños y niñas, y que aborde con urgencia temas tan preocupantes como la pobreza infantil o una educación de calidad, entre otras cosas, para promover cambios legislativos en favor de una mejora en la situación de la infancia".

Medidas contra la pobreza
El último estudio publicado por la ONG al respecto afirmaba que uno de cada tres niños en España vive en la pobreza o está en riesgo de exclusión, e incluso han calculado el aumento de los niveles de pobreza en un 28% entre 2008 y 2012. Una situación cuanto menos alarmante.
"A UNICEF le gustaría ver un compromiso explícito para acabar con la pobreza infantil en los países desarrollados, atendiendo las necesidades urgentes y reformando estructuralmente las políticas sociales", reclama Epalza. "Los Estados deberían considerar dibujar 'líneas rojas' -indicadores de pobreza y bienestar infantil- que, de cruzarse, implicasen automáticamente la intervención pública. Los gobiernos deberían invertir para eliminar la extrema pobreza. La inversión en políticas y programas de protección social pueden reducir la pobreza, mejorar la resiliencia de los niños niñas y apoyar el desarrollo económico de una forma eficiente y efectiva en términos económicos. Estas medidas incluyen garantizar unos ingresos mínimos a las familias, ayudar a los padres y madres a integrarse en el mercado y proteger a los niños y niñas vulnerables de la exclusión social y financiera".

Un futuro complicado
Esta problemática no incide sólo en la vida de los niños y las personas que padecen la pobreza en ese momento, sino que "la pobreza infantil se convierte en una pérdida de oportunidades para el país en su conjunto. Más personas que no han tenido fácil para continuar con sus estudios, que han visto limitados su desarrollo personal y profesional por la carencias materiales significa más gasto social en el futuro, menos productividad en el plano económico, menores índices de bienestar general, más desigualdad y probablemente más tensión social y más violencia. Además, el impacto de la crisis en el número de nacimientos en países cuyos sistemas de pensiones y ayudas se basan en la solidaridad intergeneracional pone en cuestión la propia sostenibilidad de esos sistemas", alerta.

Campañas en el País Vasco
UNICEF Comité País Vasco tiene en marcha desde octubre una campaña "donde reconocemos los avances que se han logrado desde los años 90 en la lucha por los derechos de la infancia, en concreto, a la lucha contra la mortalidad infantil, reduciéndose en casi un 50%. Aun así, todavía hay retos pendientes, ya que 17.000 niños y niñas menores de 5 años mueren cada día por causas que podemos evitar". Además ha organizado el programa especial Haurren Ahotsa / La Voz de la Infancia emitido en ETB, donde los niños y niñas de la CAV preguntan al lehendakari, Iñigo Urkullu, acerca de sus derechos. "Por otro lado, se está intentando la implicación de entidades privadas e instituciones públicas para que se adhieran al Pacto Por la Infancia en este año tan especial por cumplirse el 25 aniversario de la CDN. Por otro lado, se realizarán distintas celebraciones del Día Internacional del Niño en varios municipios de la CAV".

UNICEF Comité País Vasco en datos
UNICEF Comité País Vasco cuenta con 20.000 socios que, a pesar de la difícil situación económica "avalan que el grado de solidaridad de las personas no ha disminuido". Por ello, UNICEF País Vasco continúa en su tarea de sensibilización acerca de la situación de la infancia en el mundo con campañas como "Ahora NO Podemos Parar / Orain EZIN Gara Lokartu ", para generar conciencia social sobre los escalofriantes datos que entre todos podemos cambiar e instar a movilizaciones de recursos económicos a favor de la infancia". Con algo tan sencillo como enviar un SMS, que cuesta 1,20 euros, se puede paliar la desnutrición aguda de un niño durante un día, o incluso vacunarle contra varias enfermedades mortales.


Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web