Chernobil Elkartea

231 niños ucranianos regresan a su país tras convivir más de dos meses con familias de acogida vascas
25 de Agosto de 2015
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cada final de verano, el aeropuerto de Loiu se convierte en testigo de las despedidas entre familias de acogida y niños de los lugares más pobres del planeta, aquellos que en su lugar de origen apenas tienen nada. Así, durante la jornada del 24 de agosto, les tocó el turno a un total de 231 menores ucranianos, 45 más que en 2014, que al cumplir poco más de dos meses en Euskadi, dejan el calor de sus familias para volver a la rutina a tres mil kilómetros de distancia. Una situación que ha sido posible gracias a la asociación Chernobil Elkartea. Los abrazos y alguna que otra lágrima se erigieron como protagonistas. Pero no es una despedida definitiva. En la mayor parte de los casos, los menores repetirán el próximo año en los mismos hogares. Por tanto, dicha relación se define al final del periodo estival como un 'hasta pronto'.

Pero, ¿qué historia se esconde detrás de ellos? Se trata de niños ucranianos que en su país viven en orfanatos o pertenecen a familias humildes de entornos rurales. Además, muchos de ellos son víctimas directas de la catástrofe de la central nuclear de Chernobil. De ahí su nombre y una de las principales razones de la fundación de la entidad, que en noviembre cumple 20 años. De esta manera, los menores dejan de lado, durante un tiempo, las dificultades de la región, así como la inestabilidad actual, con el objetivo de mejorar su salud, compartir vivencias, aprender el idioma y buscar un camino para el futuro. La propia asociación ha distribuido a los menores entre un total de 92 familias de las tres provincias vascas y Navarra. Guipuzkoa, con 117 niños, seguido por Bizkaia, con 92, copan la mayor parte de las acogidas. Álava y Navarra suman 21 y 1 pequeños, respectivamente. Los progenitores que son novatos en este ámbito cuentan con todo tipo de apoyo por parte de los más veteranos.

Sin embargo, no se embarcaron solos en el vuelo con destino Kiev. Junto a ellos, se desplazó una delegación del colectivo vasco para preparar el proyecto de cara a 2016. Este año, los niños han participado en numerosas actividades: visitas a los parques de bomberos de Bilbao y San Sebastián, así como al museo Guggenheim o al aquarium de Donostia, talleres, excursiones o deportes; todas organizadas por voluntarios de la propia asociación.

Más noticias sobre…

Asociación Chernobil Elkartea, Niños



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web