Integración social

Desde hace casi 10 años, ocho personas con diversidad funcional forman el grupo Chatillon, con el que versionan canciones conocidas de Fito, The Beatles o Nacha Pop
14 de Abril de 2015
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Pentagrama hacia la integración
El grupo Chatillon durante una actuación.

L. FERNÁNDEZ | El grupo Chatillon es un grupo de música formado en 2007 que versiona canciones de Fito, The Beatles, Oskorri o Nacha Pop entre otros artistas. Hasta aquí todo normal, pero Chatillon no es un grupo musical al uso, ya que está compuesto por ocho personas con diversidad funcional, intelectual, psíquica, visual y física. "Oí a una conocida que habían hecho una experiencia similar en Canarias y como en ese momento estaba trabajando con personas con diversidad funcional en la asociación Luisa de Marillac de Arangoiti se me ocurrió trasladarlo aquí", explica Igor Imaz, musicoterapeuta y responsable del grupo.

No sabían de música

El método es sencillo, hay que intentar montar canciones según las capacidades que tienen. "Primero con percusión, van cogiendo el ritmo y luego los que tienen más capacidad pasan a los teclados", comenta Igor. Cuando empezaron no sabían nada de música "y fue duro", pero hoy "podemos hacer 4 o 5 canciones cada curso. Son canciones sencillitas, ellos las eligen, pero procuramos que sean fáciles de arreglar", especifica el musicoterapeuta.

Actualmente forman el grupo ocho personas, con características muy diferentes. "Hay dos cantantes, dos teclistas, una como bajo y el otro como piano; y el resto percusión, cada uno en función de sus capacidades. En estos años han ido cambiando los miembros, pero estoy asombrado porque el núcleo ha continuado". Además, al no ser un grupo homogéneo "hay que enfocarlo a la diversión para que haya un ambiente relajado y de buen humor".

Beneficios

"Lo que tiene de especial el proyecto es que con la excusa de ir a pasarlo bien con el grupo trabajamos un montón de aspectos, la atención, la memoria, a nivel emocional se expresan y se comunican de una manera que para ellos es importante porque igual no se pueden comunicar normalmente. Es una forma de usar un mismo lenguaje", detalla Igor Imaz. También el hacer actuaciones y grabar "es una manera de demostrar que pueden hacer cosas. Hemos actuado en residencias de ancianos, en fiestas de Arangoiti,...". Y, por supuesto, la que tienen prevista para el día 16 de abril en el conservatorio de Sarriko en colaboración con la Fundación Stop Sanfilippo y la Fundación Musicoterapia y Salud.

Musidisk

Chatillon se engloba dentro del proyecto Musidisk en el que se utiliza la música para lograr objetivos en diferentes colectivos. "Además de con la asociación Luisa de Marillac, hemos trabajado con Avifes y desde hace dos meses también con la asociación Uribe Costa", comenta Igor.

Más noticias sobre…

Integración social, Musicoterapia



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web