Informe sobrecoste discapacidad

Según un informe presentado por Fevas, tener una persona con discapacidad intelectual supone un sobreesfuerzo económico medio anual de 19.785 euros para las familias vascas
22 de Abril de 2015
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La discapacidad sale cara

Según un estudio promovido por FEAPS (Confederación Estatal de entidades a favor de las personas con discapacidad intelectual), de la que FEVAS es miembro, las familias de Euskadi que cuentan con una persona con discapacidad intelectual soportan una carga económica anual que va de los 13.770 euros hasta 47.504 euros, en el caso de personas con grandes necesidades de apoyo.

El objetivo principal de este informe, actualización de uno realizado en 2008, ha consistido en cuantificar el sobreesfuerzo económico -en términos de tiempo, dinero y recursos- que la discapacidad intelectual ocasiona en la propia persona, en su familia y en el entorno de soporte, y hasta qué punto las prestaciones, subvenciones y deducciones fiscales existentes compensan dicho coste.

Entre las conclusiones que han sacado de este estudio, Fevas destaca que el "sobreesfuerzo económico es demasiado grande como para mirar hacia otro lado y todavía sigue sin estar suficientemente reconocido por los poderes públicos, ni por la sociedad. Este agravio se traduce en una pérdida de calidad de vida familiar por la que se puede decir que existiría una 'deuda moral' con éstas".

Por otro lado, los responsables de Fevas inciden en "la enorme diferencia que existe entre las personas con más necesidades de apoyo que viven en residencia y en domicilio (4.207 frente a 47.504) lo que supone poner en riesgo el modelo de atención en la comunidad y en el seno de la familia que Fevas defiende".

Otro de los puntos destacados del estudio, hace hincapié en que "las personas con discapacidad intelectual leve son las grandes olvidadas". "Las personas con una discapacidad inferior al 33% son excluidas por el sistema de valoración de la dependencia; incurren en costes derivados de su discapacidad sin recibir contraprestación alguna. Se deberían diseñar planes específicos dirigidos a ellas", reclaman desde Fevas.

Por último, reconocen que "preferimos hablar de inversión, y no de gasto para la familia, porque supone poder ofrecer a nuestros hijos una vida de calidad y más plena. Pero esta inversión repercute en la economía familiar ya que debemos dedicar tiempo y dinero a la atención de nuestros hijos".

Más noticias sobre…

Discapacidad intelectual, FEAPS



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web