Economía social

EGES, la Red Vasca de Economía Social agrupa a 69.280 personas trabajadoras y tuvo una facturación de 9.653 millones de euros en 2014
18 de Noviembre de 2015
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La Red Vasca de Economía Social (EGES) representó en 2014 a 69.280 trabajadores (alrededor de un 8% del empleo de Euskadi) y sumó una facturación superior a los 9.653 millones. Este tipo de Economía, que "prioriza a las personas sobre el capital y desarrolla prácticas empresariales democráticas y participativas" está formada 3.354 empresas en Euskadi, más del 2% de las existentes, "ha respondido mejor a la crisis y muestra claros síntomas de recuperación".
Representantes de las cinco entidades que forman EGES han ofrecido en rueda de prensa datos de empleo, socios y facturación de cada una de las agrupaciones.
La red está formada por la Agrupación de Sociedades Laborales de Euskadi, Asle; la Asociación de Entidades de Empleo Especial de Iniciativa Social de Euskadi , Ehlabe; la Asociación de Empresas de Inserción del País Vasco, Gizatea; la Confederación de Cooperativas de Euskadi, Konfekoop; y la Red de Economía Alternativa y Solidaria, Reas Euskadi.
Según ha indicado la presidenta de Konfekoop, Rosa Lavín, las cinco entidades que forman EGES están "a favor de la promoción de la economía social" y su nacimiento "es producto de una vieja aspiración" y busca la "puesta en valor y desarrollo de los valores, principios y prácticas de negocio" de las empresas de economía social, que son "palanca" de un  "modelo sostenible de hacer empresa".

"Empleo estable y de calidad"
Eges se constituyó en marzo de 2015 como una asociación sin ánimo de lucro y que la economía social es un "sector plural y diverso, con notable peso en el conjunto de la economía vasca, que contribuye de forma permanente a la generación de empleo estable y de calidad y al impulso de la cohesión social".
El gerente de Asle, Josetxo Henández, ha indicado que los datos de las sociedades laborales están "vinculados a la historia de la aguda crisis" que se ha sufrido, que ha tenido un "impacto muy directo en el mantenimiento de las empresas, en el mantenimiento del empleo o en la destrucción del empleo por dicha crisis".
Ha asegurado también que la economía social "ha aguantado mejor la crisis en el sentido de que se ha mantenido más el empleo porque es un empleo más estable, de carácter indefinido.
En el caso de las sociedades laborales, "ha habido una reducción que se ha empezado a recuperar" en 2015, dado que se ha pasado de 815 empresas en 2010 a 659 en 2014, mientras que se está creciendo a un ritmo de 2,7% en empresas en 2015, mientras que en empleos el crecimiento llega este año al 4%". Actualmente, los cotizantes a la Seguridad Social de las sociedades laborales son 6.648, con un 77% de contratos de carácter indefinido.
En facturación, ha aumentado la que se realiza al exterior, se "empezó a recuperar la facturación en 2012, 2013 y 2014 se subió, en 2015 se está subiendo y se está vislumbrando un año 2015 mejor", al tiempo que, según las perspectivas, "los años siguientes también van a tener una dinámica muy favorable". En 2014, la facturación de las Sociedades Laborales vascas alcanzó los 697 millones de euros.

Empleo especial
Desde Ehlabe, su coordinador, Pablo Moratalla, ha afirmado que el dato de empleo en 2014 ha sido "bastante positivo", a pesar de una "ligera bajada" en los años 2011, 2012, que corresponde a empleo temporal y a personas sin discapacidad. En ese sentido, ha destacado que en época de crisis, se ha conseguido "mantener el empleo, sino tener un crecimiento sostenido".
La asociación está formada por 11 entidades con más de un centenar de centros de trabajo sin ánimo de lucro, con una facturación de 260 millones de euros en 2014. Las asociación cuenta con una plantilla de algo más de 8.000 personas, de las cuales, 6.640 son personas con discapacidad.
En ese sentido, Moratalla ha asegurado que, en la comparativa de los datos del Empleo Especial de Euskadi  respecto al resto del Estado, la Comunidad Autónoma Vasca "está a la cabeza". "Somos, hemos sido y seguiremos siendo referente en el empleo".
Desde Gizatea, su vicepresidenta, María José Rodrigo, ha afirmado que los destinatarios de la asociación son "personas en situación de riego de exclusión, desempleadas y con dificultades para acceder al mercado laboral". Gizatea agrupa a 45 empresas, con 975 personas trabajadoras de las que alrededor del 60% son personas en situación o riesgo de exclusión social. Su facturación en 2014 fue de 18 millones de euros.
Desde Konfekoop, Lavín ha afirmado que las empresas cooperativas ha evolucionado "al alza" de 2010 a 2014, con 823 cooperativas a 1005 , lo que supone un incremento de más de un 22%. Estas cooperativas emplean a cerca de 51.000 personas en Euskadi, de los que 33.178 son socios de trabajo. Su facturación ascendió en 2014 a más de 8.625 millones. Lavín ha afirmado que se está "en el camino de la recuperación y las expectativas son buenas".
Por último, desde Reas Euskadi, su coordinador, Carlos Askunze, ha afirmado que se trata de un ámbito que ha "ido en crecimiento" y que e en estos momentos está formado por 62 entidades, que emplean a 2.668 personas, además de contar con más de 4.000 voluntarios. En 2014, su facturación fue de 54 millones de euros.
Como datos globales, Josetxo Henández ha asegurado que las entidades que representan a la Economía Social agrupan a 69.280 trabajadores, con una facturación que se acerca a los 10.000 millones y en la que es "evidente el impacto claro que tiene la Corporación Mondragón en estos datos".
A nivel de empresas, ha destacado que se ha producido un crecimiento "a pesar de la crisis", dado que se ha pasado de 2.800 empresas a 3.354 compañías.

"Interlocución más directa"
A la luz de estos números, ha asegurado que "quien representa por encima del 8% del PIB, quien representa un modelo de empresa diferente, quien es un elemento de estabilidad y equilibrio social, debe tener una interlocución más directa en la toma de decisiones estratégicas por parte de la Administración".
En la misma línea y en relación al diálogo social, Askunze se ha preguntado "si un espacio económico que tiene sus contornos específicos, que, además, contribuye a la cohesión social de forma clara y a la sostenibilidad económica, social y medioambiental y que tiene el volumen que se ha presentado puede quedar al margen del diseño, del diálogo, del trabajo de los diferentes agentes públicos y privados que operan en nuestra comunidad, en relación al desarrollo económico o la planificación de la cohesión social".
En ese sentido, ha afirmado que los espacios y los instrumentos que existan para ello, pues habrá que crearlos o habrá que sumarse a los que ya existen en función de lo que las leyes marcan", pero que la Economía Social busca "ese espacio de interlocución y diálogo".
Más noticias sobre…

Economía social



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web