Violencia de Género

Concluye que la mujer del entorno rural "corre mayor riesgo" por la persistencia de las "actitudes tradicionales"
18 de Junio de 2015
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Bizkaia apuesta reforzar formación y revisar "esquemas de seguridad" para las víctimas de violencia en el entorno rural
La Diputación de Bizkaia ha elaborado un estudio sobre mujeres víctimas de malos tratos en el entorno rural, en el que advierte de que "corren mayores riesgos" por la persistencia de "actitudes tradicionales". Asimismo, apunta la necesidad de reforzar las acciones formativas que "promuevan la educación afectivo-sexual en igualdad y libertad" y la revisión de "esquemas de seguridad" de las mujeres en situación de riesgo.

Con esta iniciativa, se pretende identificar "las necesidades y obstáculos" encontrados por mujeres víctimas de violencia de género del área rural de Bizkaia . "El estudio entiende que la violencia contra las mujeres es una grave violación de los derechos humanos y pretende contribuir al análisis de los recursos públicos de atención, protección y justicia frente a la violencia machista, y a su adecuación a las características específicas de los entornos rurales", ha explicado la Diputación.

El informe parte de la constatación de que las mujeres rurales "corren mayores riesgos" de ser víctimas de violencia a causa de la "persistencia de las actitudes tradicionales que sobre la familia y la distribución de los roles de género imperan en los municipios más pequeños".

"Es decir --indican sus responsables-- se realiza sobre las mujeres un gran control social, se les presuponen, o se les imponen, ciertos roles y actitudes que hacen que algunas situaciones violentas hacia ellas sean consideradas 'normales' o 'naturales'"

De hecho, debido a la "preocupación" por situaciones de violencia de género "especialmente ocultas" en el ámbito rural, en los últimos años la Diputación ha descentralizado los servicios de atención psicológica a mujeres víctimas de malos tratos a las comarcas del territorio.

La investigación, desarrollada por la asociación Argituz, se ha realizado en base a 25 entrevistas en profundidad y una entrevista vía e-mail a mujeres residentes en municipios de Bizkaia de hasta 5.000 habitantes, víctimas de violencia de género (física, psíquica o sexual) a manos de la pareja o expareja masculina. Todas ellas han dejado atrás la situación de violencia, utilizando en los últimos cuatro años alguno de los servicios de apoyo forales.

Estas mujeres han aportado los relatos de sus vivencias, valoraciones y demandas, una información que ha sido complementada por las opiniones de profesionales de la red de atención e intervención.

El estudio indica que en el entorno rural existe una mayor presencia de los "mandatos de género" (estereotipos o actitudes que se les presuponen a las mujeres por el hecho de ser mujeres) que "naturalizan en cierta medida la violencia sufrida" por las mujeres.

Según explican sus responsables, "ideas preconcebidas que hacen que las situaciones de violencia no se vean como tales, sino que se enmarquen en el ámbito de la normalidad". Además, las participantes en el estudio han mostrado, con sus declaraciones, que la violencia contra las mujeres sigue constituyendo "un asunto privado".

También se ha constatado el temor debido al control de los agresores en un entorno cercano, el mayor aislamiento y una mayor desprotección, unido a formas específicas de violencia machista relacionadas con las características de las explotaciones agrícola-ganaderas familiares.

Tras el análisis de los testimonios, el estudio concluye con la formulación de conclusiones y recomendaciones para lograr una mejora de las acciones de prevención, atención, protección y justicia.

Entre ellas, se aconseja aumentar la visibilidad social y apoyo frente a la violencia machista en el entorno rural. Para ello, se propone reforzar la formación dirigida a la población infantil, adolescente y joven que "promueva la educación afectivo-sexual en igualdad y libertad", proporcionar información accesible, impulsar las escuelas de empoderamiento, y reforzar "el control social primario" y el "rechazo social" hacia los agresores.

También plantea proporcionar "atención adecuada y mayor accesibilidad a recursos especializados". De esta manera, señala que la policía debe revisar "los esquemas de seguridad" de las mujeres en situación de riesgo, asegurando que se adecuan a las características específicas de los entornos rurales y aislados y que centran el control sobre el agresor. También pide acercar desde los servicios sociales los recursos especializados a los entornos rurales.

Promover la autonomía económica y de vivienda durante el proceso de salida de la violencia, impulsar recursos y enfoques especializados para mujeres extranjeras, "aún más vulnerables", garantizar el derecho de las mujeres a la justicia y mejorar la atención a las necesidades de las mujeres en el momento de la denuncia son otras de sus propuestas.

También se insiste en la necesidad de evitar el acoso y la repetición de las agresiones que sufren las mujeres que han iniciado o conseguido salir de la situación de violencia. "Sin que cese esa violencia no resulta posible la reparación del daño", advierte el estudio .

Además, incide en la necesidad de garantizar la protección de los derechos de los hijos, "uno de los elementos centrales", ya que "con frecuencia el maltratador utiliza a los menores como instrumento de control, de venganza y de presión".

Doblemente víctimas
El documento finaliza recomendando la necesidad de mejorar la formación y la coordinación entre profesionales, agentes y servicios. "Se trata de asegurar que no las mujeres no sean doblemente víctimas (de evitar efectos revictimizantes) y que exista una respuesta policial, judicial y social adecuada ante las situaciones de violencia y ante las amenazas y los intentos de repetición de la violencia ya que, sin el cese de la violencia, no es posible la reparación", concluye la Diputación.

Más noticias sobre…

Violencia de genero, Violencia sexista



BUSCADOR AVANZADO

Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

Guía para detectar la violencia sexista

Guía para detectar la violencia sexista

No lo justifiques, no lo permitas
Violencia de género
Violencia de género

Violencia de género

La implicación de los adolescentes en la violencia de género, datos, publicaciones de interés y recursos
Vocento

Creacion paginas web