Medicus Mundi Bizkaia

Medicus Mundi Bizkaia cumple medio siglo manteniendo vivo el espíritu de su impulsor, Aya Goñi, y su mensaje: el derecho a la salud debe ser gratuito y universal
20 de Enero de 2016
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
50 años de lo más saludables
Celebración del 50 aniversario de Medicus Mundi Bizkaia.
L. FERNÁNDEZ | El 17 de enero de 1966 tuvo lugar la primera reunión de Medicus Mundi Bizkaia, promovida por el doctor Andrés Aya Goñi, quien movilizó a todo el Colegio de Médicos con un objetivo claro: erradicar la pobreza y hacer que el derecho a la salud sea gratuito y universal.

"En aquellos años, médicos de aquí tenían relación con médicos catalanes y en Cataluña la asociación ya existía desde 1964", explica Itziar Irazabal, presidenta de Medicus Mundi Bizkaia. "Es la primera asociación de cooperativa internacional laica que surge, de hecho antes de esto no se hablaba de cooperantes sino de misioneros, porque todos dependían de la Iglesia", recuerda Irazabal.
Para empezar a trabajar sobre el terreno, se ponen en contacto con misiones y uno de sus primeros proyectos es en Ecuador con Misiones Diocesanas. "En ese primer momento lo que se hace es sobre todo construir infraestructuras, hospitales y dispensarios, y había un apartado muy importante dentro de Medicus que era el de farmacia, el de recogida, clasificación y envío de medicinas", detalla. Los primeros países en los que se empieza a trabajar son Ecuador, Angola y al poco en Ruanda "donde seguimos trabajando".

Perfiles diferentes
Aunque los primeros socios tenían un perfil claro, 93 profesionales de la medicina y la farmacia, "aunque las malas lenguas dicen que Aya Goñi hizo socio a todo el colegio de médicos", bromea Itziar, ahora los socios son más diversos. "Hay mucha gente que pertenece al mundo de la medicina, enfermeros, médicos, auxiliares... pero hay un poco de todo. Incluso en la junta hay médicos pero también economistas, y hasta una educadora social, hay un poco de todo. También es que ahora somos alrededor de 500 personas".

La cooperación de aquellos primeros años "era muy existencialista. El personal sanitario aprovechaba las vacaciones para visitar los proyectos y pasar consultas médicas", reconoce la presidenta de Medicus Mundi Bizkaia. Ahora es muy distinto. "La cooperación ha ido evolucionando y nosotros hemos seguido esa evolución. Ya no mandamos médicos a pasar consulta a ningún proyecto. No hemos perdido nuestra visión ni nuestra misión que sigue siendo la misma pero ahora hacemos proyectos de desarrollo mucho más a largo plazo y haciendo partícipes de ellos a las sociedades donde los llevamos a cabo. Trabajamos con asociaciones civiles de los países donde estamos porque al final nuestro objetivo es que ellos sean los protagonistas de su propio desarrollo", especifica la portavoz de la organización.

Cambios en el discurso
En estos 50 años han tenido tiempo para vivir de todo, "alegrías y disgustos". "Por ejemplo en Ruanda llevamos desde el 68 y nos pilló el genocidio allí. Pero también ver cómo están en estos momentos comprobar que las cosas se van haciendo bien, con sus carencias, pero ahí van... Incluso las personas, cómo han crecido y cómo han interiorizado, por ejemplo en Honduras, que tienen que ser los propios hondureños los protagonistas y el discurso que tenían hace 15 años al que tienen ahora no tiene nada que ver", admite. "El cambio en las comunicaciones también ha sido increíble, ahora con Internet estás permanentemente conectado. O los viajes, en el 66 viajar a Angola era una aventura".

Ahora con lo que tienen que lidiar es con la falta de fondos. "El tema de la crisis nos ha afectado muchísimo. Llevan 20 años diciendo 'darles la caña no les déis el pescado' y ha llegado al crisis y sólo nos dan pescado. Han sido tan crueles que han puesto a los pobres de aquí en contra de los pobres de allí. También es verdad que si en el resto del Estado ha caído la ayuda a la cooperación internacional el 90%, aquí el recorte habrá sido del 50%. Pero es que a los partidos les he llegado a oír que los únicos recortes que no les han pasado factura son los de ayuda a la cooperación al desarrollo y es muy duro", lamenta Irazabal. "Es un sector además en el que trabaja mucha gente, además del componente de ayuda o colaboración con los países del sur, y muchas ONG han cerrado la persiana y ni siquiera a nivel empresarial les ha importado. Cierra una empresa y es un drama, pero hay un ERE en 7 ONGs y no pasa nada".

Sin embargo, no se rinden e Irazabal deja claro que "nuestra misión es la misma: erradicar la pobreza y que el derecho a la salud sea gratuito y universal, hayas nacido en Bilbao o en Quito. No nos tienen que dar la salud ya la tenemos ganada, lo que tienen que hacer es cumplir sus compromisos como gobierno", concluye.


Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web