8 de marzo. Día Internacional de las Mujeres

¿Cuántas vece habrá oído su hija '¡Qué bonita es mi niña!'? ¿O su hijo 'Eres un campeón'? Emakunde busca cambiarlo con la campaña que han diseñado para este 8 de marzo
03 de Marzo de 2016
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
"La desigualdad no nace, se hace"
Dos de los carteles de la campaña que ya se encuentran en diferentes espacios públicos.
La campaña del 8 de Marzo, Día Internacional de las Mujeres, diseñada por Emakunde, y que se desarrollará hasta el día 15 de este mes, fija este año la mirada en los mensajes sexistas que chicos y chicas reciben diariamente y que reproducen y perpetúan la desigualdad y las relaciones de poder. El lema de la campaña es "La desigualdad no nace, se hace. Podemos cambiarlo. Hagamos igualdad" y presenta a jóvenes que, en el caso de las chicas, reciben mensajes relacionados con la belleza, la bondad, la discreción, los cuidados y la dependencia, entre otros; y en el caso de los chicos, la agresividad, el éxito, la ambición o la negación de los sentimientos. Mientras las chicas reciben mensajes como "mandona", a los chicos se les ensalza su "madera de líder"; mientras a las chicas se les valora principalmente por su belleza y se les educa para agradar a los demás ("¡Qué bonita es mi niña!), los chicos son objeto de mensajes empoderantes ("¡Eres un campeón!"); mientras que a las chicas se les enseña que necesitan protección, a ellos que son autosuficientes; mientras a las chicas se les dice que los afectos y los cuidados están por encima de lo demás ("¿Quién cuidará de mí cuando sea mayor?"), a ellos se les educa en la negación de los sentimientos ("Los chicos no lloran") y en alcanzar el éxito en el ámbito público.

La directora de Emakunde, Izaskun Landaida, ha remarcado "la importancia de que seamos conscientes de los mensajes que reciben diariamente las y los jóvenes, porque construyen sus identidades en base a cómo se les trata, porque aprenden a ser mujeres y hombres a partir de los mensajes que reciben dese los distintos agentes de socialización como la familia, la escuela, las amistades, los medios de comunicación, la publicidad...". "El proceso socializador perdura toda la vida", ha recordado Landaida, pero es especialmente influyente en la etapa infantil y juvenil, ya que a esas edades se aprende lo que se espera de ellas y de ellos, los comportamientos permitidos y los penalizados. La directora de Emakunde ha insistido en que "las personas aprendemos a través de mecanismos de imitación y de identificación", y ha hecho especial hincapié en la familia como primera instancia socializadora. "Tenemos que reflexionar sobre los mensajes que les estamos mandando, sobre los modelos que les estamos mostrando. La desigualdad se aprende, se hace, por lo tanto, tenemos que ser conscientes de que desde nuestro ámbito de influencia también podemos hacer igualdad, que es una tarea, por tanto, de todas las personas que formamos esta sociedad".

La campaña pretende ofrecer algunas claves para detectar la desigualdad del día a día y mantiene el 'claim' "Igual es más", que se viene utilizando en anteriores campañas para remarcar la idea del beneficio de la igualdad para toda la sociedad.



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web