17 de octubre, Día Internacional contra la Pobreza y la Exclusión

Bajo el lema ¡El cambio climático lo cambia todo!, actividades como bici marcha, charlas, teatro y cine fórum sensibilizarán sobre la urgencia de tomar medidas efectivas para la erradicación de la pobreza y las desigualdades
17 de Octubre de 2018
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Organizaciones sociales denuncian que el cambio climático es la primera causa de las migraciones en el mundo y exigen acciones que lo reviertan
El 17 de octubre se conmemora el Día Internacional contra la Pobreza y la Exclusión. Por este motivo, la plataforma Pobreza Cero de Donostia, que agrupa a 21 organizaciones y movimientos sociales, y la Coordinadora de ONG de Desarrollo de Euskadi, que a su vez aglutina a 79 ONG de desarrollo, lanzan un llamamiento a las instituciones y a la sociedad para que se movilicen hasta lograr medidas concretas y efectivas para acabar con la pobreza y las desigualdades en un ámbito local e internacional, así como para que apuesten por la sostenibilidad ambiental, la justicia social y la equidad.
Este 2018, 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es necesario recordar que millones de personas en situación de pobreza se ven afectadas de forma desproporcionada por numerosas violaciones de los derechos humanos. Personas que, afectadas por la pobreza, conflictos, desastres naturales y guerras, se ven forzadas a emigrar para buscar refugio o encontrar una vida mejor. Los colectivos organizadores denuncian que el cambio climático es la primera causa de migraciones en el mundo. "64 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares por el cambio climático o por motivos relacionados con el medio ambiente, como el drástico aumento de las temperaturas, la degradación del hábitat en general, y las inundaciones de los terrenos donde antes se cultivaba, la contaminación de las aguas, la deforestación y la desertización en particular; o las temperaturas extremas y las catástrofes naturales asociadas a las condiciones climatológicas". Apuntan, además, que "según la ONU, en 20 años habrá más de 1.000 millones de personas refugiadas por cuestiones relacionadas con el cambio climático".
"Este fenómeno tiene una especial incidencia en las mujeres, ya que estas representan alrededor del 80% de personas desplazadas en el mundo por causas medioambientales y climáticas". Esto se debe a que las sequías, el empobrecimiento de los suelos y la desertificación complican la tarea de abastecimiento familiar del que son mayoritariamente responsables, y esto repercute en su tiempo de escolarización y multiplica la dedicación y dureza del trabajo agrícola. En el trayecto migratorio también son las mujeres y las niñas quienes se enfrentan en mayor medida a la violencia sexual y al tráfico de personas.
Alertan también de que el cambio climático es consecuencia directa del sistema capitalista y del actual modelo de desarrollo, basado en la constante producción que depende de materiales y energías finitas. Todo ello, provoca que millones de personas tengan que migrar, impidiéndoles un medio de vida sostenible vinculado a su territorio. Ejemplo de esto son los numerosos conflictos y miles de desplazamientos que se están produciendo en África por la escasez de bienes naturales como el agua, que se está viendo agravada por el cambio climático. Recuerdan que "son precisamente los países empobrecidos quienes apenas contribuyen al calentamiento global, pero paradógicamente son quienes más padecen sus consecuencias y las del actual sistema y modelo de desarrollo".
Los colectivos convocantes apelan a la necesidad de contribuir a revertir esta situación, cada cual desde su ámbito de actuación y especialmente desde la implicación de los países enriquecidos. "No nos podemos quedar impasibles, ya que nuestras economías y actual modo de vida se sostienen a costa del planeta y de las personas que en él viven". A través de las actividades organizadas exigen:
-Que los tratados internacionales reconozcan el estatus jurídico de las personas que migran por motivos ambientales.
-A la comunidad internacional que en caso de incumplimiento aplique acciones políticas que pongan límites a las emisiones de carbono e impulsen con medidas concretas modelos socio-económicos medioambientalmente sostenibles.
-Políticas migratorias, de asilo y de control fronterizo de Europa justas que garanticen vías seguras y legales de llegada, acogida y asilo.
-Una gestión equitativa y sostenible de los bienes naturales para garantizar la subsistencia de las zonas rurales e indígenas.
-Que el enfoque de derechos y de justicia climática desde una perspectiva de género esté presente en la acción climática mundial.
En el contexto de este día internacional se realizan multitud de acciones a escala global. En nuestro ámbito más cercano, la campaña Pobreza Cero es una iniciativa que se lleva a cabo en todo el Estado y que se suma a ese llamamiento a la movilización. Desde 2005 se desarrollan acciones en Euskadi. "Para lograr cambios efectivos el papel de la sociedad civil vasca es fundamental, por lo que llamamos a participar en las actividades organizadas en Araba, Gipuzkoa y Bizkaia". "En este último territorio nos sumamos a la movilización con el lema La pobreza: un problema de derechos humanos que diversos colectivos sociales, vecinales y sindicales de Bilbao han organizado, y que estará centrada en la pobreza desde la perspectiva de los derechos humanos y en la RGI. Saldrá el miércoles 17 desde la plaza Moyúa a las 11.15", finalizan.
Más noticias sobre…

Derechos humanos, Pobreza



Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web