Anesvad

La ONG Anesvad cumple su medio siglo de vida dedicada a defender el Derecho a la Salud de las personas más empobrecidas y olvidadas del planeta
30 de Octubre de 2018
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
50 años trabajando por las enfermedades olvidadas
Juan Ignacio Vidarte, Garbiñe Biurrun, Iñigo Urkullu, Juan María Aburto y Juan Luis Ibarra.
MARISOL MATTOS| Una de cada seis personas en el mundo sufre una enfermedad olvidada. Se llaman así porque afectan a aquellas personas que parece que no existen, que viven en condiciones extremas y de enorme vulnerabilidad. Para alguna de esas enfermedades existe cura, para otras ni siquiera la ciencia sabe cómo se contagia. Desde la ONG Anesvad trabajan para sacar del olvido a las personas que sufren estas enfermedades. En esta travesía le acompañan más de 60.000 personas que empezaron su recorrido en Bilbao hace ya medio siglo, en 1968.
Esta vocación nació en 1957, en el Sanatorio Antituberculoso de Santa Marina como centro neurálgico. La ayuda que allí se prestaba se centraba en personas enfermas de tuberculosis y sus familiares. Pero no fue hasta 1968 que abrieron la primera oficina, un periodo en que Anesvad prestaba ayuda mediante pensiones, ropa y comida a través de su servicio de Acción Social. Es importante resaltar el servicio icónico que la organización prestó en dos momentos que han pasado a la historia: las inundaciones de 1983 en Vizcaya y el trágico accidente de avión del monte Oiz en el que la organización contribuyó en las tareas de ayuda y rescate de las personas heridas y fallecidas. Este servicio duró hasta 1989.
Pocos años después esta misión les llevó a cruzar los continentes como América, África y Asia donde estas enfermedades están más presentes e impactan en la vida de más personas. Aunque el 90% de la carga mundial de las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) se concentra en el África Subsahariana con más de 1.000 millones de personas. Por ello, uno sus compromisos de trabajo es garantizar el acceso a la atención médica para quienes contraigan infecciones como la lepra, la úlcera de Buluri, el pian y la filarisis linfática, más conocida como Elefantiasis.

Premios Anesvad a la Cooperación y Solidaridad
El pasado 29 de octubre celebraron la III Edición de los premios Anesvad a la Cooperación y Solidaridad en el auditorio del Museo Guggenheim coincidiendo con su 50 aniversario de labor humanitaria. En los mismos se destacó el trabajo de instituciones que como ellos actúan en territorios con menos recursos. Entre los que recibieron el reconocimiento de mano de Garbiñe Biurrun, actual presidenta de Anesvad se encuentran: Afworo, un observatorio de Investigación de Mujeres Africanas como una organización emprendedora. Mientras que el galardón en la categoría de innovación fue para Ojos del Mundo, que lucha contra la ceguera evitable en países empobrecidos como Bolivia, Mali Mozambique y el Sahara. Matres Mundi, con la distinción a su perseverancia y su compromiso con la salud de madres, niños y niñas en situación de extrema pobreza. Finalmente, el mérito honorífico fue a parar a la misionera Julia Aguiar, que lleva más de media vida ─56 años─ cuidando de la salud de las personas con vulnerabilidad.
A esta ceremonia también han asistido el lehendakari Iñigo Urkullu; Ana Otadui, presidenta de las Juntas Generales; Vicente Reyes, subdelegado del Gobierno en Bizkaia; Teresa Laespada, diputada foral de Empleo, Cooperación y Diversidad; y Juan María Aburto, alcalde de Bilbao, quien en su intervención recordó una cita del escritor Eduardo Galeano. "La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo".


Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web