Cruz Roja Bizkaia

La exposición 'Próxima parada: un futuro' podrá verse en las estaciones de metro de Moyua, Indautxu y Casco Viejo hasta el próximo 15 de mayo
21 de Abril de 2016
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Una exposición para dar más visibilidad a los refugiados
De derecha a izquierda: Teresa Laespada, diputada foral de empleo, inclusión social e igualdad, Javier Zárraga, presidente de Cruz Roja Bizkaia y Susana Palomino, jefa de marketing y comunicación de Metro Bilbao.
La exposición fotográfica 'Próxima parada: un futuro' podrá verse hasta el 15 de mayo de 2016 en las estaciones de Moyua, Indautxu y Casco Viejo cedidas por Metro Bilbao para dar visibilidad a la mayor crisis de refugiados en Europa desde la II Guerra Mundial.

Desde 2011 el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja ha atendido a las personas que se han visto obligadas a desplazarse debido al conflico bélico que comenzó en Siria.

La labor no se ha desarrollado exclusivamente en ese pais, sino que se ha extendido a países colindantes como Líbano, donde la Diputación Foral de Bizkaia ha financiado con 75.000 euros un proyecto de asistencia obstétrica y ginecológica a mujeres vulnerables sirias y de las poblaciones de acogida, que se desarrolla en cinco hospitales gestionados por la Media Luna Roja y Cruz Roja en Líbano.

Ante la nueva oleada de personas desplazadas, la atención se ha ampliado a países como Grecia, Serbia o la Antigua República Yugoslava de Macedonia. La misión es que estas personas puedan llegar a la última parada y tener un futuro en los países de acogida.

La exposición consta de 21 paneles fotográficos (5 en la estación de Metro de Moyua, 6 en la de Indautxu y 10 en la del Casco Viejo) en los que que se muestra la realidad de algunos de los  enclaves en los que interviene Cruz Roja atendiendo las necesidades humanitarias de las personas migrantes a lo largo de su recorrido.

La Cruz Roja y la Media Luna Roja de 28 países están respondiendo a la crisis con más de 96.000 miembros, entre voluntariado y trabajadores. Hasta el momento han llevado a cabo más de 770.000 intervenciones en salud (incluyendo asistencia médica, primeros auxilios y apoyo psicosocial); ha distribuido 7.660.000 paquetes de alimentos; 1.740.000 mantas, ropa y sacos de dormir ; 650.000 kits y material de higiene ; o llevado a cabo 340.000 apoyos en conexiones de wifi, entrega de móviles o cargadores.

Cruz Roja en Grecia
Cruz Roja ha atendido a más de 17.200 personas refugiadas y migrantes en Grecia a través de los distintos equipos de Salud que ha desplegado en el país heleno para hacer frente a la crisis de refugiados.
La primera respuesta de Cruz Roja ante la crisis fue el despliegue en septiembre de dos Unidades Móviles de Salud en Samos (6.700 pacientes) y Chíos (10.300 pacientes), islas en las que también ha llevado a cabo una importante labor de apoyo psicosocial con 6.000 menores.

En estos momentos, Cruz Roja Española está reforzando su intervención en la región de Ática, donde ha desplegado delegados de Emergencia de Salud para apoyar a la Cruz Roja Griega en su atención a las personas refugiadas y migrantes en el puerto del Pireo y en el campo de Ritsona. El objetivo es facilitar cuidados preventivos y curativos de salud de acuerdo a las indicaciones del Ministerio de Salud Griego y la Organización Mundial de la Salud.

Estos cuidados incluyen atención primaria incluyendo salud materno infantil, promoción de higiene, seguimiento epidemiológico y vacunación si así lo solicitase el Ministerio de Salud Griego. Pueden incluir procedimientos quirúrgicos menores (pero no cirugía mayor que requiera anestesia y hospitalización). Las unidades coordinarán la derivación a hospitales griegos para aquellos cuidados que requieran hospitalización.

Los problemas de salud están relacionados fundamentalmente con las condiciones en las que migrantes y refugiados se enfrentan en sus viajes (gripe, enfermedades de la piel, heridas, reacciones alérgicas, dolores musculares) y otros problemas de salud agudos que han aumentado como consecuencia del invierno y por las condiciones de vida, fundamentalmente la falta de condiciones adecuadas de alojamiento. Dada la prevalencia de enfermedades no trasmisibles en los países de origen, hay que prestar especial atención a enfermedades crónicas (como diabetes o hipertensión) ya que es muy probable que los migrantes y refugiados no hayan podido seguir el tratamiento durante su viaje. Además los migrantes y refugiados presentan elevados niveles de estrés y ansiedad. Las mujeres y los niños son un grupo especialmente vulnerable tanto por los viajes inseguros como por las experiencias previas en los países de origen.
Más noticias sobre…

Cruz Roja, Refugiados



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web