Deporte adaptado

Una decena de niños con síndrome de Down aprenden hockey sobre hierba gracias a la Fundación Síndrome de Down del País Vasco, la Federación Bizkaina de Hockey y el club Jolaseta
17 de Diciembre de 2014
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

L. FERNÁNDEZ | El Special Hockey, como se conoce al hockey hierba adaptado, tiene su origen en Cataluña, donde hace varios años que se practica. "El director de la escuela de hockey de Jolaseta, Joan Fitó, que es catalán, y Eduardo Vilallonga, que es jugador de hockey de toda la vida y tiene un niño con síndrome de Down, fueron los primeros que se interesaron por traer a Bizkaia este proyecto", explica Verónica Grande, coordinadora técnica de la Federación Bizkaina de Hockey. "Allí está muy desarrollado, hay cinco o seis equipos, hacen torneos e incluso les han hecho fichas federadas a los jugadores,  que para nosotros es un matiz muy importante".

Así, desde la Federación contactaron con Jordi Lobo, el impulsor del proyecto en Cataluña, para que les guiara a la hora de darle forma al proyecto. "Después contactamos con la Federación de Deporte Adaptado y con la Fundación Síndrome de Down, así como con personas que trabajan con otras discapacidades Intelectuales en el País Vasco, e hicimos las primeras jornadas abiertas con todos los niños para que conocieran el deporte", especifica Verónica.

Todos los sábados desde el mes de octubre

Visto el éxito de estas jornadas, asistieron unos 70 chavales, y "gracias a las Fundación Síndrome de Down y otras Discapacidades Intelectuales pudimos sacar adelante la iniciativa.  Y así, desde el pasado  mes de octubre, 11 niños con edades comprendidas entre los 6 y los 14 años entrenan todos los sábados en el campo de hockey de Fadura", enfatiza la coordinadora.

Aunque en un principio se pensó hacer dos grupos separándolos por edades, de momento, entrenan todos juntos. "Estamos tres monitores y no tendríamos problemas en separarlos, pero como se están haciendo al deporte en sí, a lo  básico, ya que es un deporte complejo, no hay necesidad". Eso sí, a pesar de la complejidad, los pequeños lo cogen rápido. "Además de coordinar tu cuerpo tienes que coordinar con el stick y la bola. Pero los niños lo cogen fenomenal. Hemos adaptado cosas, pero ya hay un reglamento para Special Hockey y ellos lo aprenden muy bien", reconoce.

Que vengan contentos, primer objetivo

No descartan abrir la iniciativa a niños con otras discapacidades;  de hecho en las jornadas de puertas abiertas también asistieron menores con autismo. "Si algún padre se acerca a nosotros porque quiere que su hijo participe no le vamos a decir que no. Se vería cómo encajarlo y si vemos que no podemos llevarlo lo diríamos", afirma Verónica.

El deseo de la responsable por parte de la Federación Bizkaina de Hockey es "que tengamos una continuidad a futuro". Por ahora continuarán hasta junio de 2015, "toda la temporada", gracias "al apoyo de la Fundación Síndrome de Down y otras Discapacidades Intelectuales y a los padres, que son estupendos", con el único objetivo de que los niños se lo pasen bien.

"Lo primero es que vengan contentos y vayan cogiendo una rutina, que tengan el sentimiento de que todos los sábados van a hacer hockey, se van a reunir con sus compañeros y que poco a poco pasen a ser amigos...  Además el hockey tiene un montón de virtudes, es un deporte en equipo con lo que ello conlleva. Y en lo deportivo hacemos muchos ejercicios de coordinación que les vienen muy bien. Además de, por supuesto, está todo el tema de la integración,  ya que ellos forman parte del club junto con el resto de equipos", destaca la responsable.



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web