Sexualidad y discapacidad

La educación sexual de las personas con discapacidad, su entorno y de los profesionales del sector parece la asignatura pendiente para la integración real del colectivo
08 de Noviembre de 2018
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
L. FERNÁNDEZ | Si para muchos padres resulta difícil ser conscientes de que sus hijos crecen y presentan necesidades afectivas y sexuales, para aquellos que tienen hijos con discapacidad o diversidad funcional la cuestión se complica aún más. Para acompañar y atender tanto a familias, como a profesionales y a los propios interesados, la asociación Guztiok cuenta con un servicio pionero e innovador, Gustora. "Es un servicio integral, que da cabida a las necesidades de estas personas y acompaña a su entorno", comenta Naiara Loy, sexóloga de Guztiok. "Si ya de por sí es un tema que parece tabú, hemos visto que no se hacía un trabajo integral, solo pequeñas pinceladas por separado cuando es necesario ir de la mano". Y es que al igual que es prioritario lograr una integración real en lo laboral o lo social, empezar a tener en cuenta también las necesidades emocionales de este colectivo resulta el paso lógico para una completa integración.
"Es un colectivo aún muy estigmatizado y con muchas falsas creencias en torno a ellos. La sexualidad es un hecho incuestionable de toda persona y en estos casos vemos que se niega y no se acompaña", lamenta Loy. "Todavía esta muy relacionada la sexualidad con la parte reproductiva, con la práctica y esa es una parte mínima. Nosotros hablamos de la sexualidad desde el placer, desde el acceso a su cuerpo, cuales son sus deseos...". Algo también vital ya que "rompemos un poco la presunción de la heterosexualidad que aún vivimos en esta sociedad y en estos casos aún más. Se justifica muchas veces un deseo homosexual diciendo que por tener la discapacidad no distinguen. Los deseos son plurales y la orientación del deseo está ahí y es algo que no se puede negar. Si encima entramos en el tema de las identidades con las realidades de transexualidad son aún más complicadas. Si ya en personas sin discapacidad es difícil en estos casos lo más habitual es que se relacione con que es por la discapacidad y que realmente no saben lo que dicen".
De todas formas la especialista reconoce que "la parte de las familias no es sencilla. Hay demasiada sobreprotección, se tiende a infantilizar porque muchas veces las familias se encuentran sin herramientas para hacer una educación sexual con sus hijos y vemos que esto también crea dificultades para que estas personas puedan vivir su sexualidad de manera satisfactoria. Es importante que reciban formación adecuada para poder acompañarles". Pero eso sí, sin imponerse. "Se piensa que acompañar es dirigir y no, es dejar que sean quien realmente son, dejando que se expresen, no pensando por ellos, les podemos ayudar en la toma de decisiones pero respetando sus necesidades. Acompañar es ir detrás y no adelantarnos".
Además de sortear estereotipos, uno de los problemas que tienen las personas con discapacidad es que no cuentan con espacios de intimidad, ya sea si viven con sus familias como en instituciones. "Incluso cuando están en casas tuteladas las habitaciones se distribuyen por sexos. Así es difícil tener una relación de pareja. Nosotras apostamos a la hora de trabajar con los profesionales en hacer una buena educación sexual y que ellos sepan qué situaciones se van a encontrar y que tengan herramientas para poder vivirlo de forma plena. En la parte de la reproducción vamos a prevenir, pero también implica hablar de que el placer está en todo el cuerpo, que un beso o un abrazo también forma parte de una relación sexual y si les damos todas esas herramientas y les ofrecemos esos espacios estamos construyendo un espacio seguro para que puedan desarrollarse como el resto de las personas".
Y concluye. "Parece que los cuerpos de las personas con discapacidad no tienen derecho al placer pero todos tenemos derecho a ello y hay que cultivar espacios de intimidad y darles el lugar que les corresponde".

Asociación Guztiok
Servicio Gustora
Además del servicio de asesoramiento individualizado, Gustora ofrece intervenciones con grupos, familias, comunidades y profesionales. Cada formación se adaptará tanto al perfil de los participantes como a las particularidades de cada discapacidad. De esta manera ofrecen claves y herramientas que sean de utilidad para que cada persona de respuesta a sus propias necesidades y demandas.
Tel. 693464248
email: gustora@guztiok.org
Uribitarte 22, 4ºA. Bilbao

Jornadas sobre sexualidad
Para tratar el tema de la sexualidad en personas con discapacidad, la asociación Guztiok y BBK han organizado una jornada en Bilbao el 9 de noviembre. En ella participarán profesionales como Naiara Loy, Diana Ibargutxi y Gaizka Tobar, sexólogos de la asociación Guztiok; Carlos de la Cruz, Doctor en Psicología y sexólogo. Director del Máster Oficial en Sexología de la UCJC y vicepresidente de la Asociación Estatal "Sexualidad y Discapacidad"; Izaskun Jiménez, Técnica de Igualdad de FEKOOR y apoyo técnico de la Comisión de Mujeres por la Igualdad de la Federación; Javier Bengoa, psicólogo y sexólogo en GORABIDE; y tanto familiares como personas con diversidad funcional.


Siguenos a través de:TwiterFacebookRSS

BUSCADOR AVANZADO

Vocento

Creacion paginas web