Unicef

El conflicto en el país se intensificó en 2015 y desde entonces los más perjudicados han sido los más pequeños
31 de Enero de 2017
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
L. FERNÁNDEZ | Meritxell Relaño lleva trabajando para Unicef desde 1999.  En estos años ha desarrollado su labor en países tan diferentes como Colombia, Timor Oriental, Panamá, Mozambique, Gambia y desde 2015 es la representante de la organización en Yemen, un país en conflicto en el que han muerto cerca de 1.400 niños y más de 2.140 han resultado heridos. "Estos son los datos verificados por Naciones Unidas aunque las cifras reales podrían ser más altas", reconoce Meritxell. La última muerte confirmada fue el pasado 11 de enero cuando en dos ataques cerca de una escuela murió un pequeño y otros cuatro resultaron heridos. "Cerca de 2.000 escuelas en Yemen ya no pueden ser utilizadas porque están destruidas, dañadas, sirven como refugio para las familias desplazadas o se utilizan con fines militares", comenta Relaño.  
Actualmente hay alrededor de 2 millones de niños en edad escolar fuera de la escuela. "Las escuelas deben ser lugares de paz en todo momento, un refugio en el que los niños puedan aprender, crecer, jugar y estar seguros. Los niños nunca deberían arriesgar sus vidas solo por ir al colegio", lamenta. También los sistemas sanitarios están al borde del colapso, lo que puede causar la muerte de indirectamente de más de 10.000 niños en un solo año. "Todo lo que se había ganado en los últimos años en salud infantil se ha perdido por culpa de este conflicto y las tasas de mortalidad infantil han vuelto a ser las de hace 10 años", alerta la cooperante de Unicef.
"En estos momentos en Yemen hay más de 1,5 millones de niños en situación de malnutrición, 370.000 de ellos aguda severa", detalla. A estos datos se les suman otros igual de escalofriantes como los 19 millones de personas sin acceso a agua potable, saneamiento y servicios de higiene, los 2,5 millones de niños con riesgo de diarrea, 14 millones de personas sin acceso a la salud... y a lo que se suma un brote de cólera que ha matado a unas 100 personas.

No sólo peligro para la salud
Además de los peligros relacionados directamente con el sistema sanitario, los niños yemeníes sufren privaciones y vulneraciones de sus derechos como matrimonios tempranos, daños psicológicos, posibilidad de secuestro y reclutamiento para la guerra o como esclavos sexuales (se calcula que unos 1.200 niños han sido reclutados y al menos 205 secuestrados). "Unicef trabaja para asegurar que los derechos de los niños se vean cumplidos, incluso en emergencias extremas como es el caso de Yemen. Desde los países industrializados se puede colaborar con fondos, donaciones, haciéndose socio de Unicef, etc. Yo doy fe de que los fondos llegan a los niños y se evitan muchas muertes gracias a las colaboraciones de la gente y de las instituciones de los países del norte", afirma Meritxell.

El trabajo de Unicef
"Unicef trabaja para que todos los niños puedan tener acceso a la educación, la salud, la nutrición, a la protección y puedan desarrollarse lo máximo posible, a pesar de las circunstancias tan difíciles en las que viven", destaca la representante de la entidad en el país asiático.
Y las cifras hablan por sí solas. "Durante 2016 al menos 355.013 niños han recibido apoyo psicosocial, casi 5 millones de niños menores de 5 años han sido vacunados contra la polio y más de 360.000 menores de 1 año contra el sarampión. Se ha provisto de agua y saneamiento a 4,2 millones de personas y más de 300.000 han recibido kits de higiene, Se han tratado a 155.300 menores de 5 años con malnutrición aguda severa y 4 millones han recibido suplementos de vitamina A. Se han rehabilitado 337 escuelas y 474.000 niños han recibido material escolar...", enumera Meritxell.
Sin embargo, no es suficiente y para poder seguir desarrollando su trabajo deben seguir recaudando fondos. Para ello Unicef cuenta con una campaña enfocada directamente a ayudar a los niños en emergencias.
Para realizar los donativos se puede hacer accediendo a la web de Unicef o llamando al teléfono 902 31 41 31 (horario de atención de lunes a viernes de 9h a 21h y sábados de 11 a 17 h). "En este 2017 lanzamos un llamamiento de fondos que supera los 3.000 millones de euros para atender las necesidades más urgentes de 81 millones de personas, de las que 48 millones son niños, que viven en 48 países en situaciones de emergencia. Con tu ayuda podemos protegerlos y llevarles esperanza", alegan desde la organización.

Más noticias sobre…

UNICEF



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web