Igualdad

Emakunde y el Gobierno vasco lanzan #Aitak+, para promover una paternidad igualitaria y corresponsable
27 de Marzo de 2015
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Padres a tiempo completo
Compartir la responsabilidad del cuidado es bueno para todo el mundo.

L. FERNÁNDEZ | Con la celebración del Día del Padre como telón de fondo, Emakunde-Instituto de la Mujer en el marco de la iniciativa Gizonduz ha puesto en marcha la campaña #Aitak+, para promover una paternidad igualitaria y corresponsable desde el convencimiento de que una sociedad mejor se construye con padres que comparten en igualdad los beneficios y las tareas que conlleva la crianza de una hija o un hijo. "La campaña ha comenzado el 19 de marzo y concluye el 19 de abril y lo que busca es que los padres hagan sus aportaciones a través de Irekia y de las redes sociales con el fin de crear un 'Decálogo de actitudes igualitarias'", explica Ander Bergara, responsable del proyecto en Emakunde. "Queremos hacer del Día del Padre una día de reivindicación favorable a la igualdad de mujeres y hombres".

Las mujeres trabajan en casa casi el doble que los hombres

Esta iniciativa surge a raíz de los datos sobre el trabajo doméstico en la sociedad vasca. "Las mujeres vascas ocupadas dedican mucho más tiempo al cuidado de menores y de dependientes que los hombres. Las mujeres destinan 4,9 horas diarias al cuidado de los hijos menores de 15 años, mientras que los hombres emplean 3,1. Estas diferencias se mantienen en el caso del cuidado de las personas dependientes, actividad a la que los hombres le dedican 1,5 horas diarias y las mujeres 2,3 horas. Y no hay excusa porque se supone que ambos están trabajando fuera", comenta Ander. "Es evidente que los padres están cada vez más implicados, pero queda mucho por hacer y hasta que no se reparta este trabajo no se conseguirá una igualdad real", asegura.

"Es imposible para las mujeres competir en el ámbito laboral si vas con esta mochila a cuestas. Las madres lo notan muchísimo ya que no es lo mismo estar 100% a tu trabajo que tener que estar pensando qué ropa le tienes que poner mañana, qué hay que comprar para la cena, si le tengo que dar medicación... La gente a vecces banaliza el tema del cuidado y las tareas domésticas, pero, en nuestras opinión, es clave para terminar con la desigualdad laboral, la discriminación salarial y la segregación horizontal y vertical que hay", remarca Bergara.

Medidas de conciliación pensadas para mujeres

Un buen ejemplo de desigualdad son las medidas para conciliar vida laboral y familiar que "se han pensado y diseñado dando por supuesto que a las mujeres es a las que les corresponde cuidar". De hecho, según los últimos datos, los hombres entre 25 y 44 años representan, a finales de 2014, solo el 3% de las reducciones de jornada por cuidado de los hijos.

"Con esta campaña queremos darle la vuelta a eso y que se sepa que tener hijos es una responsabilidad compartida y eso supone repartirse todo, lo gratificante que tiene y las cargas que supone también, porque supone mucho trabajo y sacrificios importantes; una actividad como ésta que puede ser muy gratificante hace que no lo sea tanto para muchas mujeres porque no hay corresponsabilidad por parte de los hombres", destaca Ander Bergara.

Bueno para todos

"El planteamiento es que compartiendo las resposabilidades todo el mundo gana, por un lado porque en la medida en la que los hombres nos responsabilicemos más, las mujeres tendrán más tiempo para su ocio, para su carrera profecional... Y para los padres porque plantearse una paternidad en la que están más presentes supone mucho que ganar. Es verdad que también perderá privilegios porque si estás más presente en la educación de tus hijos y dedicas más tiempo a las labores domésticas tienes menos tiempo para tu ocio", reconoce el experto.

Además, el cambio de mentalidad debe venir por todas las partes. "Hay una demanda generalizada de las mujeres para que los hombres se impliquen más pero habrá mujeres también que no se dejen ayudar y es la excusa perfecta para algunos hombres para no hacerlo", asume Ander. "Es un argumento que me da un poco de miedo porque para otras cosas si realmente nos interesan ya nos apañamos para conseguirlo. Hay que negociar o buscar una fórmula que beneficie a todo el mundo".

Un ejemplo de responsabilidad

A. P. es un buen ejemplo de lo que plantean en Emakunde como ejemplo de corresponsabilidad. Es diseñador gráfico y desde que nació su hijo Daniel ha reducido su jornada a la mitad. "En parte fue por un tema económico y en parte porque me apetecía estar más tiempo con el niño. Mi pareja trabaja a turnos como médico de urgencias, así que puede dedicarle tiempo manteniendo su jornada pero mi turno es de jornada partida lo que supone pasar todo el día fuera de casa", explica. Ahora, trabaja cinco horas diarias y el resto del día lo dedica a su hijo y a las tareas domésticas. "Nos lo repartimos todo. Yo me encargo de lo que supone fregar y ella lava la ropa, por ejemplo. De lo que sí me suelo escaquear es de los temas médicos pero es que siendo enfermera ella lo lleva mucho mejor que yo", reconoce. A la hora de poder dedicarse a su hijo no ha notado diferencias por el hecho de ser padre en lugar de madre. "En el trabajo no he tenido problema y en la calle tampoco. Por ejemplo, con el tema de los cambiadores en los servicios de mujeres, a mí nunca me ha pasado aunque supongo que también habrá sido por casualidad. Si he tenido que cambiarle en la calle lo he hecho en la silla y en los centros comerciales hay salas unisex, así que recurro a ellas en caso necesario".

Para participar

Los padres que deseen participar en la campaña pueden hacerlo a través de la redes sociales con el hastag #Aitak+. "Tenemos un debate abierto a través de Irekia, y en el Facebook y el Twitter de Gizonduz, y, de momento, el tema del retuiteo y la visualización está funcionando bien, pero a la gente le cuesta un poco aún realizar sus aportaciones", reconocen desde Emakunde. Y que quede claro que no sólo los padres deben hace comentarios, sino que también las mujeres pueden participar. "Aunque hasta el momento la preguntas que hemos lanzado están más enfocadas a los hombres, hay algunas que van dirigidas a las madres".

Más noticias sobre…

Igualdad , Igualdad de género, Mujeres



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web